¿Vender, comprar o arrendar?

Anuncio
  • El empresario inmobiliario Enzo Langer aseguró que la alternativa inmobiliaria adecuada varía para cada familia según sus características propias.

 

Las certezas que teníamos antes del Covid-19 ahora se transformaron en interrogantes. La crisis provocada por la pandemia nos ha producido un montón de inseguridades y a la hora de tomar una decisión, cuesta el doble analizar los riesgos y beneficios.

 

En este sentido, poder acceder a la experiencia de un empresario curtido en los avatares del mercado inmobiliario, puede ser la mejor manera de aclarar dudas sobre los pasos a seguir respecto a nuestros bienes inmuebles y proyectos asociados a ello. Hablamos con el destacado experto inmobiliario Enzo Langer, quien escuchó atentamente y opinó respecto a un montón de preguntas que hoy por hoy se pasean por la mente de muchas personas: ¿Es este un buen momento para comprar? ¿Debería vender mi casa y hacer caja rápidamente? ¿Arrendar puede ser una solución para evitar endeudarme?

 

De partida, Enzo Langer comentó que el mercado inmobiliario actualmente atraviesa una etapa difícil ya que producto de la crisis sanitaria provocada por el COVID─19 las ventas de inmuebles cayeron a un nivel sólo comparable a lo visto con la crisis de 2009.

 

Además, el experto explicó que, para cada grupo familiar, dependiendo de sus características, liquidez financiera y ahorros, la alternativa en el caso de compra, venta o arriendo de propiedad varía considerablemente. Sobre todo porque no se sabe cómo variará la tendencia inmobiliaria cuando pase esta crisis.

 

En este sentido, comentó que, según los últimos estudios realizados por la Cámara Chilena de la Construcción, el precio de los arriendos de viviendas en Santiago, disminuyó un 8 % respecto a igual mes del año anterior, como efecto del COVID─19, situación que debiera replicarse en otras ciudades también afectadas fuertemente por el virus como Chillán y Temuco. Bajo esta premisa, Enzo Langer señaló que “el arriendo de propiedades está siendo una alternativa interesante para algunas familias, porque les evita el temor de endeudarse con un crédito que no tienen certezas de poder pagar”.

 

No poder cumplir

El temor de no poder cumplir con sus obligaciones financieras, también ha producido que muchos arrendatarios dejen la propiedad que habitan para buscar un arriendo menor, acorde a su nueva situación. Eso le ocurrió a Marlene Gracia, dueña de una casa en Cajón del Maipo, quien recibió la propiedad de sus arrendatarios, luego que la crisis del COVID─19 dejara sin empleo a uno de ellos. “Su situación económica cambió de un momento a otro y decidieron cortar por lo sano y entregarme la propiedad antes que endeudarse”, comenta la joven.

 

Enzo Langer comentó que bajo esta perspectiva, el mejor camino que se puede tomar es reducir al mínimo los gastos fijos de la familia, recurrir a los ahorros en caso de tenerlos y analizar cuidadosamente las decisiones a tomar.

 

Eso es precisamente lo que está haciendo el estudiante universitario Nicolás Antivilo, quien vive en la casa su abuelita en Viña del Mar, mientras espera reunir el dinero suficiente para arrendar un departamento junto a un grupo de compañeros. “He visto que los precios de los arriendos han bajado bastante y espero que esa situación se mantenga porque a mí y mis compañeros nos permitirá arrendar sin problemas”, expresó.

 

A juicio de Langer, sea que se use el dinero que se tiene para comprar o arrendar, o se opte por vender una propiedad, “ninguna decisión de esa naturaleza debe tomarse a la ligera porque afectará fuertemente tanto el estilo, como la forma de vida de una persona o familia”.

 

Actualmente, los precios de arriendo de departamentos en Santiago, fluctúan entre los $ 260.000 pesos y los $560.000 pesos. En tanto, en Viña del Mar el precio de los departamentos varía entre $265.000 pesos y $550.000 pesos.

Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*