Jue. Dic 8th, 2022

La nube es una red de servicios conectados en internet. Su existencia en el espacio digital le permite almacenar, procesar y acceder a datos y programas. Los que son usados para optimizar el manejo de comercios.

A pesar de su popularidad, la nube sigue siendo un concepto ajeno para muchos. Su nombre puede considerarse como una metáfora de internet, una representación de los servicios interconectados que permite la web.

Google Drive es un ejemplo cotidiano de la nube. Este sistema le da a los usuarios la posibilidad de guardar fotos, videos y documentos en un solo lugar. Además de poder editarlos y visitarlos en distintos dispositivos como computadores o celulares.

La computación en la nube se caracteriza por el almacenamiento de datos, pero no se limita a este. También permite crear aplicaciones y softwares innovadores que procesan esta información para darle nuevos usos. Esto se conoce como Saas (Software-as-a-service).

Este servicio informático se destaca por ofrecer opciones rápidas y seguras que mejoran el funcionamiento de las empresas. Aquí te dejamos 5 usos para tu empresa.

Respalda y organiza tu información

Un negocio acumula información importante sobre su administración, trabajadores, transacciones y clientes. Antes significaba tener papeles y carpetas, luego se convirtió en llenar uno o varios discos duros.

 

La nube ofrece un sistema centralizado con un acceso fácil y seguro. Siguiendo el ejemplo de Google Drive, este permite ordenar cada área en carpetas digitales. Estas pueden ser actualizadas constantemente, al igual que la capacidad de almacenamiento del sistema.

Mejora el servicio al cliente

El respaldo de las transacciones permite crear una base de datos sobre la clientela. La nube es compatible con funciones para la recolección y análisis de información.

 

Cuando los consumidores adquieren un producto o servicio dejan datos sobre sus favoritos, los horarios que prefieren e incluso sobre sí mismos. Esto facilita el trabajo de las áreas de marketing y servicio al cliente porque pueden estudiar el comportamiento de los clientes y mejorar su experiencia.

Trabaja a la distancia

La pandemia popularizó el trabajo fuera de los establecimientos. Google Meets, Zoom y Teams son plataformas para reunirse con compañeros de trabajo que funcionan en la nube.

 

La flexibilidad de la nube permite que existan las oficinas virtuales. Estas son accesibles desde cualquier parte mientras se tenga conexión a internet. Por lo que los negocios ya no deben invertir en grandes espacios físicos, sino aprovechar los espacios digitales.

Favorece la comunicación y colaboración del equipo

Si tu negocio tiene a dos o más empleados trabajando en el mismo proyecto, la colaboración es clave para la productividad. La nube permite que varias personas accedan los mismos documentos a la vez.

 

Sumando las reuniones en línea, esto permite que el trabajo en conjunto sea más rápido, eficiente y transparente. Debido a que los trabajadores no están limitados a una zona geográfica, también favorece la diversidad de experiencias e ideas.

Incorpora nuevas herramientas

El mayor beneficio de la nube es que las oportunidades que ofrece siempre estarán en crecimiento. Como internet es la base del servicio, suele ser compatible con otras soluciones tecnológicas que salen al mercado.

Por ejemplo, los software para barberías recopilan los datos de las transacciones para luego distribuir el dinero a sus trabajadores. Esto incorpora una agenda digital. Por otro lado, los restaurantes usan el sistema point-of-sale (POS) que mezcla una base en la nube con objetos físicos, como la máquina para tarjetas o pantallas táctiles de atención.

Integrar la nube a tu negocio prueba ser beneficioso para empleados y clientes por igual. Por lo que tiene un impacto positivo en la productividad y los ingresos. Este servicio no solo ayudará a reducir costos, sino que permite que grandes comercios y micro emprendimientos puedan competir entre sí.

Hazte miembro de nuestra Red apoyando a La Vereda