Lun. Jun 5th, 2023

Luego de casi seis años de tramitación en el Parlamento, finalmente hace algunos días uno de los proyectos más emblemáticos del Gobierno del Presidente Gabriel Boric vio la luz. Esto porque la Cámara de Diputados despachó a ley la iniciativa que reduce la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, lo que significa que de forma gradual las empresas tendrán que ir disminuyendo los horarios de trabajo hasta llegar a 40 horas al quinto año de ejecución de la normativa.

Sin embargo, mientras para la mayoría de los trabajadores esta nueva ley es motivo de alegría, por otro lado, para los empleadores es sinónimo de preocupación e inquietud, ya que para muchas pymes podría significar una disminución en su producción y mayores gastos. De todos modos, para el abogado experto en negociación y resolución de conflictos, Francisco Pereira, CEO de Negociar, las claves para realizar una correcta implementación de esta iniciativa son dos: un buen diálogo con los trabajadores y estar atentos a la productividad.

Además, para el también certificado en programas de Negociación en el MIT y la U. de Harvard, esta nueva ley sí podría significar a las compañías tener que incurrir en una inyección de recursos, ya que se van a tener que cubrir las horas de trabajo no trabajadas con otros empleados.

 

– ¿Cuáles son las claves que deben conocer las pymes para entender esta nueva ley?

Para las empresas y pymes esta nueva ley, desde que se inició su discusión hace seis años, fue una iniciativa que surgió con mucha preocupación porque el proyecto original apuntaba que las 40 horas se aplicaran inmediatamente, entonces, ante esa preocupación es que surge la idea de que sea gradual para proteger especialmente a las pymes, e incorporar componentes de flexibilidad. En ese sentido, es importante señalar dos puntos que son claves para entender esta ley: la gradualidad y flexibilidad.

En ese sentido, se debe tener claro que un año después de su entrada en vigencia, la jornada laboral se debe reducir de 45 a 44 horas semanales; tres años después de la entrada en vigencia, se reducirá a 42 horas; y 5 años después de la entrada en vigencia, se reducirá a 40 horas.

El gran problema de esta ley, o el gran problema de este tipo de leyes, es que Chile es un país muy poco productivo, los trabajadores chilenos son muy pocos productivos, por lo que es evidente que habrá un impacto en la productividad, y ese impacto afecta principalmente a las pymes, donde es gravitante la productividad de una persona por sobre otra. Si tienes 100 trabajadores se diluye la falta de productividad, pero si tienes dos y los dos son poco productivos, está todo mal.

– ¿Cuáles son los principales consejos para implementar de buena forma esta normativa?

Los principales consejos para implementar de buena forma esta normativa es que la base de todos los beneficios, del 4 × 3, beneficios relacionados a quienes cuidan a menores de 12 años o adultos mayores, el de la flexibilidad horaria de entrada y salida, el de cambiar horas extras por días de descanso (máximo cinco días al año), y también el promediar 40 horas semanales, todos esos beneficios para poder implementarlos se debe llegar a un acuerdo con el trabajador. Entonces, el primer consejo para implementar estos beneficios de buena forma es el diálogo con los empleados. Particularmente el beneficio del promedio de 40 horas semanales, y para llegar a acuerdo se debe negociar porque debe ser autorizado por el sindicato. Se debe conversar, dialogar y negociar para llegar a acuerdos.

– ¿Qué se debe evitar?

Dos cosas, se deben evitar las imposiciones, porque todo lo que se haga se debe hacer con acuerdos, nadie puede imponer y particularmente las empresas deben tener mucho cuidado en tratar de imponer las medidas, porque todas se deben lograr llegando a acuerdos. Lo segundo que se debe evitar, es que no se deben llegar a acuerdos de manera rápida. Por ejemplo, cuando se acuerde algo con un trabajador siempre se debe pensar en cómo operará en la práctica. Como esto es nuevo y estas lógicas de flexibilidad son nuevas, es muy fácil decirle a un trabajador que se le acepta el 4 × 3, pero cuando se pone en la práctica puede perjudicar a la empresa, entonces, para eso se debe evitar llegar a acuerdos rápidos, sin pensar y sin tener a la vista cómo operará en la práctica.

– ¿Esta nueva normativa obliga a las pymes a gastar más recursos?

Directamente no se deben gastar más recursos, la ley no te obliga a gastar más dinero, pero indirectamente sí, porque se van a tener que cubrir las horas de trabajo no trabajadas con otro empleado, salvo que esas horas nunca las hayas debido pagar, que eran horas que no se necesitaban, pero si partimos de la base de que esas horas sí debían ser trabajadas y nadie las trabaja, se deberán cubrir con otro empleado.

– ¿A qué debo estar atento?

Se debe estar muy atentos a cómo evoluciona la productividad de tu empresa. Si aún no tienes manera de medir la productividad, debes buscar la forma de medirla. Si se tiene cómo medir, excelente, porque no se debe perder de vista cómo afecta esta nueva cantidad de horas a la productividad de la empresa. Se debe ir observando cómo se va moviendo el ciclo vital de la empresa, si es que disminuye mucho la productividad, si es que aumenta, etc.

Hazte miembro de nuestra Red apoyando a La Vereda