Gobierno se abre al fraude con “elecciones en dos días”

Anuncio

EL Gobierno ingresó ayer, con carácter de discusión inmediata, el proyecto de Reforma Constitucional para permitir que las elecciones programadas inicialmente para el próximo 11 de Abril, se realicen en dos días consecutivos. Las fechas propuestas en el proyecto son el día sábado 10 y el domingo 11 de Abril.

De acuerdo a la explicación entregada por el Gobierno para esta anómala forma de efectuar el proceso de votación, habrían indicado que la complejidad de efectuar la votación de cuatro elecciones y la dificultad para mantener las medidas relacionadas al distanciamiento y el aforo por el Covid-19, serían las causas que los han llevado a tomar esta medida.

El Servel tendría nuevas atribuciones para este caso en el que se incluye que los mismos vocales de mesa estén ambos días, pagándoles $ 30.000 por cada día.

El texto del ingreso del proyecto indica que “Cuatro elecciones de gran envergadura y que involucran a un gran número de candidatos y candidatas, como son las Convencionales Constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, quedaron para un mismo día, el domingo 11 de abril“. Esta declaración demostraría la falta de preparación por parte no solo del Gobierno sino de todos aquellos que han participado en el proceso desde el mismo día en que se planteó realizar un plebiscito, cuando se planteó que al ganar el pruebo se determinaba el mismo 11 de Abril como fecha de elecciones junto a las de alcaldes, concejales y gobernadores.

Posibilidad de Fraudes

La iniciativa del Gobierno propone “el sellado de urnas del día 10 de abril, así como la reapertura de la votación el día 11 de abril, custodia de las urnas y de los útiles electorales y orden del escrutinio”. Esto significa que las urnas en todos los locales del país quedarán por varias horas en lugares fuera de la vigilancia del público, dejando en manos de personas sin definir durante toda la noche la seguridad de éstas y, abriendo la posibilidad de que las papeletas puedan ser manipuladas por las propias personas encargadas de su vigilancia, o por terceros.

De este modo el sistema chileno de votaciones hasta ahora considerado uno de los más seguros y fiables del mundo, deja de serlo por orden del Gobierno.

Comparte, difunde!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*