24 septiembre 2021

Violencia y 1 muerto en manifestaciones del 3 de Julio

Anuncio

Durante las últimas semanas, políticos del Frente Amplio y del Partido Comunista se han empeñado en denostar el trabajo realizado por el Gobierno en torno al manejo de la pandemia. En ese escenario, han estado llamando para que los mismos violentistas que se empeñaron en destruir a partir del 18 de Octubre mobiliario, bienes públicos y privados, y fuentes de empleo, salgan nuevamente a las calles a protestar “por la situación económica que vive el país producto de la forma en que el Gobierno ha manejado la pandemia”.

Estos llamados comenzaron a replicarse en las redes sociales, con fuertes consignas y llamados a destruir lo que aun quedaba en pie “por la dignidad del pueblo”.

Y no faltaron quienes, en las fechas establecidas en la numerosa panfletería (2 y 3 de Julio) que ha circulado, aun creen que destruyendo construyen.

En plena cuarentena, el día viernes cientos de violentistas salieron nuevamente a las calles sin importarles las medidas establecidas por la autoridad en cuanto a distanciamiento, uso de mascarillas, etc. Las manifestaciones, nuevamente, no fueron pacíficas.

El primer hecho violento se dio en la icónica Villa Francia, lugar que a estas alturas debiese contar con un fuerte contingente policial o militar permanente para evitar el daño que varias de las personas que viven en ese lugar provocan en cada fecha emblemática para la izquierda. Se trató esta vez de la detención por la fuerza el primer bus eléctrico que recorría las calles de Santiago, a cuyo chofer se le hizo descender para luego quemar la máquina ante la mirada incrédula de decenas de personas que observaban desde la distancia la insana acción que llevaban a cabo encapuchados que dicen “defender al pueblo”, quemando y destruyendo lo que es para “el pueblo”.

Sin embargo no fue el único lugar en el que se desarrollaron violentos enfrentamientos con la policía. En sectores de Melipilla, Peñalolén y Pudahuel los disturbios se mantuvieron durante varias horas, con barricadas y ataques a Carabineros con bombas molotov.

Tras la jornada, Carabineros informó acerca de la detención de nueve personas en medio de los enfrentamientos, la mayoría de ellos por desórdenes y barricadas, y algunos por no contar con autorización para desplazarse por la vía pública en medio de la cuarentena.

Muerte de un activista

El hecho más grave se produjo en Melipilla, cuando en medio de los disturbios uno de los activistas que participaban activamente en la colocación de barricadas recibió un disparo cuya procedencia aun no se determina, aunque la información preliminar indica que habría sido efectuado por otro de los manifestantes presentes en el lugar.

Esta persona fue llevada por sus compañeros al hospital de Melipilla a bordo de un taxi, donde se constató el fallecimiento producto de la bala recibida.

Los peritajes para determinar la procedencia del disparo se encuentran en manos del OS9 y SIP de Carabineros, por mandato de la Fiscalía.

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol