28 noviembre 2021

Logran reintroducir proyecto para apropiarse de los fondos de las AFP

Anuncio

Ximena Órdenes (PPD), Yasna Provoste (DC), Alejandro Navarro (PRO), Juan Ignacio Latorre (RD) y Alfonso de Urresti (PS) son los senadores opositores que han estado desde un inicio tras la expropiación de los ahorros que mantienen los cotizantes en las AFP.

Ante la populista e ilegal iniciativa, originalmente el Senado la declaró inadmisible (por un voto en contra) durante la semana pasada. Sin embargo hoy, los mismos senadores la volvieron a introducir realizando un cambio a la moción con el que transforman el proyecto en una reforma constitucional y, de este modo saltarse el obstáculo de inadmisibilidad que tuvo la iniciativa original.

En el escenario que se presenta hoy, se trata ahora de una reforma constitucional modificando las facultades del Presidente de la República y del Congreso, al agregar un capítulo XVI para un nuevo sistema de pensiones, que deroga el decreto Ley 3.500 y, de esta forma se nacionalizan los fondos de pensiones.

La comisión de Constitución presidida por uno de los patrocinadores de la iniciativa, recibió esta mañana, al inicio de la sesión, la solicitud para iniciar el trámite una vez puesta en tabla.

De acuerdo al proyecto, los fondos acumulados por los cotizantes en sus cuentas individuales serán traspasados al Instituto de Seguridad Social de Chile, con el objeto de “proteger la propiedad de los trabajadores, hacer uso racional de los fondos de pensiones, que garanticen la gobernanza tripartita de éstos, se otorguen pensiones suficientes y de beneficios definidos, conforme a los estándares internacionales y normas de la organización internacional del trabajo”, según relatan los patrocinadores.

En un rápido resumen, el proyecto lo que busca es traspasar a un organismo público los ahorros de las personas, eliminar las AFP y la Superintendencia, crear un sistema de pensiones solidarias dentro de las cuales se contempla la pensión básica universal equivalente al sueldo mínimo garantizado, la de vejez, invalidez y la de sobrevivencia. Todo será financiado por el empleador, el Estado y el trabajador en base a diferentes fórmulas.

El proyecto pretende directamente arrebatar los fondos que cada persona ha ahorrado durante su vida para obtener su pensión, traspasándolos al Estado para que los administre dentro de un fondo común y de estos montos se extraigan las pensiones en el futuro.

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol