23 junio 2021

Reuniones virtuales: ¿cómo evitar la fatiga laboral en modo teletrabajo?

Anuncio
  • Según Horacio Llovet, co fundador de Nawaiam, es clave respetar las pausas y utilizar la planificación con cronogramas diarios y así no perder la motivación de los colaboradores y el foco de lo realmente urgente.

 

Dolores musculares, agotamiento visual y malestar de cabeza, son algunos síntomas de cansancio laboral que podría sufrir un trabajador que está en modalidad de trabajo a distancia bajo condiciones no adecuadas. De esta forma, surgen ejemplos de reuniones consecutivas donde se hace difícil compatibilizar eficiencia y productividad, ¿cómo poder evitarlas? Horacio Llovet, co-founder de Nawaiam, entrega algunas recomendaciones.

 

“Cada día deberíamos definir rutinas de comunicación con el equipo, fijando metas realistas y cumplibles para no desanimar, probando nuevos métodos para revisar resultados, promoviendo las pausas activas para recargar energía, generando programas de bienestar adaptados a esta nueva realidad para desafiarnos y promover el equilibrio profesional y personal. Las personas que se sienten más cuidadas, valoradas y felices en el trabajo son mucho más comprometidas y productivas, porque valoran cada acción, cada gesto del líder y de su organización”, recomendó Llovet, quien desarrolla una aplicación que utiliza la gamificación para la selección de perfiles laborales.

 

Un estudio reciente publicado por Jeremy Bailenson, director del Laboratorio Virtual de Interacción Humana de Stanford, describe lo que se ha denominado “fatiga provocada por Zoom”. Según el experto, nos sentimos más cansados tras una videoconferencia que al término de una interacción física de la misma duración. La investigación establece cuatro causas posibles de este agotamiento: ver a la otra persona en primer plano y demasiado cerca; verse a uno mismo en la pantalla todo el tiempo; no poder moverse libremente para no salirse del plano de la cámara y el peso del lenguaje no verbal.

 

Al respecto, Horacio Llovet comentó que hay reuniones que duran horas, y horas no muy productivas, donde no existen los respiros, agendando call tras call, con lo cual “lo único que vamos a fomentar es el agotamiento, la frustración y hasta el enojo. Tenemos que ser ante todo empáticos, entendiendo que teletrabajar tiene enormes desafíos.  Por eso, para evitar el cansancio deben respetarse los tiempos”.

 

Finalmente, el especialista precisó cuáles son las situaciones de alerta que podrían desfavorecer el teletrabajo, y esto son los mensajes grupales, mails y otro tipo de canales de comunicación que afectarían de una forma importante la salud mental del equipo.

 

“Siempre recomiendo utilizar la planificación, palabra que a veces asusta o suena compleja y aburrida pero que les aseguro nos salva la vida, porque nos ayuda a organizarnos a ordenar, no perdiendo el foco en lo urgente e importante.  Debemos contar con un cronograma diario, eso nos brinda visibilidad, hace que podamos rendir mejor y no nos olvidemos de los detalles que marcan la diferencia. Y si surgen imprevistos, podemos rápidamente replantear el calendario y readaptarlo para dar nuestra mejor visión, realmente brillar sin llegar a colapsar: planificación, paciencia, perseverancia y actitud positiva”, concluyó el especialista.

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol