Ejército desmiente que uniformado haya amenazado a alcalde Jadue

Ejército desmiente que uniformado haya amenazado a alcalde Jadue

Durante esta tarde el Ejército de Chile por medio de su departamento de comunicaciones, emitió un comunicado público en el que descarta categóricamente la participación de uno de sus funcionarios en los hechos denunciados por el Partido Comunista, en el que la tienda de izquierda denuncia una “persecución intimidante contra el alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, perteneciente a esa tienda política.

De acuerdo a Daniel Jadue, y según se desprende de la denuncia hecha por los comunistas, el alcalde habría recibido incluso amenazas de muerte por parte de un miembro del Ejército cuando Jadue conducía su automóvil hacia su oficina en la municipalidad el martes recién pasado.

El comunicado del Ejército señala que “La Institución descarta categóricamente la participación de algún funcionario del Ejército en los hechos que afectaron a la mencionada autoridad comunal”.

Los hechos, según el partido comunista, ocurrieron y quien profirió las amenazas fue detenido luego de la denuncia a la PDI. De acuerdo a lo señalado por dicho partido se trataría de un funcionario civil que le prestaba servicios al Ejército de Chile.

La situación fue tajantemente desmentida por el Ejército, que además “lamenta y rechaza que se vincule a la institución con un hecho de estas características y se difundan antecedentes falsos sin antes corroborar la veracidad de la información”. Lamentaron también que se efectúen acusaciones infundadas de prácticas “que bajo ningún punto de vista son las que rigen el actuar de los más de 45 mil hombres y mujeres que lo integran”.

Graves disturbios en El Bosque por cuarentena

Hasta altas horas de la noche continuaron las manifestaciones y protestas violentas en las calles de la comuna de El Bosque, asistiendo Carabineros para intentar controlar la situación en medio de la cuarentena decretada para toda la ciudad de Santiago. Fueron cientos de personas que hicieron inevitable recordar los peores momentos del estallido de delincuencia vivido hace pocos meses, al comenzar nuevamente a destruir mobiliario público y privado, agredir con objetos contundentes a Carabineros, saqueo de electrónica (televisores y similares), etc.

“Estamos pasando hambre” es el grito y mensaje que entregaban los manifestantes, luego de llamar a los medios para mostrar públicamente su disconformidad por la “falta de ayuda del Estado” para subsistir mientras dure la medida de confinamiento que, se ha extendido por poco más de cuatro semanas en esa comuna.

El alcalde Sadi Melo (PS) indicó que “estamos en una situación bastante compleja en cuanto a falta de trabajo y alimentos”, indicando que durante las últimas semanas han tenido una gran demanda por alimentos de parte de los vecinos.

El alcalde de la tienda opositora aprovechó de usar la tribuna que le entregó esta contingencia para atacar al Gobierno y solicitar veladamente que los recursos destinados a ayudar a las personas, pasen por las manos de los municipios como el suyo. En una entrevista a Canal 13 señaló que “a nosotros nos gustaría que el Gobierno, antes de hacer los anuncios, nos invite a ser parte, nosotros somos la primera instancia, los que trabajamos con la gente día a día (…) necesitamos que el Gobierno nos haga parte de su estrategia, que no haga esto de poner grandes avisos y que no se cumplen”.

Los problemas económicos en las familias eran absolutamente previsibles y, fueron el principal motivo por el que no se quería aplicar cuarentena mientras no fuese estrictamente necesario. Sin embargo alcaldes como Sadi Melo insistieron desde el inicio de la pandemia que todas las comunas debieran encontrarse en cuarentena total, sin medir las graves consecuencias que esta medida trae para las personas y, la imposibilidad de que el Estado pueda hacerse cargo por completo de las carencias que evidentemente iban a surgir con una medida de confinamiento.

Tal como indicó el Gobierno hace unos días, los recursos no son ilimitados y se han visto seriamente mermados por una gran cantidad de millones de dólares que hubo que utilizar para controlar y reconstruir las ciudades luego del estallido de violencia ocurrido en el país a partir del 18 de Octubre pasado. Esos gastos, que representan varios miles de millones de dólares, están pasando la cuenta en este momento al encontrar las arcas fiscales más reducidas y sin nuevos ingresos por la falta de productividad de las empresas (impuestos) en momentos en que las personas necesitan más ayuda que nunca.

Hoy la cuarentena es una realidad y, al igual como ha sucedido en todos los países del mundo donde se ha impuesto la medida, lo poco que puedan tener  ahorrado las familias ya se comienza a acabar y las necesidades irán aumentando poco a poco. En las redes sociales la respuesta que ha recibido el alcalde Melo es que, si está exigiendo que las medidas de mitigación pasen por sus manos, comience a ser parte de la solución y no motor del problema.

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol