Reactivación progresiva: El mercado inmobiliario y su repunte económico

Anuncio

Con la crisis que trajo el coronavirus, el rubro de la compra y venta de viviendas permaneció dormido por varios meses. Las cuarentenas impuestas en prácticamente todo el país, congelaron el trabajo que se venía haciendo y el que estaba por venir. “Al parecer poco a poco estamos despertando”, afirma el experto inmobiliario Erik Leiva.

 

Según el Informe de Oferta Inmobiliaria publicado por GfK Adimark a inicios de 2020, el mercado inmobiliario ya venía enfrentando una baja sustancial en sus ventas, debido a factores como el estallido social y el alto nivel de desempleo. Con el coronavirus el asunto empeoró: “La pandemia trajo consigo no solo una mayor alza en el nivel de desempleo, sino que también una paralización de actividades que afectó duramente a las inmobiliarias”, explica Erik Leiva, experto inmobiliario chileno.

 

No obstante, ya en los últimos días de 2020 parece que la situación se está revirtiendo lentamente. Con la suspensión de ciertas medidas de prevención como lo son las cuarentenas, el rubro inmobiliario planea cerrar el año no de la forma que hubiese querido, pero mejor de lo que esperaba.

 

El retorno de las obras pendientes

A mediados de este año el panorama inmobiliario no parecía muy bueno. Así lo demostró un sondeo realizado por la firma Michael Page, que arrojó que un altísimo porcentaje de las obras de construcción se verían paralizadas hasta final de año o hasta el 2021. En la Región Metropolitana prácticamente la totalidad de los proyectos quedaron paralizados, mientras que en regiones cerca de un 20 % quedó paralizado.

 

No obstante, con la pandemia algo más controlada, las medidas de restricción impuestas por el Estado han disminuido, lo que ha permitido que se retomen los proyectos inmobiliarios que quedaron inconclusos. Las autoridades en este rubro han dejado claro que es imposible lograr niveles de venta normal durante este año, pero que si se ha experimentado un alza en este aspecto durante el último trimestre.

 

“Si comparamos los números de este periodo, con el mismo del año pasado es obvio que no sacaremos cuentas alegres. Sin embargo, con la reactivación progresiva de las actividades laborales y comerciales, poco a poco han ido subiendo las ventas. Al parecer, poco a poco estamos despertando”, manifiesta Erik Leiva.

 

Variación de los precios

Si bien es cierto en los últimos años los precios de las viviendas en Chile han experimentado constantes alzas, hoy podemos ver que en medio de la pandemia los valores de casas y departamentos se han mantenido. Según menciona el mismo Erik Leiva, esto se debe a que la mayoría de las ofertas pertenecen a proyectos que ya estaban en curso a inicios de este año y que han mantenido su valor inicial.

 

Tal y como ocurrió con las multitiendas más conocidas del país, las cuales tuvieron que realizar distintas ofertas para vender el stock que no pudieron vender fácilmente en pandemia, con las inmobiliarias pasa algo parecido. Como deben vender los proyectos que tenían para este año, es muy poco probable que suban los precios drásticamente.

 

“Es cierto que han ocurrido ciertas alzas en los valores de producción, pero a las inmobiliarias no les conviene subir los precios. Además, con la aparición de diferentes vacunas contra el coronavirus hemos visto como poco a poco se normalizan los mercados, lo que ha permitido que el dólar haya bajado durante las últimas semanas”, declara el experto inmobiliario Erik Leiva.

Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*