23 octubre 2021

Una luz de esperanza para el Coronavirus (Parte 1)

Anuncio


Los científicos de todo el mundo están en una loca carrera en búsqueda de la cura para el Covid-19. Vacunas, medicamentos e incluso hábitos y suplementos alimenticios son parte del estudio en el combate de la enfermedad.

Vacunas:

Una vez descifrada por científicos chinos la secuencia genética del Covid-19 (SARS-CoV-2) se observó la similitud de la proteína de la membrana del virus, llamada Spike, con la de una variedad de coronavirus ya conocida en el 2002, el SARS-CoV-1, razón por la cual se han podido usar estos conocimientos previos en el desarrollo y experimentación de esta nueva vacuna.

Serían 5 las vacunas en un estado experimental más avanzado, según datos de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la CEPI (Coalición para la Innovación en Preparación para Epidemias).

1. mRNA-1273: Desarrollada en EEUU, por la empresa biotecnológica Moderna Therapeutics en cooperación con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) , fue la primera vacuna probada en humanos. La vacuna contiene un código genético inocuo copiado del ARN del virus. Se espera que este pequeño segmento de secuencia genética induzca a las células del huésped a sintetizar la proteína Spike y con esto se active el sistema inmune del cuerpo para combatir la infección. El estudio se está realizando en 45 personas cuyos resultados pudieran estar en diciembre del 2020.

2. Ad5-nCoV: Desarrollada en China, por la empresa CanSino Biologics Inc y el Instituto de Biotecnología de Beijing. Esta vacuna consiste en un virus recombinante en donde se utiliza como vector una versión sin capacidad de réplica del adenovirus 5 (común en resfríos). En el ADN de este adenovirus inocuo se inserta el gen de la proteína Spike con el fin de provocar, una vez dentro de las células infectadas, la producción de su propia vacuna. El estudio se está realizando en 108 personas y se esperan los resultados para diciembre del 2020.

3. INO-4800: Desarrollada en EEUU, por la empresa Inovio Pharmaceuticals con fondos de la Fundación Bill y Melinda Gates. Esta vacuna actúa de forma similar a la mRNA pero a diferencia de ésta en vez de ARN utiliza un plásmido (molécula de ADN) intervenido genéticamente. Se espera una reacción inmunológica del huésped para combatir al virus. El estudio se está realizando en 40 personas y los primeros resultados podrían estar para Septiembre del 2020.

4. LV-SMENP-DC: Desarrollada en China, por el Instituto Médico GenoInmune de Shenzhen. Esta vacuna se produce modificando células dendríticas (DC) con vectores lentivirales (SMENP) que expresan minigenes del virus, administrados conjuntamente con antígenos Linfocitos T citotóxicos (CTL) para generar respuesta inmunitaria. El estudio se está realizando en 100 personas y se espera que concluya en Julio del 2023.

5. aAPC: También desarrollada por el Instituto Médico GenoInmune de Shenzhen, en China. En este caso en vez de células dendríticas (DC) se modifican células presentadoras de antígeno (APC), que son células del sistema inmunitario cuya función es “presentar” moléculas antigénicas sobre sus membranas para que sean reconocidos en especial por los Linfocitos T. El estudio se está realizando en 100 personas y también se esperan que concluyan en Julio del 2023.

Medicamentos:

Los expertos han estado realizando ensayos con diferentes tratamientos para el Covid-19 utilizando medicamentos que llevan muchos años en el mercado, como lo son el Remdesivir, la Cloroquina y la Hidroxicloroquina, el Lopinavir, el Ritonavir, el Interferón-beta, la Invermectina y anticuerpos monoclonales.

Remdesivir: Es un antiviral de amplio espectro desarrollado por Gilead Sciences. Este antiviral a pesar de haber sido usado años atrás de forma experimental contra el Ébola, el MERS y el SARS, aún no ha sido aprobado por la FDA. Contra el virus Ébola no hubo buenos resultados pero sí contra los virus MERS y SARS que son también Coronavirus y de características muy similares a la del SARS-CoV-2. De todas las drogas que se está experimentando actualmente contra el nuevo coronavirus es el que ha tenido resultados más prometedores. En ensayos del virus con macacos Rhesus el tratamiento temprano redujo los síntomas de la enfermedad y el daño pulmonar. De acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU habría 8 estudios activos sobre la eficacia del medicamento en pacientes con Covid-19 (virus SARS-CoV-2)

Hidroxicloroquina y Cloroquina: La hidroxicloroquina es menos tóxica que su análoga cloroquina. Ésta es un principio activo antimalárico derivado de la Quinina. Usado en enfermedades del tipo autoinmune como el Lupus y la Artritis Reumatoide. Hasta hace pocos días se creía que tenía efectos positivos sobre el Covid-19, se observaron buenos resultados al usarse en las primeras etapas de la enfermedad y también como preventivo. Pero un estudio hecho por investigadores estadounidenses al analizar los registros médicos de 368 pacientes en los centros médicos de la Administración de Salud de Veteranos estaría poniendo en serias dudas beneficios en el uso de esta droga. Según el estudio, un 28% de los tratados con hidroxicloroquina habría fallecido al igual que un 22% que habría recibido hidroxicloroquina más azitromicina versus un 11% de pacientes fallecidos que no recibieron estos tratamientos. Los investigadores señalaron que la hidroxicloroquina pudo haber dañado otros órganos. Ya era sabido que dicho medicamento tiene efectos secundarios potencialmente graves como la alteración del ritmo cardiaco.

Lopinavir en combinación con Ritonavir: Ambos son medicamentos antirretrovirales que se usan actualmente en tratamiento del VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana). Esta droga bloquearía la reproducción del virus, con buenos resultados in vitro, pero el resultado en pacientes no ha sido el esperado por su utilización en un estado avanzado de la enfermedad.

Interferón-beta conjuntamente con Lopinavir/Ritonavir:  Esta combinación es muy interesante puesto que los antivirales Lopinavir y Ritonavir actuarían en la etapa viral de la enfermedad mientras que el Interferón-beta actuaría interfiriendo el proceso inflamatorio evitando el daño pulmonar.

Invermectina: Es un fármaco antiparasitario con el que desde hace algunos años se ha estado experimentado como antiviral dada su capacidad de inhibir la replicación de varios virus a concentraciones elevadas. In vitro ha demostrado ser eficaz contra una amplia gama de virus. Ahora en un estudio colaborativo entre el Biomedicine Discovery Institute de la Universidad de Monarch en Melbourne y el Peter Doherty Institute of Infection and Inmunity se evidenció que la Invermectina es capaz de matar al virus del Covid-19 en 48 horas. Este compuesto se usa ampliamente por lo que se considera un medicamento seguro y ya tiene aprobación de la FDA, como antiparasitario, se necesita determinar ahora si la dosis que se puede usar en humanos es efectiva.

Anticuerpos Monoclonales: Son copias de un anticuerpo producidas en laboratorio y constituyen una forma de inmunoterapia. Acompañan a cierta proteína del virus impidiendo que el patógeno pueda infectar la célula. Los Centros de Enfermedades Contagiosas (CDC) de EEUU están trabajando en el desarrollo de un exámen de sangre para encontrar los mejores anticuerpos para el virus SARS-CoV-2 y así poder comenzar con los ensayos clínicos.

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol