Tasa de desempleo llega a 11,2% a nivel País

Tasa de desempleo llega a 11,2% a nivel País

La tasa de desempleo en el país alcanzó la preocupante cifra de 11,2%, lo que refleja un aumento de 4 puntos porcentuales en relación al anterior trimestre móvil.

Esto significa que existen aproximadamente 940.000 personas que en este momento no tienen empleo, afectando la situación de cientos de miles de familias a las que, en plena pandemia, se les hace mucho más difícil obtener recursos para enfrentar la dura situación que se vive.

En el informe entregado para el trimestre móvil Marzo-Mayo, se indica que los sectores más afectados con el derrumbe del empleo han sido el comercio con una disminución de -19,4%, el turismo que presenta una importante caída de -42,4%, y la construcción con una tasa de -23,1%.

La tasa de desocupación en la Región Metropolitana llegó a un alarmante 11,9%, cifras que no se veían en Chile desde Agosto de 2004.

Hasta el trimestre pasado se habían perdido 500.000 empleos, atribuidos a los estallidos de violencia y destrucción en el país por parte de grupos radicalizados de izquierda. El importante aumento para el último trimestre se ha debido, sin lugar a dudas, a la pandemia y las medidas de cuarentena, distanciamiento y cierre de comercio.

VIDEO | Arde Troya ¿El patrón siniestro?

No te pierdas esta nueva emisión de Arde Troya, descubriendo junto a panelistas de gran nivel el rol del Grupo de Puebla y especialmente el ex juez Baltasar Garzón en las movilizaciones violentas que ocurren en España, Estados Unidos, Chile y toda latinoamérica.

Panelistas: Aldo Duque (abogado chileno) – Manuel Zalba (abogado norteamericano) y Sebastián Cristi en la conducción.

Un programa de grata conversación y repleto de información, para que te enteres de todo.

Suscríbete a la notificación de nuestros programas presionando aquí.

Se mantiene cuarentena y se suman San Felipe, Los Andes, Rancagua, Machalí y Curicó

Esta mañana el Gobierno anunció que se mantendrán las cuarentenas vigentes en este momento en las diferentes ciudades a lo largo del territorio, al tiempo que agrega las siguientes ciudades a la medida de confinamiento: San Felipe, Los Andes, Rancagua, Machalí y Curicó.

La medida, que se aplicará a partir del viernes a las 22:00, se mantendrá por lo menos por siete días a contar del mismo día, y las que se encontraban bajo la medida permanecerán con la restricción de desplazamiento por otros siete días.

De este modo, las comunas de Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte, Calama, Valparaíso, Viña del Mar y San Antonio, además de todas las comunas que se encuentran en cuarentena en la Región Metropolitana, mantendrán esta condición para la siguiente semana.

 

TRANSMISIÓN | Democracia y Libertad, especial La Vereda

No te pierdas este programa, cuenta con un panel de primer nivel con exponentes de la política en Chile, España y Estados Unidos.

La discusión gira en torno a como cómo la izquierda ha ido modelando al mundo para instalar agendas progresistas que sólo convienen a su sector, derribando democracias y la propia libertad.

No te pierdas un programa de gran calibre, con Manuel Zalba de España (transmitiendo desde Estados Unidos), Rojo Edwards desde Chile, Paul Sfeir desde Miami y conducido por Sebastián Cristi.

(Suscríbete aquí a nuestro canal para mantenerte enterado y ser notificado para nuevos programas, o presiona sobre el logo azul en la pantalla del video)

Desconfianza: La tercera crisis que vive Chile

Por Enrique Romo

Hace algunos años, Francis Fukuyama escribió su libro titulado Trust, en que resumía, desde su punto de vista, lo que la confianza significaba para los países y las sociedades. En resumen, la confianza, y mejor aún las confianzas, son….TODO. Sin ella o ellas, no pasa nada, es como andar desnudo en las estepas con 25ºC bajo cero: no circula la sangre, se adormece la iniciativa, y el cerebro y órganos vitales dejan de funcionar.

En Chile hemos vivido desde hace tiempo en una situación de falta de confianza, agudizado desde el 18 de octubre del año pasado, en una insurrección donde lo que parecía buscarse era poner en cuestión absolutamente todo en la sociedad, bajando así la confianza en el país a cero o C, paralizando la actividad, la iniciativa e incitando al temor del otro a tal punto que no pudiera haber comunicación y menos negociación inteligente o creación de riqueza. La pandemia vino simplemente a empeorar esa situación de desconfianza, esta vez por ser otro, un posible “peligro letal” de contagio involuntario.

Un tal ambiente, se habría beneficiado con un movimiento de unidad y acuerdo, ayudando un tanto a recobrar un mínimo de confianza y a “descongelar” al país para empezar a trabajar más inteligentemente, pero desgraciadamente, a pesar de la pandemia, la estrategia de algunos sectores de seguir minando las confianzas y “quitando el calor vital” al cuerpo social, no ha disminuido. Por eso no nos debería extrañar ver un pronóstico oscuro y enredado que hace perder las esperanzas a una población vapuleada por los eventos de meses y una economía a la baja producto de políticas inadecuadas de gobiernos anteriores.

La cura para ese mal está en liderazgos efectivos que, en tales circunstancias son vitales en crear un “foco de energía” que haga que los bordes de ese foco inundados de desconfianza, violencia y caos se desdibujen y disminuyan su nefasta influencia lo suficiente para no entorpecer una gestión eficaz hacia un futuro económico más robusto y dinámico.

EEUU, sorpresivamente para algunos, se ha visto afectado por una onda temporal de violencia y destrucción muy parecida a la violencia insurreccional, quizás más enraizada, de Chile. Sufriendo el mismo asedio del virus y también experimentando el mismo nivel de odiosidad de una oposición ultra negativa (nunca ha reconocido una sola cosa buena de la administración) , malevolente (trato de deshabilitar al presidente con mentiras y falsas acusaciones de colusión con Rusia) y caustica (demuestra su odio hacia lo que el presidente valora: la familia, la libertad, la propiedad privada, la Constitución), EEUU parecía condenado a una situación pantanosa como la de Chile que amenazaba su futuro. Sin embargo, la realidad resulta ser muy distinta. EEUU ve hoy con entusiasmo la recuperación del impulso creador en los números de su bolsa y niveles de empleo, no solo sorteando con éxito la pandemia y las vitriólicas críticas de su manejo, sino también superando la negatividad y los impedimentos reales e inventados para una mejor sociedad que la oposición trata de imponer.

Fuera de las diferencias obvias en el nivel de desarrollo de ambos países y del poderío económico de EEUU que Chile simplemente no posee, hay un elemento, sin embargo, que si es esencial entender y que hace la diferencia en la circunstancia de ambos países ante el futuro y la prosperidad. Ese elemento es la capacidad del liderazgo en mantener un foco de energía tal que sea capaz de desdibujar la negatividad de la oposición, la destrucción y nihilismo de los violentistas y los lastres de la epidemia; y siga proyectando un optimismo sin límites y una promesa de despejar la pista para el despegue económico con todos los beneficios de empleo y mayor prosperidad que recaigan en la población afectada tanto por la destrucción y violencia de sus fuentes de ingreso por una parte, y la pandemia, con la paralización e imposibilidad de generarlos.

Esto debería poder reconocerse en nuestro medio: Piñera comenzó su campaña con la idea de un futuro mejor; implicando que la economía seria la marea ascendente que elevaría todas las embarcaciones, repartiendo oportunidades y prosperidad. Para el presidente Trump este tema ha sido constante y presente en todos sus discursos a pesar del sesgo contrario de la prensa, el odio hacia su persona de vastos sectores de la sociedad, y la colusión de sectores de la burocracia y sistema de seguridad para desbaratar su administración. La diferencia hoy es que Piñera -que ha sufrido males similares- en su liderazgo debilitado, abandono ese foco de promesa de prosperidad y no uso la administración para facilitar el desarrollo económico. Mas aun, permitió que las amenazas de violencia e insurrección le quitaran el foco de energía necesario para el progreso económico, reemplazándolo por un mensaje basado en políticas de redistribución y parches a muchas deficientes situaciones como la de las pensiones; y abandono la defensa de las instituciones como fuera el caso de comprometerse (a modo de salvavidas) a una consulta sobre una posible nueva constitución.

Trump, al contrario, nunca cedió ante la insurrección. No se dejó intimidar. No dejo que le quitaran el foco de energía, plantándose firme ante gobernadores y alcaldes de circunscripciones progresistas, exigiendo poner fin a la insurrección, llamándola por su nombre, contrario a lo que hiciera Piñera que categorizara lo que ocurría a fines del 2019, como un descontento social legítimo. Trump también coopero a fondo con los gobernadores progresistas de Nueva York, Nueva Jersey y California, en proveer los materiales necesarios para el manejo de la pandemia y que estos últimos y la administración federal anterior, habían olvidado de procurar. En esto último Pinera no ha fallado y ha sido eficaz, pero si ha evitado hablar de la violencia delictual aun presente, intimidado tal vez por la amenaza de usar la mañosa interpretación de los DDHH en su contra.

Hoy, y a pesar de la pandemia y la violencia destructiva se observa un “estallido” de optimismo en EEUU y sus mercados apuntan a una recuperación clara y cierta, con promesas de un repunte que incluso pudiera superar la prosperidad que existía antes de la pandemia. Trump toma la bandera y sigue animando a las personas a creer en América y a hacerla grande de nuevo. En ningún momento pierde el foco de energía y aun en los peores momentos, ha mantenido la grandeza de su país, de su sistema (perfectible, sin duda) y la confianza en un futuro prometedor para todos.

Piñera por su parte, ha logrado ganar puntos de aprobación en los sondeos, en parte por su adecuada gestión de la crisis sanitaria, pero aun no es capaz de recuperar la bandera de la promesa económica para reponer el foco de energía que desdibuje la negatividad y vitriolo de sus opositores. No ha utilizado la comparación favorable de Chile con relación a sus vecinos, en donde se podría sugerir la grandeza de su sistema (sin duda, perfectible) tanto institucional como económico, y que sirviera para contagiar a la asustada clase media de un orgullo nacional y de un optimismo necesarios que no estén solo basados en promesas vacías. Piñera ha jugado como la selección de antaño, a la defensiva, conformándose con empates, a sabiendas que así no se gana.

Ante tal vacío de liderazgo necesario para la reanimación del país en lo social y principalmente en lo económico, la sociedad en general debe auto inyectarse ese entusiasmo, adoptando el foco de energía que ayude a ver lo posible y no solo dificultades infranqueables. Piñera no parece tener en su persona ese liderazgo ardiente de un Lord Byron en la lucha contra “el turco” para liberal el mundo clásico del yugo Otomano, pero debe encontrarlo en alguna parte. Debe recobrar su fe en el sistema de libre empresa, el único capaz de sacar al país de su letargo y decadencia. Debe diseñar las reformas necesarias, pero no destructivas de lo positivo logrado hasta ahora. Pero lo más importante debe persuadir a la clase media de invertir sus talentos para la creación de riqueza y esmerarse en salir adelante creando la prosperidad perdida, en parte. Pero a la vez, Pinera debe indicar el camino de la organización espontanea de la clase media comprometiéndola a una labor de acudir en ayuda de los más afectados por “las crisis”, haciéndoles ver que no están solos, que el estado no es necesario cuando la gente se entre ayuda. Es el caso de la Fundación Los Lagos en Acción, que representa un esfuerzo enfocado de ayudar y desarrollar de un grupo de individuos interesados en hacer del país algo grande y bueno. Estas soluciones pasan por la articulación de las poblaciones locales en cada región en organizaciones espontaneas (que ya parecen estar operando en varias regiones) que logren poner el foco de energía al centro de sus vidas y desdibujen el mal y la violencia descerebrada que ven a su alrededor y que algunos ya consideran como crónica. Es ese el liderazgo necesario para conseguir ese foco de energía para la creatividad y la creación de un futuro prometedor, donde nunca se pierda la idea que la confianza es el mayor bien que una sociedad pueda darse a si misma si no se descuida y deja que al caos y la mentira se apropien de la misma.

Metropolitana continúa en cuarentena, y se suman Valparaíso y Viña del Mar

La Región Metropolitana continuará en cuarentena, sumándose además seis comunas adicionales: Peñaflor, Melipilla en su zona urbana, Curacaví, San José de Maipo y Til Til. En el norte, se agrega a Pozo Almonte, en la región de Tarapacá, como nueva comuna que entrará en cuarentena a partir de mañana jueves.

Al mismo tiempo el Minsal informó que partir de las 22:00 de mañana, Valparaíso y Viña del Mar también serán objeto de la medida restrictiva.

De este modo, desde el jueves serán 50 las comunas que tendrán cuarentena total. El siguiente es el listado de comunas afectadas:

  1. Santiago
  2. Conchalí
  3. Huechuraba
  4. Independencia
  5. Quilicura
  6. Recoleta
  7. Renca
  8. Las Condes
  9. Lo Barnechea
  10. Providencia
  11. Vitacura
  12. La Reina
  13. Macul
  14. Ñuñoa
  15. Peñalolén
  16. La Florida
  17. La Granja
  18. El Bosque
  19. La Cisterna
  20. La Pintana
  21. San Ramón
  22. Lo Espejo
  23. Pedro Aguirre Cerda
  24. San Joaquín
  25. San Miguel
  26. Cerrillos
  27. Estación Central
  28. Maipú
  29. Cerro Navia
  30. Lo Prado
  31. Pudahuel
  32. Quinta Normal
  33. San Bernardo
  34. Buin
  35. Puente Alto
  36. Lampa
  37. Colina
  38. Padre Hurtado
  39. Iquique
  40. Alto Hospicio
  41. Calama
  42. San Antonio
  43. Pozo Almonte (zona urbana)
  44. Melipilla (zona urbana)
  45. Curacaví (zona urbana)
  46. San José de Maipo (zona urbana)
  47. Til Til (zona urbana)
  48. Valparaíso
  49. Viña del Mar
  50. Peñaflor

 

De Chile a EEUU ¿Qué hay detrás de las sospechas de desestabilizadores foráneos?

por Paul Sfeir – Radio Televisión Marti

Hechos de violencia similares a los ocurridos en Chile, Bolivia, Colombia, Ecuador, se ven ahora en Estados Unidos, Canadá e, incluso, en el Reino Unido.

Según varios analistas y políticos, la agitación repentina y consiguiente desestabilización que se ha producido en países de occidente en los últimos meses parece tener un elemento común: la intervención extranjera.

La serie de protestas y disturbios que iniciaron en Chile el 18 de octubre de 2019, fenómeno también llamado «Estallido Social en Chile», «Chile Despertó», «Crisis en Chile de 2019», y «Revolución de los 30 pesos»,​ corresponden a un conjunto de manifestaciones originadas en la capital, Santiago, y propagadas a todas las regiones del país, con mayor impacto en las principales ciudades.

El detonante, un alza de 30 pesos chilenos (unos 6 centavos de dólar) en la tarifa del tren subterráneo de Santiago.

“En estas semanas hemos visto una ola de violencia, de destrucción, provocada por grupos criminales organizados de distintos orígenes. Yo creo que hoy día hay algo nuevo, distinto a lo que teníamos hace un mes atrás, pero necesito pruebas para poder afirmarlo”. Así, el presidente de Chile Sebastián Piñera se refería por primera vez públicamente a una injerencia extranjera en las protestas que han dejado al país inmerso en la peor crisis social y política desde la llegada de la democracia.

Un manifestante es detenido por la policía antimotines en Viña del Mar, Chile, el 24 de febrero durante las protestas contra el presidente Sebastián Piñera.
Un manifestante es detenido por la policía antimotines en Viña del Mar, Chile, el 24 de febrero durante las protestas contra el presidente Sebastián Piñera.

Sin embargo, desde la primera semana de movilizaciones en octubre de 2019, el Gobierno ya consideraba la posibilidad de que Chile estuviera siendo víctima de un complot internacional, en una lectura que hasta hoy ha quedado en una mera sospecha de conspiración.

Tras la primera semana de manifestaciones, desde el cuerpo de Inteligencia policial hicieron circular un documento que señalaba la participación de ciudadanos venezolanos y cubanos en las acciones violentas que, sobre todo al inicio, acompañaban las protestas pacíficas.

La información fue recogida por el periódico La Tercera de Chile y publicada en su portada. A las pocas horas, el medio decidió rectificar y expresó no haber verificado debidamente los datos: “Reconocemos que fallamos –como equipo periodístico– en contrastar esa información con terceras fuentes que permitieran dar sustento a esos antecedentes. El informe es real, existe, pero no debimos publicar su contenido sin antes corroborarlo”, señaló el medio.

Nunca más se habló del polémico documento, pero la tesis de una posible intervención extranjera en el estallido chileno se ha mantenido dando vueltas hasta hoy en los medios de prensa y políticos de Chile. En estricto rigor, las primeras voces que levantaron esta teoría llegaron desde Venezuela.

El primer día del Estado de Emergencia y de toque de queda en Santiago, el sábado 19, exmiembros del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del país caribeño acusaron al Foro de Sao Paulo, un grupo de partidos y movimientos vinculados al ala izquierdista latinoamericana que se reunió en julio de 2019 en Caracas, de incentivar las manifestaciones en Chile y Ecuador.

El agitado escenario regional fue aprovechado también por el líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, quien denunció que Nicolás Maduro está detrás de las movilizaciones, y que financia diferentes grupos para “infiltrar” las manifestaciones en la región.

Desde España, algunos medios de prensa aportaron su granito para alimentar esa teoría y publicaron que Maduro reunió en una base militar de Caracas a diversos líderes políticos y de “grupos paramilitares” de América Latina para “coordinar planes para la desestabilización del continente”. La prensa chilena lo replicó.

Por ahora, el debate sobre la injerencia extranjera no se ha instalado con demasiada fuerza en la opinión pública chilena, sin embargo, las autoridades expresan de que Chile podría ser uno de los objetivos de un plan continental fraguado en Caracas y con la complicidad de algunos políticos chilenos de ultraizquierda, esto cuando la discusión se asoma en alguna entrevista de cierta notoriedad mediática que aborda el tema del Foro de Sao Paulo o el Grupo de Puebla.

A principios de diciembre, el canciller de Chile, Teodoro Ribera, aseguró que la sospecha por una posible intromisión extranjera se produjo tras detectar un tráfico “desmedido” de internet “desde un país de Europa oriental”. Unas declaraciones que llegaron el día después de que el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, acusara a Cuba y Venezuela de agitar las manifestaciones en Latinoamérica.

Al día siguiente, el canciller Ribera insistió en la idea: “Según informaciones provenientes de Estados Unidos, alrededor del 10% de las comunicaciones por Internet y los tuits enviados desde el 18 de octubre provienen de un país de Europa Oriental y, de ese porcentaje, una gran mayoría estaban orientados a generar desinformación en Chile y otra parte estaba destinada a crear un clima hostil hacia Chile en el extranjero”, aseguró.

El gobierno de Chile hizo llegar al Ministerio Público información que la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) había recabado sobre una posible injerencia extranjera en las acciones violentas del primer período del estallido. “Se entregó información extraordinariamente sofisticada a partir de análisis con tecnologías de big data, con tecnologías de la información”, afirmó el ministro del Interior, Gonzalo Blumel.

El documento presentó un análisis de la actividad registrada en redes sociales durante las revueltas. Se incluyen los principales hashtags, los peaks de conversación y los grupos y comunidades con más influencia. Como dato, destaca que el 31% de los autores de los mensajes está localizado fuera de Chile y distingue, también, a defensores y detractores de las movilizaciones y del gobierno.

El informe asegura que se detectaron usuarios de Venezuela, Argentina, México y España. Sobre los jóvenes que han animado la movilización en las redes dice que son “aficionados al K-Pop” y que, entre ellos, sobresale la cantante chilena Mon Laferte como las más influyente y quien se ha expresado pública y abiertamente como simpatizante de los movimientos subversivos chilenos.

En Ecuador, por su parte, fue detenido un grupo de ciudadanos venezolanos que tenía en su poder las rutas que utilizaba el presidente Lenín Moreno para desplazarse en Quito, reportó la agencia de noticias Telam. También se menciona la participación de venezolanos en actos vandálicos en Santiago de Chile, según informó El Mercurio online.

El diputado chileno Luis Pardo Sainz no dudó en decir en su momento en exclusiva para Radio Televisión Martí que lo que ocurre en Chile es un acto inducido, planeado a través las redes sociales, y con la firme intención de “desafiar el régimen constitucional”.

El diputado Pardo hizo referencia en su momento a ciudadanos venezolanos que habían sido sorprendidos en actos de saqueos y disturbios callejeros, en medio de las manifestaciones en contra de un aumento en los precios del tren subterráneo de Santiago.

“Tiene que ver también con una planificación, con una ejecución bastante coordinada de actos de violencia”, advirtió Pardo. “Como todo lo indica, se trata de una acción muy dirigida, coordinada y concertada para producir caos y desafiar el régimen constitucional”, dijo Pardo.

De forma similar en ese momento se pronunció un legislador venezolano. El diputado a la Asamblea Nacional y al Mercosur por Venezuela, Lawrence Castro, acusó abiertamente la intromisión del régimen venezolano, como parte de un plan pactado en la reciente reunión del Foro de Sao Paulo realizada en Caracas, que supuestamente impulsa el envío de ciudadanos a vecinos del continente con el fin de desestabilizarlos.

Según la representante en Chile del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, la embajadora Guarequena Gutiérrez, la situación está siendo aupada por el régimen de Maduro y por varios personeros del régimen.

Mencionó directamente a Diosdado Cabello, Delcy Rodríguez, María Gabriela Chávez (hija de Hugo Chávez), Tareck El Assaimi y Jorge Arreaza.

El propio Cabello, número dos del régimen venezolano, dijo en su momento que hay pequeñas brisas bolivarianas en la región y se viene un huracán bolivariano. Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo que las brisas bolivarianas no son bienvenidas en este hemisferio.

También condenó la amenaza de exportar malas prácticas y desestabilización, y reiteró que durante años el régimen venezolano, con apoyo de la dictadura cubana, institucionalizó en la región sofisticadas estructuras de cooptación, represión, desestabilización y de propaganda mediática.

Opiniones de dos asesores de seguridad nacional en EEUU

En los acontecimientos que están en curso en EEUU y que tuvieron como detonante la muerte de George Floyd, un afroestadounidense, a manos de un policía que tenía reclamos previos de tratos indebidos con personas de la raza negra, y que ha generado protestas antirracistas en todo el país, e incluso en Canadá y Reino Unido, también se ha detectado la actuación de extranjeros.

La agencia AP informó que el gobierno de Zimbabue mandó llamar al embajador de Estados Unidos en ese país por los comentarios de un funcionario de la Casa Blanca que sugirió que Harare (capital de esa nación africana) se encuentra entre los “adversarios extranjeros” que podrían enfrentar represalias por supuestamente alentar las protestas por la muerte de George Floyd.

El embajador estadounidense Brian Nichols se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Zimbabue para hablar de los comentarios que hizo el domingo pasado el asesor de seguridad nacional Robert O’Brien.

En una entrevista en el programa This Week, del canal ABC, O’Brien sugirió, sin citar ninguna evidencia, que Zimbabue es uno de varios “adversarios extranjeros”, incluidos China y Rusia, que estaban aprovechando las protestas en Estados Unidos para “sembrar discordia y tratar de dañar nuestra democracia”.

“Habrá una respuesta y será proporcional. Nuestros adversarios no se saldrán con la suya de forma gratuita”, agregó O’Brien.

Susan Rice, exasesora del presidente Barack Obama, culpó a “actores extranjeros” de algunas de las violentas protestas que sacudieron las principales ciudades estadounidenses durante el fin de semana, e incluso sugirió que Rusia podría estar involucrada en agitarlos.

“No estoy leyendo la inteligencia hoy, o en estos días, pero según mi experiencia, esto está sacado del libro de jugadas de Rusia“, afirmó Rice, que se desempeñó como asesora de Seguridad Nacional del presidente Obama, en una entrevista con CNN el domingo pasado. “Pero no podemos permitir que los extremistas, los actores extranjeros, (nos) distraigan de los problemas reales que tenemos en este país, que tienen una antigüedad, siglos de antigüedad y deben abordarse de manera responsable”.

El presentador Wolf Blitzer respondió: “Tienes toda la razón en la interferencia extranjera”. Blitzer luego le preguntó a Rice si pensaba que los rusos estaban tratando de “avergonzar” a Estados Unidos al “promover la división racial en nuestro país”.

“Bueno, lo vemos todo el tiempo, lo hemos visto durante años, incluso en las redes sociales donde toman cualquier tema divisivo y doloroso (…) y juegan en ambos lados “, comentó Rice. “No me sorprendería saber que han fomentado a algunos de estos extremistas en ambos lados en las redes sociales (o) que los están financiando de alguna forma”.

En consonancia, el asesor O’Brien indicó que adversarios extranjeros están tratando de explotar las relaciones raciales de Estados Unidos en medio de protestas por la muerte de George Floyd en Minneapolis.

“Hoy he visto una serie de tuits de China (donde expresan) que están disfrutando y regocijándose en lo que están viendo aquí”, declaró O’Brien el domingo pasado en el espacio This Week, de ABC.

El presentador George Stephanopoulos, de ABC, le preguntó a O’Brien sobre un tuit del senador Marco Rubio (R-FL) que señala que las cuentas de redes sociales vinculadas a “al menos 3 adversarios extranjeros” están “alimentando y promoviendo activamente la violencia y la confrontación desde múltiples ángulos”.

O’Brien respondió que el senador está “100 por ciento correcto” de que los adversarios extranjeros tratarán de “aprovechar esta crisis para crear discordia y tratar de dañar nuestra democracia”.

Agregó que Estados Unidos no permitirá que eso suceda.

“Y quiero decirles a nuestros adversarios extranjeros, ya sea Zimbabue o China, que la diferencia entre nosotros y ustedes es que ese oficial que mató a George Floyd, será investigado y será procesado y recibirá un juicio justo”, agregó O’Brien. “A los estadounidenses que quieran salir y protestar pacíficamente, se les permitirá buscar reparación de parte de su gobierno. No van a ser encarcelados por protestas pacíficas”.

La administración del presidente Donald Trump también ha atribuido actos de violencia en las protestas a grupos de extrema izquierda como Antifa.

Ex presidente español Rodríguez Zapatero y Grupo de Puebla estarían tras la violencia en América

De acuerdo a los antecedentes recabados, y tras un audio filtrado desde una reunión del Grupo de Puebla que reúne a la izquierda internacional, el ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero se encontraría tras la planificación de los ataques y organización de acciones violentas en Latinoamérica y Estados Unidos durante los últimos meses.

La ola de desestabilización de regímenes democráticos en la región  comenzó con Chile el 18 de Octubre y luego se propagó a otros países como Colombia para terminar, en medio de la crisis por el Covid-19, afectando con acciones muy similares a la democracia en Estados Unidos donde, además se replican símbolos utilizados en Chile como el “perro matapacos”, banderas mapuches, alusiones al estallido de violencia en Chile, ataque a policías, destrucción de monumentos, incendio de iglesias, saqueos, robos de supermercados y tiendas, etc.

En las reuniones efectuadas por el Grupo de Puebla se congregan diversas personalidades de la izquierda internacional, y en ella participan además diversos políticos chilenos como José Miguel Insulza, Marco Enriquez Ominami, Esteban Silva Cuadra y diversos referentes del Frente Amplio, algunos de ellos que viajaron recientemente a Estados Unidos para reunirse con dirigentes izquierdistas en ese país. Además, en la última convocatoria de esta organización el actual presidente de Argentina también tuvo una participación polémica al insinuar que era hora que la izquierda Chilena recuperara el poder, criticando al gobierno de Sebastián Piñera.

En su participación del 15 de Mayo recién pasado, Rodríguez Zapatero insistía en la necesidad de “colocar a Estados Unidos en una situación imposible”, destacando que es necesario monitorear cuál sería en efecto político y social en el país del Norte tras las acciones de la izquierda, con el objetivo de dar la vuelta al concepto de “American First” esbozado como emblema por el presidente Donald Trump.

