29 noviembre 2021

El Estado al límite de sus capacidades

Anuncio

El esfuerzo que ha hecho el Gobierno en temas económicos, lo ha llevado al borde de sus capacidades. Enfrentar un 18 de octubre, 5 meses de destrucción y una pandemia han sido el coctel ideal para una tormenta perfecta.

Para la oposición ninguna medida es suficiente y, hoy algunos sectores más radicales insisten en hacer nuevos llamados a un estallido 2.0 lo que significaría pasar de una tormenta a una debacle económica sin precedentes para Chile.

El FMI ya anunció que el año 2020 la economía global se enfrentará a una recesión económica que no se veía desde hace 90 años. Bajo este nuevo escenario ¿seremos capaces de sobrellevar un nuevo e irresponsable estallido? La oposición y la prensa ¿estarán a la altura o seguiremos viendo una constante incitación y justificación de la violencia?

Situación económica actual

Economía internacional: Proyecciones del Fondo Monetario Internacional apuntan a una caída de -3,0% para la actividad global, esto ante la continua propagación del Covid 19, mientras para Chile las proyecciones bordean el -4,5%.

Economía nacional: Las medidas para contener la propagación del Covid 19, como las cuarentenas, nos llevan a proyectar una caída de -2,1% para el PIB de este año.

Inflación: Desaceleración del consumo local, junto a la caída en los precios de los combustibles, nos hace esperar menores presiones inflacionarias en el corto plazo.

Política Monetaria: El Banco Central llevó su TPM al nivel mínimo técnico de 0,5%, nivel que se mantendría de forma prolongada ante las consecuencias de la pandemia.

Tipo de cambio: La incertidumbre internacional ha mantenido el castigo sobre los activos de mayor riesgo, entre ellas las monedas como el peso chileno.

Antes de tomar ninguna medida nuestras autoridades deben recordar que el nivel de endeudamiento externo del país supera los U$198,104 millones, lo que quiere decir que representa un 74,3% del PIB. El país no se encuentra en condiciones productivas para continuar endeudándose infinitamente, a menos que las autoridades estén contemplando llevarnos a un default que implicaría necesariamente la pérdida de la credibilidad que ha costado décadas construir, y que nos ha permitido convertirnos en un país confiable en el mercado internacional. Además una situación como esta provocaría varios años de pobreza y hambre para las familias, por lo que el sentido común indica que se debe prestar especial atención a este aspecto.

Ante este incierto y negativo escenario económico local, cabe preguntarse no sólo si la ciudadanía y los políticos de oposición estarán a la altura para ser parte constructiva de las soluciones que hay que encontrar para evitar que los chilenos se empobrezcan aún más, sino también si esta oposición comprende los graves problemas financieros que sin duda nos golpearán y harán mucho más complejo el panorama local si no se trabaja en unidad y transversalidad, sin atacar la cosmética sino responsablemente el fondo del problema.

Recordemos que el sobreendeudamiento lo pagamos todos los chilenos mediante alzas de impuestos que encarecen aún más la vida de los ciudadanos ¿Nuestras autoridades y políticos lo comprenden?

Comparte, difunde!
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol