Mar. Jul 5th, 2022
  • El legislador, integrante de la Comisión de Salud, analizó las cifras entregadas por el Instituto de Salud Pública (ISP) hasta el 31 de marzo, las que reflejan una baja de un 25% en relación con años anteriores, aún cuando se estaba en plena pandemia.

 

Con preocupación ve el diputado por el Partido Republicano, Agustín Romero la situación actual de la donación de órganos, la que -según cifras del ISP- registra una baja a nivel nacional de un 25% en comparación con años anteriores.

 

De acuerdo al informe de la institución, hasta el 31 de marzo de 2022 han sido trasplantados 80 pacientes con 83 órganos. Al proyectar esta cifra a la cantidad de donaciones de órganos por año el resultado es un 25% menos en relación a dos años inmediatamente anteriores, que por lo demás fueron los años más difíciles de la pandemia.

 

Adicionalmente de acuerdo al mismo informe, en el mes de marzo se encuentran en lista de espera 1789 pacientes para trasplante renal con donante cadavérico, 175 pacientes para trasplante hepático, 16 pacientes para trasplante de corazón, 49 pacientes para trasplante de pulmón y 28 pacientes en espera de trasplante de páncreas o páncreas riñón.

 

En el caso de pacientes a la espera de trasplante hepático, el año pasado a la misma fecha existían 146 pacientes en espera para trasplante hepático, es decir, hay 29 personas más que el año pasado esperando por un órgano. Mientras que en pacientes a la espera de trasplante de pulmón existe un aumento de 18 pacientes más que el año pasado.

 

Ante las cifras, el diputado Romero expresó que “nos preocupa la caída que se está registrando en cuanto a la caída en la donación y trasplante de órganos en el país, porque es un tema del que hay que estar constantemente ocupados. Hasta la fecha, no hemos visto ningún esfuerzo del actual gobierno por impulsar la donación”.

 

El parlamentario, quien además es integrante de la Comisión de Salud, denunció que “hemos tomado conocimiento de que existiría la disposición ministerial de limitar, por parte de la Subsecretaría de Redes Asistenciales el financiamiento para trasplantes de órganos entre vivos para personas adultas, disposición que resulta a todas luces discriminatoria porque la misma se permite en pacientes suscritos al sistema privado de salud y para pacientes pediátricos independiente de cuál sea su previsión. De ser cierto lo anterior, nos parece muy grave”.

 

El legislador explicó que por esta razón se solicitó información al Ministerio de Salud a través de un oficio, para que se informe a la comisión de salud de la Cámara respecto de la cantidad de trasplantes realizados, acerca de las políticas adoptadas por la cartera para hacer frente al aumento de listas de espera de trasplantes en relación al mes de marzo del año pasado y, finalmente, la cantidad de donación de órganos de pacientes vivos en relación a los trasplantes de riñón, en el caso adultos que se no se encuentren afiliados a FONASA.