ONU ayudará a 56 países a cambio de promover el aborto

Anuncio

Durante esta semana fueron 56 los países que firmaron la declaración conjunta que busca entregar “protección de la salud y los derechos sexuales y reproductivos” por parte de directrices de la ONU. Al mismo tiempo el documento está orientado a la promoción de la “sensibilidad de género” en respuesta a la crisis sanitaria por el Covid-19.

Es necesario recordar que, cuando el progresismo internacional se refiere a “protección de la salud y los derechos sexuales y reproductivos”, lo utiliza como un eufenismo para referirse al aborto, y no a temas propiamente de salud como aparenta el título.

El día 6 de Mayo se firmó la iniciativa, cuyo texto en lo principal dice “a medida que nuestra cadena de suministro nacional e internacional se ve afectada por esta pandemia, nos comprometemos a proporcionar a todas las mujeres y niñas en edad reproductiva productos de salud reproductiva. Y pedimos a los gobiernos de todo el mundo que garanticen el acceso total y sin trabas a todos los servicios de salud sexual y reproductiva para todas las mujeres y niñas”, en una clara campaña para promover el aborto en medio de la crisis por el coronavirus.

Esta declaración está disponible, para quien desee leerla completa, en el sitio web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia o el de Canadá (Global Affairs Canada), como en muchos otros gubernamentales.

El texto del documento fue ratificado con las firmas de 39 ministros de relaciones exteriores, expresando que representan al pueblo y gobiernos de un total de 59 naciones, bajo el título “Joint statement on Protecting Sexual and Reproductive Health and Rights and Promoting Gender-responsiveness in the COVID-19 crisis”.

De los países sudamericanos los firmantes fueron Uruguay, México, Ecuador, Costa Rica, Bolivia, Argentina y Perú. Este último país ha sido objeto durante la última semana de un fuerte debate debido a que se ha denunciado que su ministro de Salud, Víctor Zamora, aprovechando la crisis sanitaria  se encuentra impulsando el aborto por medio de la directiva sanitaria 094-MINSA/2020/DGIESP, con la que se recomienda el aborto cuando la madre tiene coronavirus.

El documento incluye frases como la financiación de la salud y los derechos sexuales y reproductivos debe seguir siendo una prioridad para evitar un aumento de la mortalidad materna y neonatal, una mayor necesidad insatisfecha de anticoncepción y un mayor número de abortos inseguros e infecciones de transmisión sexual”.

En la parte final de la declaración se declara que los países firmantes acogen “con beneplácito los esfuerzos multilaterales» de las Naciones Unidas (ONU), incluidos el UNFPA y ONU Mujeres, la OMS, el Banco Mundial y el FMI, supuestamente “hacia una respuesta coherente y global al COVID-19”.

El C-Fam (Centro para la Familia y DDHH en Estados Unidos), denuncia que “ambas resoluciones se basan en un informe de política del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, publicado justo antes de Pascua sobre El impacto de COVID-19 en las mujeres. Este informe tienen como objetivo crear una lista de políticas prioritarias que busque proteger a las mujeres frente a la pandemia, sobre todo en temas de ‘servicios de salud sexual y reproductiva”.

Debemos recordar que la ONU considera el aborto como un derecho humano e incluso ha publicado manuales con procedimientos y recomendaciones al respecto.

Mientras tanto, el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra La Mujer (CEDAW), que no es más que un panel de derechos humanos de la ONU, también publicó su propia orientación acerca del coronavirus, que exige a los países entregar “acceso confidencial a información sobre salud sexual y reproductiva como formas modernas de anticoncepción, servicios de aborto seguro y servicios post-aborto” mientras dure la pandemia.

En Ecuador mientras tanto, se está denunciando estos días el “Plan de Respuesta Humanitaria” diseñado por la OMS (dependiente de la ONU) para “ayudar” al país frente a la crisis sanitaria que ha tomado ribetes dramáticos en esa nación. Dentro del “plan”, su objetivo Nº 2 incluye expresamente:

Sensibilizar y capacitar al personal de salud para que, en el marco de los derechos de las mujeres y adolescentes, se implemente el paquete inicial de servicios mínimos PIMS: Salud materna y complicaciones materno neonatales, acceso a anticoncepción, incluida anticoncepción de emergencia, aborto seguro legal y la atención posterior al aborto…

Comparte, difunde!
Anuncio
PUMA - La Serie
Palabras clave del artículo: , , , , , ,
(nos reservamos el derecho de moderar los comentarios. Todo comentario expresado con respeto es muy bienvenido)
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol