¿Quién está tras la decisión de enfrentar la delincuencia durante los últimos días?

Anuncio

Luego de una política permisiva hacia la delincuencia que se venía arrastrando desde el mismo 18 de Octubre de 2019, permitiendo saqueos, vandalismo, destrucción de propiedad privada y pública, quema y destrucción de monumentos e iglesias, el cambio radical observado a partir del viernes 12 de Marzo no puede pasar desapercibido.

En las redes sociales se da cuenta de diversas reacciones ante la nueva política de Carabineros de Chile para evitar y enfrentar los habituales desmanes en la vía pública y los ataques y lesiones contra sus propios efectivos. Con una estrategia de copamiento circular sorprendieron a los delincuentes que cada viernes llegan a Plaza Baquedano a destruir todo lo que se les ponga por delante, pero en esta ocasión no les fue posible y más de 60 de ellos fueron detenidos y puestos a disposición de la fiscalía tras agredir a los uniformados o destrozar propiedad pública.

Al mismo tiempo, entre la madrugada del sábado y la de hoy domingo, se efectuaron diversos allanamientos y arrestos en poblaciones donde el tráfico de drogas es reconocidamente la principal actividad de bandas criminales residentes en ellas.

Esta decisión de Carabineros, y de las autoridades que emiten las órdenes para actuar, no la habíamos visto desde hace décadas.

Buscamos un factor común que nos permita determinar de dónde proviene la voz de mando que ha permitido trabajar estos dos últimos días a Carabineros para que puedan ejercer su rol y aplicar la Ley en sus funciones. El único cambio que ha existido durante este periodo, a nivel de autoridades, es la salida temporal de Rodrigo Delgado Mocarquer como Ministro del Interior por contagio de Covid, y en su reemplazo la llegada de Baldo Prokurica.

Prokurica, quien viene de la cartera de Defensa, es un político de reconocida trayectoria proveniente de Renovación Nacional. Su posición conocida es respetar a las instituciones y, al parecer habría decidido de inmediato procurar que las policías puedan efectuar su trabajo. No hemos visto más cambios que puedan justificar este radical giro que permite a las fuerzas de orden y seguridad actuar según mandata la Ley y la Constitución.

Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*