2 agosto 2021

Preparando el Golpe Parlamentario

Anuncio

El jueves 12 de marzo el diputado Jaime Naranjo, del Partido Socialista, presentó un proyecto de reforma constitucional para establecer el protocolo de acción ante una solicitud de inhabilitación del presidente por problemas físicos o mentales. De acuerdo a lo informado por el congresista, hace un año el PS detectó que existe un vacío en la Constitución al respecto, dado que si bien existe un artículo que permite realizar una acusación constitucional contra el Presidente en ejercicio, no existe una norma clara para inhabilitarlo en caso de enfermedad mental o física.

De prosperar la iniciativa, cualquier Presidente incluyendo al actual ocupante del cargo Sebastián Piñera, podrá ser destituido por el Congreso, previo informe de la inhabilitación por parte del Servicio Médico Legal.

Algunos detractores a esta iniciativa hacen ver que, si bien puede ser necesario que exista un mecanismo de inhabilitación, este debe ser reflejado también hacia los Diputados, Senadores y todos los cargos de elección popular. El problema que se presenta para aplicar una medida similar en contra de Diputados y Senadores es quién o qué ente sería quien tenga que presentar y cualificar a un Congresista para inhabilitarlo, ya que hasta hoy son las mismas cámaras quienes evalúan cualquier iniciativa de desafuero o de incumplimiento constitucional (antes de derivarlos al TC). Esta situación colocaría en grave riesgo la institución presidencial en todo momento, mientras los ocupantes del Congreso de Chile prácticamente no corren riesgos en sus escaños.

Jaime Quintana y el Poder Parlamentario

A sólo 2 días de ceder su cargo como presidente de la Cámara Alta, el senador Jaime Quintana del Partido por la democracia, insta al Presidente Sebastián Piñera a ceder atribuciones al parlamento.

En una entrevista concedida al periódico La Tercera con fecha 13 de Marzo, el Senador urge al primer Mandatario que ceda parte de sus facultades al Congreso. Entre otras, en la que más insiste  es que sea el Congreso el que tenga el que defina las urgencias y prioridades legislativas para presentar los Proyectos de Ley. Esto en la práctica significaría que el Presidente de la República perdería toda cuota de control sobre las normas que se discutirán en el Congreso, y Chile pasaría a ser gobernado por un régimen parlamentario quitando todas las facultades al primer Mandatario.

Karol Cariola a la Vicepresidencia de la Cámara

Y la guinda de la torta para impulsar este “golpe parlamentario”, va de la mano con la elección acerca de quién representará a la Cámara de Diputados como vicepresidente de la misma. De acuerdo a informaciones obtenidas acerca de las negociaciones entre los partidos políticos de oposición y a declaraciones el día de ayer de su compañera de bancada Camila Vallejo, la diputada del Partido Comunista Karol Cariola ocupará ese cargo para el siguiente periodo. De este modo, esta será la primera vez en la historia parlamentaria de Chile que un diputado comunista ocupa tan importante trinchera política en el lugar en el que nacen, se discuten y aprueban las leyes que afectan a todos los chilenos.

Renuncia de Sebastián Piñera

A todas las iniciativas mencionadas, se une la petición de diversos diputados y senadores de la izquierda, como el perdedor de las elecciones Alejandro Guillier, Teillier del PC, Carmen Hertz, Pamela Jiles, Hugo Gutiérrez, Alejandro Navarro, Giorgio Jackson, Gabriel Boric, Camila Vallejo y la propia Karol Cariola entre otros, para que Sebastián Piñera abandone la presidencia antes de terminar su mandato y llame a elecciones anticipadas.

El motivo para esta solicitud que han repetido en reiteradas oportunidades, sería la incapacidad de Sebastián Piñera para controlar la situación de violencia que se registra en el país a partir del 18 de Octubre de 2019. Esto a pesar de que han sido estos mismos parlamentarios quienes han incentivado a delincuentes y terroristas a continuar día a día a continuar con los desórdenes y han desacreditado a las fuerzas de orden a quienes no permiten actuar aduciendo incompatibilidad de sus funciones y obligaciones frente a los derechos humanos de las personas que “son reprimidas” por Carabineros y el Estado.

Las redes de Diputados y Senadores se han estado moviendo como tentáculos, aprovechando cada instancia para sumar puntos que les permitan articular un “Golpe Blando”, o Golpe Parlamentario en Chile. Cada acción que presentan contra la institucionalidad, e incluso contra la propia democracia como son las modificaciones constitucionales que han venido realizando desde hace años para permitir tomar el poder de forma casi desapercibida, parecen estar llegando a su punto cúlmine por estos días aprovechando el estallido de delincuencia y terrorismo que vive el país.

¿De qué forma podría sortear el Presidente Sebastián Piñera este intento de Golpe? La única vía que va quedando es imponer orden por la fuerza en las calles, y por la vía de decretos a nivel legislativo.

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol