Giro de la Economía y Nuevo Orden Mundial

Giro de la Economía y Nuevo Orden Mundial

Jaime Mañalich, ministro de salud en Chile, señaló hace algunos días que “todas las agencias financieras mundiales están trabajando en esto, porque efectivamente la recesión mundial que va a afectar al planeta después o en los meses que vienen, va a generar hambre, falta de acceso a medicamentos y los riesgos que eso implica”.

Estas declaraciones se dan en el marco del informe proporcionado por la autoridad chilena a la OMS, en representación de todos los países de la región latonoamericana.

De acuerdo a diversos referentes estamos hablando de una “nueva economía mundial” que nace por efecto del Covid-19 y la crisis traerá cambios profundos en la forma en que se manejan los aspectos económicos de las naciones y transformaciones económicas no solo a Chile, sino al mundo entero.

Mientras algunos economistas plantean que los cambios no serán permanentes, que no se trata de un nuevo orden mundial, otros consideran que las economías se transformarán en subsidistas totales. Ya sucedió así con Estados Unidos para la crisis de 1929 y a la Unión Europea le tocó luego jugar de la misma forma, subsidiando países completos. Ya se vio en medio de esta misma crisis sanitaria, cuando el Gobierno norteamericano tuvo que intervenir en la industria de petróleo para evitar que sucumbiera, hace sólo una semana.

Los líderes del planeta exponen hoy que hay que hacer revisiones al globalismo. Se coloca como ejemplo a Estados Unidos, que plantea que la producción estratégica debe producirse dentro del país y no confiarla a mercados externos. De este modo las tendencias proteccionistas que ya venían haciendo ruido desde hace varios años, hoy van tomando mucho mayor fuerza.

Tampoco se ve un organismo que lleve la batuta en materia de organización y medidas para enfrentar las materias económicas frente a una pandemia que avanza lentamente en todo el mundo y, además no aparece en escena nadie que parezca dispuesto a asumir esa responsabilidad. Tampoco la cuestionada ONU se encuentra en condiciones de representar al resto del mundo en este aspecto, pues sus intenciones siempre han estado orientadas a asumir un papel relevante en una globalización extrema que conduzca a un gran “Gobierno Mundial”. Esta alternativa de la ONU ha demostrado ser la causa principal de grandes problemas para los países, sobre todo aquellos del tercer mundo o en vías de desarrollo.

El intervencionismo en los mercados, como se ha visto esta última semana en Estados Unidos con el petróleo, aumentará porque ya no se dependerá 100% de lo que ocurra en los mercados externos, sino de lo que el país es capaz de producir por sí mismo. Chile por ejemplo, debería tender a producir cobre elaborado y no limitarse a enviar a China el producto en bruto.

El problema que se dará con el proteccionismo, y motivo por el que algunos economistas esperan que no se intensifique a niveles extremos, será la falta de multilateralismo que llevaría a disminuir drásticamente el intercambio comercial entre países. Cuando se produce un efecto en ese sentido, el probable resultado será que existirán países que no están en condiciones de producir por sí solos muchos bienes, y para obtenerlos requieren de las importaciones. Sin ellas un gran porcentaje de la población mundial no tendría acceso a medicamentos, tecnología y productos de otras industrias consideradas esenciales para la calidad de vida y funcionamiento de una nación.

Otros referentes apuntan a que la economía se transformará en un proceso más colaborativo. Gracias a las experiencias que se están adquiriendo producto del distanciamiento social, las fronteras cerradas y las cuarentenas, las personas están aprendiendo a trabajar a distancia y poco a poco las empresas y la industria en general comienza a observar que muchas funciones tienen excelentes resultados con este sistema de trabajo no presencial.

Existen muchas áreas que sufrirán cambios radicales, como por ejemplo el turismo que probablemente ya no será prioridad para muchas personas que están aprendiendo a valorar de forma mucho más importante las relaciones más cercanas y lo propio, lo que pertenece a sus naciones. Este nuevo comportamiento social repercutirá en muchas industrias que hoy dependen de los viajes, como el transporte aeronáutico, la hotelería y muy probablemente la industria gastronómica que se verán muy afectados por la reducción de los visitantes. Se trata de una nueva forma de vida, el coronavirus

El Covid-19 cambiará para siempre la forma en que nos relacionamos, realizamos negocios, producimos, vivimos y nos comunicamos. También se convertirá en el gatillante de una nueva forma de percibir el mundo en todos los sentidos, y las economías locales tenderán a protegerse más para evitar colapsar cuando una potencia mundial o un país vecino tengan problemas.

Pero también existirá mayor colaboración, como está sucediendo en este momento entre los laboratorios que trabajan aceleradamente para producir una vacuna y/o medicamentos para combatir el virus. Porque finamente lo que le importa a los Gobiernos, a las industrias, comercios y a las personas, es estar bien. Para conseguir ese estado de bienestar, la colaboración es un factor fundamental que la humanidad parece comenzar a, finalmente, comprender.

Petróleo retoma fuerza tras cotizarse en valores negativos durante dos días consecutivos

Luego de desplomarse de forma completamente inédita durante dos días consecutivos, el petróleo en Nueva York volvió a subir con fuerza su valor barril, que se había visto seriamente afectado por la escasa demanda y su almacenamiento se había transformado en un verdadero problema para los productores.

De este modo, el barril de WTI con entrega para el mes de Junio subió a partir de hoy miércoles un 19%, con un cierre de 13,78 dólares americanos. Un salto gigantesco considerando que sólo el día lunes había perdido más del 40% de su valor.

Las perdidas del lunes agitaron a tal punto los mercados, que el martes los tenedores de contratos de venta para Mayo tuvieron que pagar para deshacerse del sobre stock debido a la baja demanda del crudo como efecto de la pandemia provocada por el Covid-19. Así, el valor de cierre para el martes luego de una multitud de alzas y bajas ocurridas durante el día, terminó con un valor de U$ 10,01 el barril, aunque este precio no aseguraba una tendencia al alza hacia precios de recuperación.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, solicitó a su gabinete desarrollar un plan de emergencia con el objetivo de apoyar a la industria del petróleo en su país, anunciando a la ciudadanía que nunca dejará caer al gran sector del petróleo y el gas de Estados Unidos.

 

Los efectos en Chile frente al desplome del petróleo en EEUU

El desplome en el valor del petróleo debido a la baja demanda en Estados Unidos traerá efectos negativos en el mundo entero, y en Chile a menos de 24 horas de ocurrido el inédito hecho, las consecuencias económicas en los mercados comienzan a aparecer a tempranas horas de esta mañana de martes.

Si bien en lo que compete directamente con el petróleo indica que el valor de los combustibles en el país podría continuar descendiendo como ha venido ocurriendo durante las últimas doce semanas, los metales industriales son los que se verán perjudicados y entre ellos se encuentra nuestro principal commodity: el cobre. Durante este martes el precio de la libra se sumó al arrastre que se produce tras la debacle del petróleo y, de este modo su valor en la Bolsa de Metales de Londres cayó un 3,39%, llegando a 2,2654 la libra contado grado A.

Los expertos no descartan que el valor pueda seguir cayendo hasta bordear los 2 dólares por la libra, y ante este incierto y negativo escenario el valor del dólar ha reaccionado al alza sobrepasando los $ 960 pesos durante la mañana y, podría llegar a superar dentro de los próximos días la barrera de los $ 900.

Petróleo llega a valor negativo en EEUU: U$-37.63 por barril

Un inédito desplome de 305% en el valor del barril de petróleo vivió Estados Unidos durante la jornada de ayer, y por primera vez en la historia el commodity se transa en un gigantesco valor negativo, llegando hasta los U$ -37.63.

Este increíble desplome ocurrió mientras los futuros de Mayo expiraban y se producía un mix entre la actual sobre oferta mundial y el copamiento en el almacenamiento por parte de todos los países productores, todo efecto directo de la baja actividad debido a la crisis sanitaria por Covid-19. Ante este escenario y la imposibilidad de detener la producción, los propietarios de los barriles comenzaron a pagar para liberarse de los barriles que comienzan a acumularse, lo que transforma dicho almacenamiento en un problema por el encarecimiento y dificultad para obtener más espacio para mantener el petróleo no vendido.

Expertos del área se han mostrado sorprendidos con lo ocurrido y no descartan que esta tendencia siga ocurriendo o incluso aumentando si la actividad en el mundo no se vitaliza nuevamente. Aunque  la situación afectó directamente a las ventas futuras para Mayo, no es improbable que pueda volver a repetirse para Junio, a menos que comiencen a circular automóviles otra vez por las calles de las principales capitales, que hoy no muestran tránsito.

El petróleo en existencias es demasiado, la sobre oferta supera varias veces lo que se está comprando en estos momentos, todo debido a la inusual baja de movimiento de vehículos e industrias en todos los países del mundo. Entonces ocurrió lo que jamás alguien creyó que podría pasar:  a media tarde de ayer el valor del crudo se acercó peligrosamente a la barrera de los CERO dólar, y de pronto se dio el primer paso hacia las cifras negativas comenzando a descender vertiginosamente hasta llegar a los -37.63 dólares por cada barril. Es decir, literalmente los productores en Estados Unidos te pagan esa cifra por llevarte cada barril de petróleo de su stock.

 

Min. de Hacienda convoca con urgencia Consejo de Estabilidad Financiera

Ante la debacle mundial en los mercados generada por el avance del Coronavirus y sus consecuencias en el mundo financiero más el quiebre de la OPEP, sumado a la debilitada situación interna producto de la violencia en las calles que ha contraído nuestra economía, Hacienda ha solicitado una reunión urgente al Consejo de Estabilidad Financiera, instancia que está compuesta por el propio Ministerio, el Banco Central, la Superintendencia de Pensiones y la Comisión para el Mercado Financiero.

El mundo financiero nacional está preocupado y monitoreando constantemente la compleja situación del mercado local y de lo que sucede en los mercados internacionales. Especialmente influyen en la situación que afecta a nuestro mercado la violencia que ha debilitado fuertemente nuestra economía, además de factores externos que están afectando a todos los mercados mundiales:   la expansión del coronavirus y la ruptura de l histórico cartel de los países productores y exportadores de petróleo (OPEP), que ha terminado por derribar el commodity hasta llevarlo a niveles históricos de hasta U$ 20 el barríl.

La finalidad de Hacienda para la convocatoria extraordinaria de esta tarde es  precisamente monitorear y analizar la situación local e internacional.

 

Los mercados se hunden tras rencillas por el petróleo y el Covid-19

Las bolsas mundiales amanecieron a la baja, bajo un escenario que el Ministro de Economía Lucas Palacios ha calificado como “desplome generalizado de los mercados”.

El problema se produce principalmente por la pugna que han iniciado los principales productores petroleros, cuando Arabia Saudita ha aumentado la producción del hidrocarburo provocando una baja de 30% en el valor barril, que corresponde al precio más bajo durante los últimos 4 años.

El Ministro asegura que “si se mantiene este escenario, en el futuro observaremos algunas bajas en el precio de las bencinas en Chile”.

Arabia Saudita inició una guerra de precios contra Rusia, lo que produjo que una gran cantidad de inversionistas se alarmaran ya que esto se suma a los efectos del Covid-19 provocando aun mayor incertidumbre. Muchos de quienes apostaban por acciones en los mercados, optaron por migrar sus fondos hacia el Yen y los Bonos Gubernamentales. Este movimiento de capitales es el que provocó un verdadero desplome en todas las bolsas alrededor del mundo.

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol