Global66.com, la fintech chilena de remesas que llama a no temerle a la transformación digital

Ante la baja adopción de herramientas tecnológicas, la compañía aconseja ver este proceso como un aliado para el crecimiento de los negocios, a un costo accesible y permitiendo la reinvención de los trabajadores en un mercado cada vez más dinámico y ultra conectado.

 

 

El 70% de las empresas chilenas aún no se ha digitalizado perdiendo la oportunidad de sacar ventaja de sus beneficios, ya que el uso de tecnologías puede llegar a reducir hasta en un 85% los gastos en procesos de pago a empleados.

 

Un panorama que según Jaime Donoso, Head of Business de la fintech chilena de giros, remesas y transferencias internacionales, Global66.com, se relaciona a un cambio cultural en las empresas pero también en las personas.

Anuncio

 

“Adoptar otras formas de hacer las cosas cuesta y tiene que ver con el temor y desconocimiento, más bien el desconocimiento es el que genera ese temor. De alguna forma esto no ha permitido un mayor crecimiento o una mayor rapidez en la adopción digital”, reparó el ejecutivo.

 

Si una compañía está evaluando iniciar un proceso de transformación digital, es importante, según Donoso, considerar “no sólo el costo de adquisición de las nuevas tecnologías, es un cambio cultural y estratégico, mediante el cual las empresas u organizaciones se orientan a mejorar la experiencia de sus clientes y/o a la creación de nuevos modelos de negocios, a través de la incorporación de tecnologías digitales para ofrecer soluciones más eficaces, innovadoras, rápidas y rentables”.

 

Para el especialista en la materia, es equivocado pensar que una receta que ha garantizado el éxito de un negocio lo seguirá siendo y debido a ello sea necesario innovar. “Es un error porque si las empresas no se adaptan a estas nuevas tecnologías o bien no se suben al carro de la digitalización la verdad es que van a quedar fuera de competencia”, comentó.

 

En Global66.com han entendido que la tecnología es un aliado en un mundo ultra conectado y en constante dinamismo, sobre todo, en tiempos de pandemia donde los procesos de digitalización han debido acelerarse de manera brutal.

 

De hecho, su vocero destacó que han crecido con mucha fuerza pues registraron 210.225 transferencias a septiembre de este año, las que comparadas con las 28.436 operaciones a igual período de 2019 refleja un crecimiento de 740%. Además, desde inicios de 2019 a la fecha la compañía ha operado con 58.097 clientes a más de 55 destinos –países- y 400 rutas de destino.

 

“Dentro de nuestros clientes tenemos un gran número de inmigrantes que han llegado a trabajar a Chile, quienes necesitan enviar dinero a sus familias que están en sus países de origen. Nos han preferido cada vez más y eso se ha notado en medio de la crisis sanitaria. La pandemia nos ha ayudado bastante porque por lo general las personas realizan este trámite a través de bancos y casas de cambio, pero debido al confinamiento han tenido que acceder a plataformas digitales. Global es una de ellas y nuestro objetivo siempre ha sido facilitarles la vida a nuestros clientes y entregarles una solución rápida y confiable”, remarcó.

 

Incluso llamó a no pensar que la adopción de nuevas tecnologías es compleja y costosa, poniendo como ejemplo que “cada vez es más accesible y más fácil contratar el servicio de almacenamiento en una nube o hacer una página web. Antes, cinco empresas te ofrecían hacer una página web y te costaba por decir sobre un millón de pesos. En la actualidad, una página web la podrías hacer hasta tú mismo”, apuntó.

 

Respecto del impacto laboral de estos procesos de digitalización, el Head of Business de Global66.com le bajó el perfil, pues dice que la actual contingencia ha dejado en evidencia que es posible trabajar vía remota y que la reconversión es clave.

 

“La pandemia nos ha forzado a reinventarnos, pero también a derribar paradigmas y demostrar que el trabajo se puede hacer de la misma forma, aunque ahora ya no estés en la oficina. Las crisis nos obligan a tomar decisiones importantes respecto de eficiencias y ese es el aprendizaje que tenemos que tomar. Es decir, lograr abrir nuestras empresas a la tecnología y no solamente usar herramientas, ya que esto es un tema más profundo y debería ir más hacia una transformación digital, lo que implica un cambio cultural en la empresa, un conocimiento y una adaptación de las personas para que hoy que teme por su trabajo en el futuro empiece a utilizar las nuevas tecnologías y se reinvente y entender que el mundo cambió”, remató.

Comparte, difunde!
(nos reservamos el derecho de moderar los comentarios. Todo comentario expresado con respeto es muy bienvenido)
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol