Senado reimpulsa nacionalización de los fondos de pensión

Senado reimpulsa nacionalización de los fondos de pensión

La iniciativa que se encontraba en carpeta desde fines de Abril, ha tomado nuevo impulso en el Senado.

Aprovechando los fuertes cuestionamientos que ha tenido el sistema de AFP’s por parte de sectores de la oposición, y tras la aprobación de la reforma constitucional que permite el retiro del 10% de los fondos de pensiones por parte de los cotizantes que mantienen ahorros personales en el sistema de pensiones, los senadores que presentaron originalmente el proyecto son Ximena Órdenes (PPD), Yasna Provoste (DC), Alejandro Navarro (País Progresista), Alfonso de Urresti (PS) y Juan Ignacio Latorre (RD).

El día 29 de Abril se ingresó el proyecto que elimina las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), comenzando con el proceso que busca nacionalizar los fondos de pensiones.

Entre sus artículos más importantes propone la creación de un sistema de Pensiones Solidarias (Pensión Básica Universal, Pensión de Vejez, Pensión de Invalidez y Pensión de Sobrevivencia), estableciendo que la Pensión Básica Universal sería equivalente al salario mínimo.

En cuanto al financiamiento, sugiere que el Sistema de Pensiones Solidarias sea financiado con aportes por igual por parte del trabajador y el empleador y, además con aporte estatal.

La edad de jubilación se mantendría en los sesenta años para las mujeres y 65 para los hombres, y el aporte del trabajador sería de 10%.

Del mismo modo, el empleador deberá aportar con los mismos porcentajes a este fondoAdemás se indica que “se deberá efectuar una contribución tripartita, del 4%, destinada a financiar el Seguro Social Nacional, aportes adicionales de las pensiones de invalidez, sobrevivencia, lagunas previsionales, de cesantía”.

Los seguros para esto serán adjudicados mediante licitación pública a una aseguradora que debe ser nacional, y que cuente con clasificación triple A por al menos dos clasificadoras de riesgo.

Además el proyecto propone la creación del Instituto de Seguridad Social de Chile, que correspondería a un organismo público descentralizado, sometido a la fiscalización de la Contraloría General de la República. Este será el sucesor de la Superintendencia de Pensiones y del Instituto de Previsión Social e Instituto de Seguridad.

El autor original de este proyecto que expropia el 90% de los actuales fondos de pensión producto del ahorro obligatorio de los trabajadores (tomando en consideración la aprobación del retiro del 10%), es el senador Alejandro Navarro, del partido “País Progresista”.

Senadores de izquierda ingresan proyecto para nacionalizar fondos de pensión

El día 29 de Abril se ingresó el proyecto que elimina las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), comenzando con el proceso que busca nacionalizar los fondos de pensiones.

Esta iniciativa está impulsada por los senadores Ximena Órdenes (PPD), Yasna Provoste (DC), Alejandro Navarro (País Progresista), Alfonso de Urresti (PS) y Juan Ignacio Latorre (RD).

Entre sus artículos más importantes propone la creación de un sistema de Pensiones Solidarias (Pensión Básica Universal, Pensión de Vejez, Pensión de Invalidez y Pensión de Sobrevivencia), estableciendo que la Pensión Básica Universal sería equivalente al salario mínimo.

En cuanto al financiamiento, sugiere que el Sistema de Pensiones Solidarias sea financiado con aportes por igual por parte del trabajador y el empleador y, además con aporte estatal.

La edad de jubilación se mantendría en los sesenta años para las mujeres y 65 para los hombres, y el aporte del trabajador sería de 10%.

Del mismo modo, el empleador deberá aportar con los mismos porcentajes a este fondoAdemás se indica que “se deberá efectuar una contribución tripartita, del 4%, destinada a financiar el Seguro Social Nacional, aportes adicionales de las pensiones de invalidez, sobrevivencia, lagunas previsionales, de cesantía”.

Los seguros para esto serán adjudicados mediante licitación pública a una aseguradora que debe ser nacional, y que cuente con clasificación triple A por al menos dos clasificadoras de riesgo.

Además el proyecto propone la creación del Instituto de Seguridad Social de Chile, que correspondería a un organismo público descentralizado, sometido a la fiscalización de la Contraloría General de la República. Este será el sucesor de la Superintendencia de Pensiones y del Instituto de Previsión Social e Instituto de Seguridad.

El autor original de este proyecto que expropia el 90% de los actuales fondos de pensión producto del ahorro obligatorio de los trabajadores (tomando en consideración la aprobación del retiro del 10%), es el senador Alejandro Navarro, del partido “País Progresista”.

Aun falta por ver si el presidente del Senado y la Comisión de Constitución lo declaran admisible, pero ya está dado el primer paso del inicio de la pérdida de los ahorros de los cotizantes y el proyecto está a la espera de ser impulsado nuevamente en el Senado.

Esta iniciativa parlamentaria ha comenzado a comentarse fuertemente en las redes sociales, iniciando las fuertes protestas de los cotizantes que mantienen fondos en las AFP. como parte de los descuentos que se les han hecho durante su vida laboral activa bajo la garantía que estos son inembargables e inexpropiables. A propósito, esta fue una de las indicaciones que el propio Senado rechazó en la recién terminada discusión para el retiro del 10%, asegurando que los fondos no serían tocados, lo que quedaría desmentido al momento si este proyecto inicia su tramitación.

Comisión de Constitución aprueba retiro parcial de fondos de AFP

Mientras el Gobierno y el bloque oficialista en la Cámara de Diputados han señalado que la iniciativa que busca permitir el retiro parcial de fondos desde las AFP es “una mala idea”, la Comisión de Constitución de la Corporación aprobó la primera parte del proyecto de reforma constitucional con el que quiere permitir que los cotizantes retiren parte de sus fondos para enfrentar la crisis económica mientras dura la pandemia.

Con siete votos a favor, seis en contra y ninguna abstención, la primera parte del proyecto que se refiere únicamente a la posibilidad de retiro fue aprobada, aunque aun no se de definen los mecanismos para compensar los dineros retirados.

Lo que busca el proyecto es permitir que las personas puedan retirar hasta el 10% de sus fondos, con un tope de hasta UF 150 ($ 4.303.600) en dos cuotas. La propuesta de pactar dos cuotas es para darle tiempo suficiente a las AFP para liquidar activos y poder realizar los pagos de los retiros.

El peligro que se presenta con esta idea, es que el valor de los papeles de las AFP se irán a precio de remate para poder liquidar los suficientes instrumentos que se requieran para convertir en efectivo y de este modo poder responder ante las solicitudes que, se presume llegarán desde al menos el 70% de las cuentas.

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol