Diputado Jorge Durán (RN) emplaza a senadora Goic a dar urgencia en marzo a Ley de Salud Mental

Anuncio
  • La Comisión que preside la parlamentaria DC debería reanudar su postergada tramitación, y avanzar en un presupuesto acorde a los países de la OCDE, tomando en cuenta las alarmantes cifras que evidencia la sociedad chilena en esta materia, las que se han intensificado más en pandemia.

 

Dado que la pandemia ha recrudecido la calidad de vida de las personas con el estrés del confinamiento y el impacto de la crisis económica, el diputado de Renovación Nacional (RN) Jorge Durán, pidió a la senadora Carolina Goic y a la Comisión de Salud de la Cámara Alta a apurar la tramitación del proyecto de Ley de Salud Mental cuando en marzo se retome su debate, ya que fue ingresado en 2016 y aún no ve la luz.

 

“Como integrante de la Comisión de Salud de la Cámara Baja me preocupa que el proyecto de Salud Mental lleve tantos años sin aprobarse, siendo que es tan necesario. El último año la propuesta se ha tenido que postergar por la pandemia, sin embargo, es el momento para poner el acelerador a las iniciativas ya presentadas y que de una vez por todas se ponga atención a un tema tan clave como es la salud emocional y psicológica de niños, jóvenes y ancianos que tan mal lo han pasado por el COVID-19”, aseveró Jorge Durán.

 

Un estudio del Termómetro de la Salud Mental en Chile publicado en agosto de 2020, redactado por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica y la ACHS, dio cuenta que el 54,8% de las personas consultadas se sintieron más agobiadas de lo normal, además de 34,6% que manifestó síntomas asociados a patologías de salud mental, mientras que 32% de los encuestados se declaró sentirse más deprimido de lo habitual.

 

“Por eso, llamo a la Comisión de Salud del Senado, a su presidenta y a sus integrantes a tomar en serio esta discusión. Es ilógico que no se considere como una prioridad viendo cómo nuestra sociedad se enferma cada día más”, lamentó el parlamentario.

 

Reparó que “el gasto público es bajo en relación a los países desarrollados, llegando sólo al 2,4%, cifra muy lejana de la mínima recomendada por la OMS. Además, se mantiene la concentración de recursos en Santiago con indicadores de inversión para salud mental del orden del doble o más que el promedio nacional”, explicó el diputado Durán.

 

Chile es parte del 40% de países del mundo que no tiene Ley de Salud Mental, frente a lo cual distintos actores han abierto el debate en cuanto a desarrollar una ley para una materia que en la actualidad se encuentra dispersa en distintas normas como la ley N°20.584, N°20.422 y N°18.600.

 

Si bien estos cuerpos legislativos incluyen elementos sobre salud mental, expertos han manifestado que éstas son insuficientes y se contraponen a estándares de derechos humanos a pesar de los acuerdos internacionales suscritos por Chile.

 

Según el Minsal, los problemas de salud mental afectan en mayor medida a las personas con menor nivel educacional, a los más jóvenes y a las mujeres, impactan de manera particular a personas de pueblos originarios y empiezan tempranamente en la vida: entre los niños de 4 a 11 años 27,8% presenta algún trastorno. Sumado a eso, Chile es el segundo país de la OCDE que más ha aumentado su tasa de suicidio después de Corea del Sur.

Comparte, difunde!
Anuncio
PUMA - La Serie
(nos reservamos el derecho de moderar los comentarios. Todo comentario expresado con respeto es muy bienvenido)
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol