Lun. Sep 26th, 2022
  • La iniciativa liderada por Stephan Schubert (PRep) busca que dentro de los deberes de los profesionales y asistentes de la educación se incluya hacer un uso correcto del lenguaje, especialmente en la comunicación y enseñanza de los estudiantes.

En el último tiempo ha sido parte del debate público el uso del denominado “lenguaje inclusivo”, que busca que se utilicen términos de género neutro, tales como “e”, “x” o “@” para algunas palabras o pronombres. Inclusive, autoridades y ministros de Estado han hecho uso de estas expresiones en sus discursos, lo que
ha generado diversas reacciones, ya que la Real Academia Española (RAE) rechazó estas modificaciones, debido a que “son ajenas a la morfología del español”.

En este sentido, el parlamentario e integrante de la Comisión de Educación, Stephan Schubert, presentó un proyecto de ley para prohibir el uso de estas expresiones en los espacios educativos, con el objetivo de consagrar el derecho que tienen los estudiantes de recibir una educación exenta de proselitismo y sesgo ideológico.

En América Latina, recientemente el gobierno de Buenos Aires decretó la prohibición de estas expresiones en los colegios públicos y privados. Asimismo, en Perú se presentó un proyecto de ley que intenta prohibir la alteración de la gramática, la lingüística y el enfoque de género en el sistema educativo nacional, en aras de garantizar el correcto uso del lenguaje, y en salvaguarda de la integridad psicológica de la niñez.

“El uso correcto, oportuno y adecuado de la lengua castellana viene a constituirse no sólo como un deber de los docentes sino también como un derecho de los padres y apoderados de que la enseñanza de sus hijos no sea enturbiada con cualquier tipo de aberraciones lingüísticas que pueden hacer mella en el aprendizaje de los niños chilenos, es por eso que presentamos esta iniciativa”, sostuvo Schubert.

Su par de bancada, Benjamín Moreno, explicó que “junto a diputados de diversas Bancadas hemos presentado un proyecto  de ley que busca regular el uso del mal llamado lenguaje inclusivo, no me refiero al lenguaje de señas o el braille, me refiero precisamente a ese lenguaje que desde la ideología trata de cambiar la forma en que nos comunicamos y comienza desde pequeños a ideologizar a nuestros niños y jóvenes. Es muy importante que durante el proceso educativo, sin importar el lugar, la latitud, o la escuela donde se está enseñando, se use correctamente el castellano. Es por eso que hemos ingresado una reforma para que este uso correcto del castellano ya no sea simplemente una opción, sino que sea una obligación”.

Mientras, la diputada Francesca Muñoz (RN) indicó que “hay que tener presente que el lenguaje es de las primeras instancias de aprendizaje y es fundamental que a nuestros niños se le enseñe respectando la gramática, lingüística y fonética correcta para así no traer confusión a los niños, cuando se utilizan símbolos sin sonidos como el @ o la innecesaria repetición de palabras en los discursos o textos. Valoro este proyecto ya que los padres y participes de los procesos educativos me han manifestado que se  debe proteger a los niños de este lenguaje con fuerte carga ideológica”.

 

“Después de ver las cifras del ausentismo escolar y de haberse truncado el aprendizaje de nuestros escolares por años tras la pandemia, me sumo a este proyecto. Principalmente, para consagrar el derecho de los niños a recibir una educación de calidad. Los primeros años escolares son fundamentales a nivel cognitivo y de aprendizaje. Estos son los años en los que estamos forjando el futuro de nuestros hijos y, por ende, no vamos a permitir que ese proceso se vea afectado por el mal uso del lenguaje”, indicó el diputado RN, Hotuiti Teao.

Por su parte, el diputado Gaspar Rivas (PDG) dijo que “estamos enfrentando una batalla cultural y no estamos dispuestos a ceder territorio a una herramienta política que lo que busca es adaptar el idioma castellano al relato de la izquierda progresista. Los idiomas son organismos vivos, pero van cambiando con el tiempo a través de la utilización de los propios hablantes, no a través de la imposición de construcciones creadas por élites socioculturales”.

Cabe mencionar que el año pasado, Francia prohibió el “lenguaje inclusivo” en la educación nacional al estimar que “constituye un obstáculo para la lectura y la comprensión de la escritura”. Y en la región, el gobierno de Buenos Aires decretó la prohibición de estas expresiones en los colegios públicos y privados, asimismo, en Perú se presentó un proyecto de ley que intenta prohibir la alteración de la gramática, la lingüística y el enfoque de género en el sistema educativo nacional.

La iniciativa presentada por los congresistas de la bancada republicana, Stephan Schubert y Benjamín Moreno, busca que se modifique la Ley General de Educación para incluir dentro de los deberes de los profesionales de educación y los asistentes de educación el correcto uso del lenguaje y con ello prohibir todo tipo de alteraciones gramaticales y fonéticas que desnaturalizan el idioma castellano dentro de la enseñanza oficial reconocida por el Estado.

Hazte miembro de nuestra Red apoyando a La Vereda