La grabación que involucra al Grupo de Puebla completo se inserta dentro de una noticia publicada por Paul Sfeir para Radio Televisión Martí, en Miami:

AUDIO Completo:

José Luis Rodriguez Zapatero tras violencia en América

En el audio se recogen impresiones de políticos españoles acerca de la gravedad de estos hechos.

Video con las declaraciones del ex mandatario español:

VIDEO | Revive Arde Troya: “USA Al Rojo”

No te pierdas esta edición de Arde Troya en la que junto a Rojo Edwards y Pedro Pool analizamos en una encendida conversación lo que está pasando en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd.

¿Hay similitudes con lo ocurrido en Chile tras el 18 de Octubre de 2019? ¿Está la izquierda internacional tras todos estos movimientos de violencia?

Conducción: Jorge García y Sebastián Cristi

Coméntalo y suscríbete a nuestro canal!

Carta de Enrique Romo reclamando a TVN

CARTA AL DIRECTOR

Señores TVN 24 horas:

Tengo que expresar mi disgusto con el nivel de desinformación y parcialidad que han utilizado en cubrir los eventos en EEUU, luego del terrible asesinato del Señor George Floyd. Su reporteo adolece de una falta significativa de balance periodístico. Hay cientos de lideres de la comunidad negra que ofrecen una versión muy distinta a la imagen que Uds presentan. No solo eso, son negligentes en no presentar el punto de vista de aquellos que han visto sus negocios destruidos y vandalizados (que son muchos), y tampoco han hecho hincapié en el peligro que las manifestaciones tienen en el contexto actual de la epidemia del Covid-19.

Creo que el sesgo editorial es muy grande, la imprecisión en el reporteo es francamente alarmante y lo más importante, pareciera ser que sus profesionales gozaran de poder culpar al presidente Trump de estos hechos, quien ha reaccionado con una actitud de buscar justicia (desplegar al departamento de justicia y al FBI para que investigue a fondo) y de poner orden ante el saqueo y vandalismo observado, que son las cosas que un mandatario está llamado a hacer por obligación constitucional.

Se exhibe en todo esto una ignorancia supina al no entender la naturaleza federal de ese país ni tampoco de ver como la conducción tanto de la pandemia como de los hechos post homicidio Floyd, por parte de los estados dirigidos por gobernadores demócratas, ha sido la mas deficiente e ineficaz, mientras que al mismo tiempo se realzan las voces de oposición como la del Senador Schumer, un senador que si no fuera por su participación negativa y obstruccionista, no tendría nada que aportar. La conducción del gobernador del estado de NY, Andrew Cuomo y la total incompetencia del alcalde de Nueva York, Blasio, son materia de reportaje serio ya que su incompetencia no solo ha hecho que Nueva York sea el “epicentro” de la pandemia, sino también de las manifestaciones mas violentas y vandálicas.

Esto NO es casual, pero Uds. ni siquiera rascan la superficie de este asunto. Por ejemplo ¿sabían que Blasio, al comienzo de la pandemia, disminuyó el numero de trenes del Subway, haciendo que hubiera mas hacinamiento en los mismos y por ende mas posibilidades de contagio, cosa que sucedio? Y ¿dónde estaba entonces el informe de 24hrs? Nowhere! Señores, han sido negligentes y no han hecho su trabajo. Son un organismo de noticias. Pues bien, dennos las noticias de manera mínimamente objetiva, no sesgada.

No tengo esperanzas que Uds. escuchen lo que digo y que lo traten con la consideración que se merece. Desgraciadamente el periodismo que se practica en su casa, como en los medios chilenos en general es la practica política del progresismo, por otros medios, fingiendo seriedad y objetividad. En eso están a la par de los desgraciados medios americanos. Y Uds, están conectados con ellos.

Un ejemplo para esto es citar a Jimmy Fallon, un payaso para todo efecto práctico. Un militante demócrata anti Trump, que no pierde ocasión en una crisis para ser mas sesgado y cínico. No señores, esas NO son fuentes. Por qué no contactar a la sobrina de Martin Luther King, que es una verdadera líder de los derechos civiles y representante de la comunidad negra, o… a intelectuales informados y serios como Thomas Sowell o Victor Davis Hanson, que entienden lo que EEUU es, y por lo que esta pasando… ¿Por que no?

Enrique Romo

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol