La otra cara del Coronavirus: Pobreza para millones de personas en el mundo

Anuncio

Un informe del grupo benéfico OXFAM, que se basó en un estudio de investigadores del King’s College de Londres y la Universidad Nacional Australiana, llegó a la conclusión de que “según el supuesto más grave de una contracción del 20% en los ingresos, el número de personas que viven en la pobreza podría aumentar entre 434 millones y 611 millones alrededor del mundo”.

Debido a esto los analistas solicitan a los líderes mundiales que logren un acuerdo que permita brindar un “paquete de rescate económico para todos”, lo que debería hacerse antes de que se realicen las reuniones de primavera que se ejecutarán a distancia entre el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, la próxima semana.

En naciones donde el trabajo informal cubre un porcentaje importante de la actividad y aquellas en que el Estado se ha hecho cargo de los ciudadanos proporcionando bonos y beneficios para suplir ingresos en lugar de fomentar la industria, como sucede en Chile, los efectos de esta pandemia serán mucho más dramáticos pues el Estado dentro de pocos meses no tendrá capacidad para seguir bonificando a las personas debido a la falta de ingresos por impuestos, hecho derivado de las bajas en las ventas y el inminente aumento del desempleo.

En Chile se suman además los efectos de una crisis de violencia que se venía viviendo desde Octubre de 2019, destruyendo miles de fuentes de trabajo que también generaban impuestos. Se calcula que entre Noviembre de 2019 y Febrero de 2020, alrededor de 500.000 personas quedaron sin empleo como consecuencia directa de la destrucción de sus fuentes laborales y la disminución de la producción por el cierre de comercios vandalizados en todo el país.

Para intentar minimizar los efectos directos del Covid-19, los expertos sugieren que el Banco Mundial y el FMI se concentren en entregar soluciones viables para los países más afectados, y entre las recomendaciones se destaca:

  • Proporcionar ayudas en efectivo a las personas para la supervivencia y subsidios a los trabajadores.
  • Rescatar a pequeñas empresas que no pueden hacer frente a la crisis, y a las grandes siempre que se tomen medidas para proteger los intereses de trabajadores, agricultores y contribuyentes.
  • Suspender la deuda de un país en desarrollo por un año y cancelarla cuando sea necesario.
  • Emisión por parte del FMI de nuevos activos de reserva llamados derechos especiales de giro (DEG) por US$1 billón.
  • Aumento de la ayuda inmediata.
  • Gravar las ganancias extraordinarias, las personas más ricas, los productos financieros especulativos y las actividades que perjudican el medio ambiente.
Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*