Jue. Dic 8th, 2022

Durante los últimos meses han salido a la luz graves casos de bullying en todo el mundo. Desde la Academia Digital de Psicología y Aprendizaje señalan los efectos negativos que puede ocasionar esta práctica sobre los más pequeños.

Hace muy poco se conoció el caso de un padre que ingresó a un colegio en Maipú para agredir a un estudiante de séptimo básico que le había hecho bullying a su hija, acción que fue ampliamente reprochada en redes sociales.

 

Pero fuera de la indebida acción que llevó a cabo este hombre, el problema de fondo es el increíble aumento de casos de bullying en el mundo, los cuales han tenido diferentes grados de violencia y en su mayoría ocurren dentro de un ambiente escolar.

 

Según publica la UNESCO, actualmente más del 30% de los alumnos de todo el mundo ha sufrido algún tipo de violencia al interior de escuela, la que va desde acciones del tipo psicológicas, a actos más graves como golpes o heridas con armas blancas.

 

No obstante, el bullying también puede suceder fuera de ambientes escolares, como sucedió recientemente con un niño de seis años que fue atacado por su vecino de ocho en Estados Unidos, quien le lanzó una pelota en llamas al rostro y lo dejó con varias quemaduras graves.

 

Esto, obviamente dejará a este pequeño con secuelas físicas muy graves, pero también lo marcará de por vida a nivel psicológico.

 

Las consecuencias del bullying explicadas por ADIPA

La Academia Digital de Psicología y Aprendizaje (ADIPA), es una plataforma de cursos online para psicólogos fundada el año pasado. En un Instagram Live que realizaron hace muy poco, Jennyfer Araya, psicóloga clínica y magíster en Psicología Infanto-Juvenil en Contexto Escolar, comentó los alcances del bullying en niños y adolescentes.

 

Dentro de las consecuencias que pueden tener actos de violencia psicológica y física en los niños, la especialista mencionó que el estrés, la desmotivación, el ausentismo e incluso efectos negativos en el rendimiento escolar por estrés postraumático, son los principales.

 

No obstante, la docente de ADIPA también agregó que no solo los niños que sufren de bullying son las víctimas: “Los niños y jóvenes que cometen un acto de acoso, también son víctimas. No podemos olvidar que el agresor puede estar sumergido en un ambiente familiar o social complejo, por lo que estigmatizar o culpar sin un correcto acompañamiento, sería un error gravísimo”, explica.

¿Cómo es posible abordar este problema?

Según señala Jennyfer Araya, el bullying escolar, que puede ser del tipo físico, psicológico, verbal, social y digital (ciberbullying), debe ser abordado con la ayuda de diferentes actores de la comunidad educativa.

 

En este sentido, el núcleo familiar debe preocuparse de mantener una comunicación adecuada con niños y adolescentes, para evitar que sean victimarios y sepan qué hacer cuando son víctimas.

 

Por otro lado, los docentes también deben estar capacitados para interferir en este tipo de problemas, sabiendo escuchar a los estudiantes, integrando planes de prevención y motivando la empatía entre los compañeros.

 

Por último, la misma escuela juega un rol muy importante, ya que debe disponer de un reglamento interno que entregue a sus docentes y apoderados las guías para saber cómo actuar en este tipo de situaciones de violencia. Puedes revisar todo el instagram live en las redes sociales de @adipa.cl.

Hazte miembro de nuestra Red apoyando a La Vereda