La verdad tras la marcha por el Rechazo

Estuvimos ahí, nadie nos puede venir con cuentos. La marcha comenzó en El Golf y se desplazó por Av. Apoquindo en dirección al Poniente. Se desarrolló en perfecto orden y tranquilidad, salvo por uno que otro insulto o gesto por parte de gente cuya opción es aprobar una nueva Constitución, quienes nos observaban incrédulos desde la vereda hasta que, ya en avenida Providencia a la altura de Nueva de Lyon, un grupo de activistas por el Apruebo nos agredió.

Momento en el que contrarios al rechazo lanzan diversos objetos a los manifestantes desde los departamentos de av Providencia

Primero fueron insultos y poco a poco comenzaron a lanzarnos piedras y otros objetos contundentes.

La Vanguardia (línea de defensa) reaccionó rápida y eficientemente. Acudió a la zona de conflicto y nos defendió de los ataques. Se reagruparon nuevamente y seguimos la marcha.

Anuncio

A la altura de La Concepción, las agresiones hacia nuestra manifestación se hicieron más y más violentas y peligrosas para los manifestantes que nos desplazábamos en paz, sin hacer destrozos, atacar a Carabineros ni rayar la ciudad. Desde las Torres de Carlos Antúnez nos lanzaron tomates, huevos, piedras y botellas de vidrio. Una vez más la Vanguardia rodeó la marcha y nos defendió de los ataques, situación que se repitió nuevamente al llegar a Manuel Montt.

La izquierda en su afán de ocultar la verdad, habla de violencia en la marcha del Rechazo. Lo cierto es que las agresiones siempre llegaron desde su sector, de parte de ellos. Dicen que la Vanguardia ataca y provoca desórdenes, comparándola incluso con la primera línea. Sin embargo en la inmensa manifestación no hubo destrozos, incendios ni saqueos, no se le impidió el paso a nadie ni se agredió a carabineros.

La guinda de la torta fue el “tongo” del señor Cavada. Este periodista en asociación con un camarógrafo que aparece oportunamente llamando “a funarnos la marcha del rechazo”, representan una película digna del séptimo arte. En este montaje se incluye sangre falsa, descubierta porque no se seca nunca ni cambia de color. El historial de agresividad de la supuesta víctima y su profesión lo exponen aun más en este montaje para perjudicar una marcha que se realizaba en completa tranquilidad. De hecho estuve ahí cuando él insultaba y provocaba a viva voz a los manifestantes, algunos de los cuales lo empujaron e hicieron caer al piso para luego retirarse al interior de un edificio y después salir cubierto de “sangre” a buscar medios periodísticos para finalizar su show frente a las cámaras.

Para esto, algunas personas sí son profesionales.

Soledad Fuentes T.

Comparte, difunde!
(nos reservamos el derecho de moderar los comentarios. Todo comentario expresado con respeto es muy bienvenido)
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol