Pymes: ¿Por qué es clave gestionar con éxito el flujo de caja en tiempos de Covid-19?

Anuncio
  • La administración financiera es una de las debilidades de las pequeñas y medianas empresas, por eso, manejar adecuadas estrategias de esta herramienta pueden salvar el negocio con disciplina y prevención.

 

La crisis sanitaria, económica y social por la pandemia del Coronavirus ha dejado al descubierto las falencias que muchas Mipymes tienen en su administración, lo cual hace más difícil que adapten su modelo de negocios a lo que están viviendo.

 

Así lo señaló Francisco León Díaz de Valdés, Gerente Regional Valparaíso de Compite, consultora en proveer apoyo especializado en gestión de medianas empresas de Latinoamérica, en un webinar de PROPYME ofrecido en forma on line a Pymes.

 

En la ocasión, el experto entregó un diagnóstico de los distintos tipos de Mipymes, según sus formas de dirigir y planificar, poniendo énfasis en las debilidades más comunes en que incurren en el ámbito de finanzas.

 

El relator dio algunas claves sobre cómo las pequeñas empresas pueden incorporar cambios en la administración financiera de sus negocios, con el objeto de que se desenvuelvan en estos complejos e inciertos momentos.

 

Punto central de su charla fue el flujo de caja, el cual lo describió como “una herramienta financiera para definir los ingresos y egresos de una Mipyme en un período. Determina la liquidez de la empresa. En términos simples y haciendo una analogía con un vehículo es la bencina que necesita una empresa para seguir funcionando. El dinero disponible resulta esencial para financiar capital de trabajo y compromisos con terceros”.

 

De igual manera destacó su trascendencia porque “permite proyectar las necesidades de financiamiento de la empresa y de esa manera anteponerse a circunstancias negativas de flujo de caja, lo cual faculta tomar decisiones con tiempo para revertir esas situaciones adversas. Las empresas cuando quiebran, en general, es por el flujo de caja. Por lo tanto, podríamos decir que es fundamental usar esta herramienta, sobre todo, en contextos como el que estamos viviendo”.

 

“Hoy Compite, que forma parte de la Red de Trabajo de PROPYME, puso a disposición su experticia en el tema para brindarnos este encuentro virtual, al cual se conectaron emprendedoras y emprendedores de diversos puntos del país, incluso, desde Argentina. Conociendo nuestras finanzas y nuestro estado de liquidez podremos diseñar nuevas pautas para que nuestros negocios sobrevivan y puedan salir de esta UCI”, aseguró Andrés Gesswein, Director de Desarrollo de PROPYME.

 

Los pasos claves

Referente a cómo prevenir la falta de liquidez, Francisco León señaló que “en primer lugar, recomendamos que las Mipymes efectivamente implementen un flujo de caja en su empresa. Hay muchas que lo gestionan sin este tipo de análisis y después se encuentran con el problema muy encima para poder hacer algo. En segundo lugar, proyectarlo al menos a 6 meses y definir qué tipo de decisiones pueden tomar para revertir una situación negativa que le muestre este ejercicio del flujo. Para prevenir, lo más importante es gestionar el flujo de caja todas las semanas, ir ajustándolo acorde a la realidad y en base a eso tomar decisiones pertinentes”.

 

No obstante, lo anterior, en el caso de tener un flujo negativo, el especialista recomendó que “si proyectan que esto va a suceder, hay actualmente alternativas relacionadas al Crédito Covid-19 que les permitiría financiar el capital de trabajo. Por otro lado, está la posibilidad de ir a negociar con proveedores para cambiar las condiciones de pago; hacer liquidación de activos que sean prescindibles; buscar variantes al modelo de negocios; hacer promociones (sacrificando margen). Por último, diseñar algún plan organizacional, en caso de que no haya otra opción, pensando en que las personas pueden ser vistas como un problema o bien como componentes de la solución”.

 

Sobre esto último, el experto de Compite dio el ejemplo de una empresa que hoy está capacitando a sus trabajadores para que sus desempeños se vuelvan más eficientes y sean fuentes de innovaciones.

Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*