Victor Pérez asume en Interior y Desbordes en Cancillería

Victor Pérez asume en Interior y Desbordes en Cancillería

Tal como se venía rumoreando desde hace días, esta mañana se comenzaron a filtrar los nombres de quienes asumirán las diferentes carteras ministeriales que tendrán modificaciones a partir de hoy, martes 28 de Julio. El presidente convocó a todo su gabinete y a los nuevos ministros para presentarse en La Moneda a las 12:45pm, hora desde la que se reunieron a puertas cerradas para afinar los últimos detalles del cambio en las principales carteras.

Este corresponde al quinto cambio de gabinete en el actual Gobierno de Sebastián Piñera, y habría sido presionado por los partidos de Chile Vamos tras la pésima gestión de algunos de los actuales ministros, especialmente la del ministro de Interior saliente, Gonzalo Blumel (Evopoli) quien se excusó esta mañana por su mala gestión aludiendo a que “en Interior nos ha tocado un tiempo sumamente exigente”.

En la delicada situación que vive la institucionalidad en Chile, desde la ciudadanía se exige que, además de efectuar un cambio de gabinete ministerial, el presidente de la República permita que los nuevos ministros puedan avanzar en sus tareas sin la tradicional presión presidencial que ha ejercido el mandatario hasta hoy, no permitiendo que los ministros ejecuten sus tareas de forma independiente.

De este modo, a las 13:30 horas el presidente Sebastián Piñera procedió a hacer público el anuncio de los nuevos ministros, que se detallan a continuación:

Ministerio del Interior: Victor Pérez V.

Ministerio de Defensa: Mario Desbordes J.

Ministerio de Relaciones Exteriores: Andrés Allamand Z.

Ministerio Segpres: Cristián Monckeberg B.

Ministerio Secretaría General de Gobierno: Jaime Bellolio A.

Ministerio Desarrollo Social y Familia: Karla Rubilar B.

Así, se equilibran los poderes de los partidos de Chile Vamos en los diferentes ministerios, ya que los nuevos ministros pertenecen a la UDI y Renovación Nacional. El cálculo que se hace desde aquí en adelante para Evopoli por su lado, es apostar por las municipales que es donde desean concentrar sus fuerzas para permitir que el partido crezca.

Desbordes prefiere el asistencialismo al empleo

El presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, manifestó esta tarde que le “sorprende la generosidad que hay para abrir la billetera, completamente abierta, para ir en ayuda de grandes empresas, y que no esté la misma lógica, o al menos la disposición a estudiar fórmulas para ayudar a miles de chilenos“, evidenciando que prefiere la ayuda directa en forma asistencial con los fondos cada vez más escasos en la billetera fiscal, que ayudar a que las empresas se mantengan a flote para sustentar los empleos en Chile.

El planteamiento del político evidencia su desconexión con la realidad, ya que a la ciudadanía le da a entender que no comprende que los impuestos necesarios para asistir a los sectores más vulnerables provienen de la tributación de las empresas y, que son estas las que deben mantenerse en pie para poder seguir pagando los sueldos que requieren las personas para, por medio de un ingreso digno y no de bonos, sustentar a sus familias.

La evidente molestia del timonel de RN nació a raíz de otro problema, generado por él mismo, a partir de las declaraciones Ignacio Briones, Ministro de Hacienda, quien descartó incluir su propuesta de condonación de las deudas CAE en el llamado “Acuerdo Nacional”. Al respecto Desbordes declaró además que “no es el ministro el que define qué se discute o no, es la mesa de trabajo, porque si se conversa lo que el ministro quiere discutir y va a quedar fuera lo que no le parece, entonces para qué hacemos una mesa de trabajo”.

En sus declaraciones, Mario Desbordes evidencia un gran disgusto en torno al Acuerdo Nacional convocado por el presidente Sebastián Piñera, y no entender absolutamente nada de qué se trata este acuerdo ni menos los objetivos que busca. Mientras el Gobierno invitó a participar a esta mesa a todos los partidos y políticos para encontrar las mejores vías para superar la crisis sanitaria y económica en torno al Covid-19, el Partido Comunista y otros de izquierda vieron esta oportunidad como una mesa de negociación para trocar condiciones a cambio de acuerdos.

Sin embargo Desbordes, quien pertenece -de acuerdo a lo que el declara- al oficialismo, también ha querido imponer condiciones propias de los políticos más populistas para recién sentarse a conversar acerca de cómo resolver materias que son urgentes para los ciudadanos, las pequeñas, medianas y grandes empresas con el objetivo de mantener el empleo y así asegurar los ingresos que requieren las familias y personas en el país, además de las siguientes medidas que ayuden a enfrentar la crisis sanitaria.

El planteamiento del presidente de Renovación Nacional no fue bien recibido por el Gobierno ni por los demás partidos oficialistas. El único que apoyó la propuesta del díscolo oficialista fue Giorgio Jackson de Revolución Democrática.

Desbordes: “No se puede detener el proceso constituyente”

El actual presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, efectuó polémicas declaraciones en una entrevista entregada a Canal 13, en la que se refirió a varios aspectos de la crisis sanitaria que se vive en la actualidad, además de un rebrote de violencia que él ve venir aún con más fuerza que antes si el Gobierno no soluciona a la brevedad varios temas que quedaron pendientes antes de que en el país se declarara el inicio de la pandemia a inicios de Marzo.

En algunos pasajes de la conversación, se refirió a lo vivido en su hogar cuando tenía 14 años y la recesión golpeó fuerte su hogar el año 82. De este modo compara lo sucedido por ese entonces con la crisis económica que se vivirá en Chile y el mundo producto de la pandemia, que algunos economistas internacionales comparan con lo sucedido en 1929.

Desbordes relaciona de este modo las situaciones de hambre a la que pueden llegar muchos chilenos en los meses que vienen, y aunque aclara que el Presidente Piñera es la persona más adecuada para manejar los difíciles momentos que acompañarán un desempleo que superará probablemente los dos dígitos, sugiere que este nuevo escenario prácticamente garantiza un estallido de violencia mucho más duro y difícil de controlar que el que se vivió a partir del 18 de Octubre. Reafirma su tesis detallando que las desigualdades para enfrentar el Covid-19 serán un factor relevante para ese futuro escenario, ya que algunos pueden manejar con tranquilidad temas médicos que otros no podrán. Esas desigualdades serán las que gatillarán “un rebrote del estallido social, y con más fuerza contra todo el sistema”, advierte.

De este modo el timonel se une a políticos de izquierda como Teillier, Guillier, Navarro y Gutiérrez quienes realizan veladas amenazas advirtiendo que en un posible Plebiscito debe ganar la opción “apruebo” y “convención mixta” para que el país se calme.

Desbordes insiste en que el plebiscito debe realizarse y que es necesaria una nueva Constitución, sin explicar cómo este “proceso” podría calmar a los violentistas y evitar que el país caiga en un agujero de ingobernabilidad y de pobreza aún mayor al que venía generándose desde Octubre hasta Marzo de este año.

Es un hecho que los políticos en el Congreso, incluyendo en este grupo al propio Desbordes, anhelan una nueva Constitución y que además esta se escriba por medio de una Asamblea Constituyente, o “Convención constituyente” como ellos prefieren llamarla eufemísticamente. Dentro de la entrevista otorgada a Canal 13, se refirió a quienes no quieren que se escriba una nueva Constitución, que él considera absolutamente necesaria, aun contra lo que desea la mayoría de las bases de su partido. El jefe de la tienda RN expresa que le llama “la atención aquellas personas que decían que su opción por el rechazo ganaría el plebiscito, y ahora no quieren que se realice”.

Desbordes pertenece a un sector del Congreso que aun sigue enfocado en lo que sólo a los políticos conviene y, a pesar de reconocer los altos costos económicos que tendrá que enfrentar el Estado para ayudar a los ciudadanos a salir adelante a pesar de la crisis sanitaria, insiste en apuntar a una nueva Constitución que sólo apuntaría a satisfacer gustos ideológicos y políticos de un sector.

Al mismo tiempo el timonel aun señalando que sabe de la pobreza y los difíciles momentos que vivirán numerosas familias en el país, no se refiere en detalle a la forma en que el Congreso, el Ejecutivo y los partidos políticos deben trabajar para superar esos negativos efectos, prefiriendo entrar en la profundidad de un proceso constituyente que, por ahora, ha perdido completamente el interés de la ciudadanía que está enfocada en asuntos y necesidades completamente diferentes.

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol