Carta | La monarquía parlamentaria

Carta | La monarquía parlamentaria

Señor Director
Mientras la mayoría de la ciudadanía está abducida entre matinales y noticiarios que transmiten repetidamente información sobre la Pandemia las 24 horas del día, en la “cocina” de nuestro Congreso se fraguan discretamente leyes que van a transformar las bases e idiosincrasia que han forjado nuestra sociedad. La tan nombrada retroexcavadora, claramente visualizada a partir del 18/O, no se ha detenido y sigue su labor; aunque algo más silenciosa y con el gentil auspicio de parlamentarios oficialistas y de oposición.

Para una madre y ciudadana de a pie, responsable de ejercer su deber ciudadano y emitir su voto para conseguir ser “representada” en el Congreso por personas más idóneas y preparadas, resulta del todo frustrante constatar que, quienes en sus campañas electorales manifestaron sus idearios y convicciones (precisamente en los cuales confié, votándoles), hoy aprueban leyes que no sólo distan de lo prometido; si no aún peor, van en sentido totalmente opuesto perjudicándome directamente.

El “Proyecto de Ley de Educación Sexual Integral (ESI)” y el de “Garantías y Protección Integral de los Derechos de la Niñez y Adolescencia” que, entre otras materias sensibles, incorpora el polémico concepto de autonomía progresiva, pretende arrebatarme el derecho preferente de educar a mis propios hijos (que no por considerarlos “propios” son “objetos”, como acusó recientemente la Defensora de la Niñez).

Si mis “representantes” aprobaron la Ley del Sename II -que también considera este mismo concepto- ¿por qué he de creer que en estas próximas leyes, donde se establece como principio rector y obligatorio, no votarán en la misma línea? Si ésta es una “democracia”, ¿qué herramientas tengo a mi disposición para exigirles a mis “representantes” que sean al menos coherentes con el programa presentado durante sus campañas? En al actual escenario de confinamiento resulta imposible manifestarse públicamente.

Las cartas, no las leen o se responden casi de manera automática. Intentar comunicarse con ellos por teléfono es imposible; si uno tiene suerte, habla con sus secretarias… Sólo queda esperar 4 u 8 años más para castigarlos con el voto (si es que van a la reelección), mientras tanto, el daño ya está hecho y es imposible revertirlo. Para mí, esto no es una democracia, es una especie de monarquía con múltiples reyezuelos. Y la Pandemia, el escenario perfecto para hacer y deshacer a espaldas de la ciudadanía, que dicho sea de paso, no somos sus súbditos.

Francisca Alvarez T.

Necesito refugio, me persiguen por ser heterosexual

Columna de Izkio Redhat

Esta mañana, para distraerme mientras tomaba mi primer café, abrí el sitio Web de Emol para enterarme de todas esas cosas que poco de interés tienen. Sin embargo hubo una nota que me llamó la atención, y aun no termino de digerirla a pesar que el café se acabó hace largos minutos.

El artículo en cuestión lleva el largo título “Glosario LGTBI: Las palabras y precisiones lingüísticas que debes conocer para hablar sobre diversidad sexual”.

Luego de darle un vistazo por encima y leer los comentarios de lectores que acompañaban a tan “interesante” desarrollo del periodista a cargo de la misma, volví para leer la nota ya completa encontrándome con un diccionario propio, elaborado por la comunidad LGTB+ (las variaciones son infinitas) para imponernos a los heterosexuales la obligación de hablar en su idioma o, ser satanizados por pertenecer a la “heteronorma” de la heterosexualidad. Es decir, ser tratados de intolerantes, retrógrados y violentistas sexuales por ser hombre o mujer.

Todo esto con motivo del gigantesco escenario que se está construyendo en plena Plaza Baquedano para que esas comunidades celebren, en plena pandemia,  el “mes del orgullo LGTB+”. Para quienes no lo saben, la Intendencia de la Región Metropolitana rechazó este acto, sin embargo el Jefe de la Defensa Nacional Región Metropolitana, General de Ejército Carlos Ricotti, autorizó a la Fundación Iguales a llevar a cabo el acto.

No estoy seguro en qué momento ocurrió todo esto. El Gobierno nos tiene a todos confinados en nuestras casas, manteniendo dos metros de distancia entre nosotros cuando tenemos que ir a un supermercado (con salvoconducto), y con mascarillas para evitar ser contagiados, o contagiar. Sin embargo, se da autorización a un colectivo de movimientos sexuales para realizar su acto del “orgullo” en pleno centro de Santiago, donde los trabajadores que levantan la plataforma no portan siquiera mascarillas.

Ok, ya nos estamos acostumbrando. Si no son los gay, trans y otra amplia gama de desviaciones (entiéndase por desviación todo aquello que no se ajusta estrictamente a la norma; Lo aclaro para no ser ametrallado y colgado en la plaza pública), lo han sido los izquierdistas, los políticos populistas y el propio Gobierno que vienen pretendiendo desde hace años normalizar todo aquello que no es normal ni aceptable. Hablo de corrupción principalmente, niños, para que no queden dudas.

Pero regresemos. Ahora es parte de la aceptación obligatoria, conocer el vocabulario LGTB para no ser tildados de homófobos. Porque tengamos claro que hoy los heterosexuales somos vistos como sujetos sospechosos. Hay un gran grupo de activistas en pelota en las calles,  ONG’s, institutos como el INDH y jueces atentos a que no usemos mal una palabra, un concepto. Si criticamos o nos “equivocamos”, ¡A la horca!.

Lo que yo me pregunto, e imagino represento a todos aquellos que no son parte de un colectivo LGTB ¿Por qué se celebra el “mes del orgullo LGTB”? No me cabe duda que si propusiera celebrar el “mes del orgullo heterosexual”, ya tendría que comenzar a buscar refugio en algún país musulmán, uno de esos sultanatos donde estos movimientos y las feministas no critican ni visitan. Porque de tolerantes, los del LGTB no tienen nada cuando se trata de explicar por qué un país entero tiene que bailar a su ritmo, a pesar de no gustarnos esa música.

En fin, esto es parte de los cientos de errores que ha cometido este Gobierno, que se rinde ante las minorías para perjudicar a las mayorías. O en pocas palabras, el país y la ciudadanía les importa una alcayota.

Izkio Redhat

¿Pandemia o totalitarismo? – Columna de Opinión

Columna de Gokulesh Boudon

Columna de Gokulesh Boudon

Para nadie es indiferente lo acontecido con respecto al virus COVID-19 creado en la república comunista China, existe una gran tasa de contagio y ha afectado gravemente nuestras vidas pero ¿es tan letal como los medios nos muestran?

Veamos los hechos: Pandemia del griego pandëmía “reunión del pueblo”:Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países y que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”, sin embargo no se menciona que realmente pueda ser letal. Solo se refiere a contagio, como una gripe o incluso la obesidad, y esa sí que es una condición que mata.

Desde EEUU hasta Italia han cuestionado el actuar de la OMS (https://www.youtube.com/watch?v=6mQMXKrL58k ) entidad que se encuentra  en tela de juicio por su estrecha colaboración con China y del cómo ocultaron lo que estaban haciendo en Wuhan( https://www.youtube.com/watch?v=tCMLOV_0P4k ). Incluso han amenazado a Australia si comienza a investigar el origen de ese virus. China, comportándose como mafia, amenaza sin mediar reparos. ¿Qué esconde realmente ese laboratorio y porque los medios no hablan del como se esparció el virus? ¿Por qué tanto silencio?

Debemos considerar que la OMS está a cargo de un político de izquierda, etíope, quien tiene un extenso prontuario ( https://www.youtube.com/watch?v=a7OQ-T0KLtc ). La OMS es la misma organización que promueve el aborto y la ideología de género para el occidente. Conociendo estos detalles ¿por qué Chile debe seguir sus protocolos? ¿es que acaso no tenemos médicos especialistas que puedan crear planes de acción acorde a las diferentes situaciones, en lugar de seguir órdenes de entidades no democráticas (no elegidas por los chilenos)?

A los médicos y científicos que cuestionan sus dictámenes, se les marca de por vida y hasta amenazan con arruinar sus carreras (https://www.bitchute.com/video/6K2k5o5usDHb/).

Señor lector, le hago la siguiente pregunta: cuando fue a votar ¿en alguna parte se mencionaba elegir a la ONU o alguna de sus Ong’s? si la respuesta es NO ¿por qué entonces el gobierno se arrodilla ante esas organizaciones? o es que tener el apellido de “organización internacional” les da la potestad de pasar por encima de nuestras legislaciones o ¿Existe un contrato entre políticos que les otorgaría cargos con jugosos sueldos a los políticos que son luego desechados, a cambio de modificar nuestra institucionalidad? Porque muchos de los políticos y jueces en Chile han demostrado ir por el carril de la corrupción, al no actuar de acuerdo a valores como el amor a la patria.

Desde el segundo gobierno de Michelle Bachelet, hoy alta comisionada de los tan usufructuados DDHH, se ha evidenciado esa falta de valores, apegándose  a la agenda 2030. Se trata de una agenda globalista a la cual el país se encuentra suscrito sin haberle preguntado a ningún chileno de lo que se trataba y las consecuencias de esos tratados. Estados Unidos,  con el presidente Donald Trump, ha cortado el financiamiento a la OMS por el ocultamiento de información y lógicamente los medios no esperaron para atacar sin cuartel al presidente, como perros rabiosos a quienes se les quita el bozal, editan y redactan el discurso globalista para quienes se atreven a defender los valores occidentales como la cristiandad, la familia y la soberanía de las naciones atacando con eufemismos como “racista, facista, misógeno, homófobo, xenófobo”  entre otros términos que no tienen sentido alguno, solo cargados de una hipersensibilidad e irracional sentimentalismo el cual nubla el sano juicio.

Nombres como Bill y Melinda Gates están saliendo a la luz quienes entre durante el año 2019 hicieron un simulacro de pandemia de corona virus (https://d.elhorizonte.mx/internacional/simularon-la-pandemia-2-meses-antes-causa-polemica-evento-201-en-nueva-york/2825341), curiosamente la fecha coincide con el día que el estallido de violencia ocurrió en Chile.

El mismo Bill Gates declara que las vacunas que él financia y reparte son para “bajar la tasa de población mundial”. Tenemos otros informes desde Italia desde donde 2 diputados de ese país demostraron la falsedad de los informes médicos que estuvieron dando vueltas en los medios y alarmando a la población, dónde el 90% de los fallecidos no murieron a causa del virus chino y así como también dieron a conocer como Bill Gates está creando este problema para vender vacunas que supuestamente son para “curar”. Muchos parlamentarios presentes en esas audiencias comenzaron a atacar a los parlamentarios italianos ( https://www.bitchute.com/video/P4qk62jUhO1R/ ; https://www.youtube.com/watch?v=cAyNdvE5X7I).

Mi mente no puede eludir la siguiente pregunta: “Los Gates ¿acaso son médicos? ¿son genetístas? ¿o virólogos?” No he escuchado ni encontrado ninguna evidencia de ello. Entonces ¿por qué se les da tanta pantalla? la respuesta es simple: El 70% de los medios de comunicación están en manos de las élites de archimillonarios como el caso de Ted Turner dueño de CNN. Curiosamente esos medios comulgan con las políticas y estrategias progresistas.

El terror implantado por los medios es la punta de lanza para que gobiernos proclives al globalismo aparezcan como un mesías, ofreciendo la panacea a cambio de eliminar libertades como el libre tránsito o incluso el hecho de salir a caminar a respirar aire puro o, simplemente cambiar de ambiente. Para nadie es grato estar permanente encerrado, como bien lo obliga China a sus ciudadanos controlando hasta a través de celulares lo que se habla o escribe con un sistema de puntos para las “dádivas” del régimen comunista (https://www.youtube.com/watch?v=2xTKihfCzxk).

Esta misma estrategia es la que está implementando el presidente Sebastián Piñera en Chile con su brazo “derecho”. Aunque, seamos claros, se trata de su brazo “izquierdo”: el anestesista Gonzalo Blumel. Ambos nos llevan por el carril para eliminar nuestra vida privada. Esto se evidencia cuando hoy pretenden seguir a cada chileno a través de nuestros celulares para que la cuarentena “sea efectiva” (https://www.latercera.com/nacional/noticia/movilidad-y-celulares-el-tema-que-evalua-el-gobierno-para-contener-los-contagios/VUNKV76YFZGKFNZM2W6HOF7ISE/). 

Las cuarentenas son válidas y necesarias, pero sólo útiles para quienes están contagiados y no para los sanos. Debemos considerar que las cuarentenas masivas NO SON EFECTIVAS. ¿En qué momento este Gobierno comenzó su camino al totalitarismo, o la dictadura? ¿Cuándo se nos preguntó si estaríamos de acuerdo en que nuestra libertad esté maniatada por los políticos?.

Ya nos tienen bombardeados con el mal llamado “distanciamiento social”, que en términos simples significa el alejamiento o aislamiento del prójimo, o a la “nueva normalidad”, intentando imponer su sesgada y retorcida visión de la vida real y aceptar lo que las élites dictan desde la sombras al resto del mundo.

Debemos volver a nuestra vida normal como era antes de octubre del 2019 o incluso antes del primer gobierno de Michelle Bachelet, recuperar nuestra economía, nuestros valores, entender lo que está bien de lo que está mal. Además de los millones de dólares que se desperdician, cuántos chilenos están padeciendo la soledad y la pobreza en sus casas… son miles. 

Es hora de deponer a aquellos que en el Estado y los medios atacan constantemente el orgullo nacional, el amor a la patria y el respeto de los valores que fundaron Chile.

La libertad no es un derecho, es un regalo que debe ser protegido, resguardado y defendido con responsabilidad y, siempre teniendo en cuenta que el enemigo tanto interno como externo quiere eliminar nuestra independencia para gobernarnos a su antojo. Porque odian que no haya “esclavos” que sirvan al Estado o régimen.

Gokulesh Boudon

(las opiniones vertidas por los columnistas no reflejan necesariamente nuestra posición o pensamiento y, corresponden a su entera responsabilidad)

Carta de Enrique Romo reclamando a TVN

CARTA AL DIRECTOR

Señores TVN 24 horas:

Tengo que expresar mi disgusto con el nivel de desinformación y parcialidad que han utilizado en cubrir los eventos en EEUU, luego del terrible asesinato del Señor George Floyd. Su reporteo adolece de una falta significativa de balance periodístico. Hay cientos de lideres de la comunidad negra que ofrecen una versión muy distinta a la imagen que Uds presentan. No solo eso, son negligentes en no presentar el punto de vista de aquellos que han visto sus negocios destruidos y vandalizados (que son muchos), y tampoco han hecho hincapié en el peligro que las manifestaciones tienen en el contexto actual de la epidemia del Covid-19.

Creo que el sesgo editorial es muy grande, la imprecisión en el reporteo es francamente alarmante y lo más importante, pareciera ser que sus profesionales gozaran de poder culpar al presidente Trump de estos hechos, quien ha reaccionado con una actitud de buscar justicia (desplegar al departamento de justicia y al FBI para que investigue a fondo) y de poner orden ante el saqueo y vandalismo observado, que son las cosas que un mandatario está llamado a hacer por obligación constitucional.

Se exhibe en todo esto una ignorancia supina al no entender la naturaleza federal de ese país ni tampoco de ver como la conducción tanto de la pandemia como de los hechos post homicidio Floyd, por parte de los estados dirigidos por gobernadores demócratas, ha sido la mas deficiente e ineficaz, mientras que al mismo tiempo se realzan las voces de oposición como la del Senador Schumer, un senador que si no fuera por su participación negativa y obstruccionista, no tendría nada que aportar. La conducción del gobernador del estado de NY, Andrew Cuomo y la total incompetencia del alcalde de Nueva York, Blasio, son materia de reportaje serio ya que su incompetencia no solo ha hecho que Nueva York sea el “epicentro” de la pandemia, sino también de las manifestaciones mas violentas y vandálicas.

Esto NO es casual, pero Uds. ni siquiera rascan la superficie de este asunto. Por ejemplo ¿sabían que Blasio, al comienzo de la pandemia, disminuyó el numero de trenes del Subway, haciendo que hubiera mas hacinamiento en los mismos y por ende mas posibilidades de contagio, cosa que sucedio? Y ¿dónde estaba entonces el informe de 24hrs? Nowhere! Señores, han sido negligentes y no han hecho su trabajo. Son un organismo de noticias. Pues bien, dennos las noticias de manera mínimamente objetiva, no sesgada.

No tengo esperanzas que Uds. escuchen lo que digo y que lo traten con la consideración que se merece. Desgraciadamente el periodismo que se practica en su casa, como en los medios chilenos en general es la practica política del progresismo, por otros medios, fingiendo seriedad y objetividad. En eso están a la par de los desgraciados medios americanos. Y Uds, están conectados con ellos.

Un ejemplo para esto es citar a Jimmy Fallon, un payaso para todo efecto práctico. Un militante demócrata anti Trump, que no pierde ocasión en una crisis para ser mas sesgado y cínico. No señores, esas NO son fuentes. Por qué no contactar a la sobrina de Martin Luther King, que es una verdadera líder de los derechos civiles y representante de la comunidad negra, o… a intelectuales informados y serios como Thomas Sowell o Victor Davis Hanson, que entienden lo que EEUU es, y por lo que esta pasando… ¿Por que no?

Enrique Romo

Columna: 2,5% de impuestos es nada ¿Por qué no aplicar 10% de una vez?

Columna de Sebastián Cristi

Ayer diputados de oposición, principalmente de esa izquierda tapizada de expertos economistas que reciben señales de luz desde el universo para iluminar a todos los economistas del mundo, ingresaron a discusión su tan anhelado impuesto del 2,5% para las personas que posean más de 22 millones de dólares de patrimonio.

La explicación para tan brillante iniciativa, es que “servirá para financiar rentas básicas de emergencia” para familias afectadas por la pandemia.

La genial idea cuenta con el respaldo de connotados parlamentarios como los diputados Gabriel Ascencio (DC), Karol Cariola (PC) , Giorgio Jackson (RD), Daniel Núñez (PC), Luis Rocafull (PS), Alejandra Sepúlveda (FRVS), Alexis Sepúlveda (PR), Raúl Soto (PPD), Camila Vallejo (PC) y Esteban Velásquez (FRVS). Claro que para muchos aspectos seguramente se hicieron asesorar por otros aun más expertos que ellos en materia tributaria y económica, también de esos partidos políticos que han aportado tanto al progreso del país.

Dicen que se trata de un “impuesto único”, que será aplicado por una sola vez a los “super-ricos”, como ellos han denominado a todos aquellos que ganan… más que ellos. Claro que, como ya conocemos a nuestros astutos legisladores, el impuesto será aplicado una y otra vez para diferentes situaciones. Yo les recomendaría seguir en la segunda patita con un 5%, o mejor aún un 10%. Así nos aseguramos de poder extraer el máximo posible de esas fortunas que no les pertenecen, pero a las que quieren echarle mano a como de lugar.

Aunque se trata en la práctica de una doble tributación para los afectados, los impulsores de la iniciativa se veían felices, rebosantes en  el Congreso al explicar que este impuestito permitiría “allegar recursos al Fisco por US$6.500 millones”.

Luego de leer tan docta propuesta que busca quitar a los ricos para entregar por una vez a los más necesitados un monto que a duras penas salvará 15 días de alimentos para esas familias, se pasó por mi cabeza una idea loca: ¿Qué pasaría si estas lumbreras de la economía se salen con la suya?

Bueno, yo no poseo 22 millones de dólares. No creo tener ni el 0.1% de ese monto como patrimonio, pero si los tuviera y apareciera de pronto el fisco a decirme que entregue 550 mil dólares de mis bienes en los siguientes 30 días, tal como proponen estos niños de bien, no me quedaría más que hacerlo. Aunque probablemente, nuevamente si fuera dueño de un monto como ese, generado con trabajo, esfuerzo y sacrificio, y haber pagado todos mis impuestos sobre ese patrimonio año tras año, comenzaría a pensar en alternativas. Nadie gana o mantiene una fortuna así simplemente con los intereses por renta, se requiere trabajar y dar trabajo.

Lo que pasa es que en mi ignorancia en materia económica y tributaria no me atrevería a cuestionar siquiera la super idea para castigar a los super ricos. Pero, que me vuelvan a aplicar impuestos sobre un monto por el cual ya tributé, y con gran generosidad al Estado, me haría sospechar que esto se comienza a poner mucho más negro de los grisaseo que ya se encontraba y, que tal como le ha pasado a otros “super-ricos” de países vecinos, dentro de poco vendrán por ese 5%, 10% o probablemente más.

Las personas que poseen fortunas de esa envergadura o superiores, generan empleo. Esos empleos son su aporte para combatir la pobreza, la inequidad y el asistencialismo estatal. El empleo proporciona dignidad a las personas. Aunque la palabra dignidad ha sido bien manoseada últimamente y algunos creen que se trata de tener para comer, les informo con pesar que están equivocados porque dignidad es la cualidad de las personas que les hacen valer como tales sin permitir ser humillados o degradados. Recibir “bonos” y no trabajo, es indigno. Ser sujeto de asistencialismo estatal y no de condiciones que les permitan generar sus propios ingresos, es indigno.

Regresemos. Los únicos que poseen patrimonios del nivel que se pretende gravar, son algunos empresarios. Usualmente, a mayor patrimonio, más empleos generan.

Sin embargo los hiper super diputados con macro dotación de inteligencia y conocimientos tributarios y económicos que presentaron el proyecto, probablemente tienen diseñada una fórmula en la que el empleo no es necesario para suplir las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad. Y es que esos empleos son esclavizadores y sin duda la gente vive mejor con bonos. Además, no importa asustar a quienes invierten y generan empleos: sus impuestos, según desprendo de tan genial iniciativa, tampoco son necesarios. Porque, si yo fuera castigado de esa forma por parte de parlamentarios que estarán ahí por corto tiempo más, sin duda que estaría analizando qué tanto me conviene reinvertir dentro de Chile y seguir creciendo y generando más empleos ya que de seguro ante cualquier evento me van a volver a aplicar otro doble impuesto, y otro más y otro más, además del riesgo de que lleguen las anunciadas expropiaciones si se llegara a aprobar el plebiscito. Recordemos que varios parlamentarios ya están repartiendo generosamente las propiedades y patrimonio de quienes tienen más, en su proyecto de Constitución.

Ante todos esos riesgos ¿seguiría invirtiendo en Chile? Podrán llamarme poco patriota, que no soy solidario, atacarme por no tener empatía con nuestros inteligentes diputados. Pero, si he llegado a reunir un patrimonio de esa magnitud, no estoy tan claro que esté dispuesto a perderlo todo y dejar de generar impuestos y empleos por ideas geniales de nuestros queridos y respaldados parlamentarios.

Leo y vuelvo a leer los nombres de cada una de estas estrellas de la economía, las finanzas y sigo pensando que, algo deben haber pensado para evitar que esto pase y los empresarios se mantengan contentos, generando empleo e impuestos, sin escapar de esta maravilla hacia otros países como Perú, que prefieren incentivar el progreso y el empleo en lugar de castigar a quienes levantan la economía de los países. Porque después de todo ellos están ahí para hacer crecer al país y entregar mejores condiciones de vida a los ciudadanos ¿o no?

Sebastián Cristi

Columna de Paul Sfeir: El 18 de Octubre Yankee

Columna de Paul Sfeir desde Estados Unidos

Columna de Paul Sfeir

Lo que está ocurriendo en EEUU desde hace cinco días, a mi juicio, no tiene nada que ver con el tremendamente desgraciado caso de la muerte de George Floyd a manos de la policía.

Las agencias serias nacionales e internacionales de información, reportaron el caso de esta manera:

“Los agentes de policía abordaron a Floyd porque sospechaban que había usado un billete falsificado de US$ 20 e intentaban meterlo en un vehículo policial.

Al ser inmovilizado con la rodilla en su cuello, el hombre intenta pedir ayuda y grita en varias ocasiones “no puedo respirar” o “voy a morir”.

En efecto, George Floyd aparece inmóvil en las imágenes, reducido por un policía, antes de ser puesto en una camilla y trasladado en una ambulancia.

Derek Chauvin, el policía de 44 años de edad que comete este brutal exceso fue arrestado el viernes por su vinculación con la muerte de Floyd y otros tres funcionarios del Departamento de Policía de Minneapolis (MPD) fueron despedidos. El FBI se sumó a la investigación de los hechos y esta sigue su curso.

Violentistas quemando edificios, vehículos y la bandera en Estados Unidos

Según trascendió, este policía ya tenia quejas previas de uso excesivo de la fuerza y casualmente contra un ciudadano de la raza negra hace algunos años. (Nótese que en todo el reporte recién acabo de agregar el detalle racial).

En efecto, George Floyd era un estadounidense de la raza negra, como cualquier otro estadounidense, de la raza que sea. No debió morir así. Nadie debe morir así. Estados Unidos tiene de todo en todos los colores. Hay científicos, deportistas, astronautas, congresistas, alcaldes, policías, militares, médicos, presos, etc etc etc de todos los colores y razas.

Desafortunadamente, hay que decirlo, EEUU es un país que históricamente ha estado sometido a la observación inclemente de sus enemigos, entre los que se cuentan, calculo yo, el 90% de los medios de comunicación nacionales e internacionales. Una inmensa tropa anti “Yankee” y/o que tienen un tremendo “bozal de marraqueta” y no se atreven a llevar la contra de los delincuentes que proveen dinero que sostiene al anti americanismo.

Y de ahí se agarran quienes han desencadenado este “18 de Octubre Yankee”, y es que este país ya esta plagado de individuos activistas de esos que dan vuelta por toda la America Latina, buscando su desestabilización a beneficio de Cuba, China, Rusia, Irán, Venezuela o todos los anteriores…

Los 30 pesos del aumento del metro en Chile aquí se llama George Floyd. El que entendió, entendió !!!

Lo demás es fotocopia de lo ocurrido en Chile, tal como muestra el video al pie.

Paul Sfeir

FARC invadiendo el sur chileno | Columna de Sebastián Cristi

Columna de Sebastián Cristi

Cuando recibí en mi WhatsApp el comunicado de una organización terrorista autodenominada “Resistencia Territorial Mapuche Lofche Malleco Purén Nahuelbuta” anunciando que se han tomado el territorio del sur al que llaman “territorio mapuche”, pensé que se trataba de otra amenaza al vuelo más de un grupo de guerrilleros drogadictos armados como los de siempre que, aunque amateurs, no dejan de ser peligrosos.

Sin embargo al leer con detención el texto que tanto se esmeraron en redactar, me di cuenta que esta vez ya no es la acostumbrada amenaza acompañada de algunos atentados. Hace un par de semanas balearon la casa de un agricultor, hace unos días repitieron la acción, por suerte sin víctimas que lamentar. Han detenido camiones y buses de pasajeros para incendiarlos en plena 5 Sur. Hoy, llaman al resto de los chilenos “imperialistas”, y anuncian que han recuperado  los terrenos donde se encuentran las empresas forestales aduciendo objetivos ambientalistas.

Al mismo tiempo señalan que se han desplegado por toda la cordillera Nahuelbuta para recuperarla y protegerla de los imperialistas que “lucran con la lucha de nuestro pueblo donde instalan centros turísticos para usar el nombre de los mapuches”.

Llaman además a todas las comunidades a unirse en esta “lucha”, indicando que “que no descansaremos hasta liberar nuestra nación Mapuche, apoyando los procesos de reivindicación y recuperaciones de tierras, tanto como el control territorial de las comunidades de nuestro pueblo Mapuche” e instando a los “órganos de resistencia” a la lucha por el control territorial “luchando contra este Gobierno genocida” sin permitir descansar a “los invasores de nuestros territorios y recursos”.

Imágenes enviadas por los propios terroristas

Parece una amenaza más, pero el aumento de la violencia que comenzó hace unas semanas con la detonación de una camioneta cargada de explosivos y siguió con diversos ataques, cortes de rutas, disparos a quienes se acercaran a algunas localidades y, ataques con armas de fuego a agricultores en sus propias casas, demuestra que esta vez ya no es una simple amenaza que se puede dejar pasar de largo con una declaración complaciente del tipo “nos querellaremos contra quienes resulten responsables”.

Aquí el problema no son los guerrilleros instalados quienes, a juzgar por las vestimentas no son chilenos sino colombianos de las Farc o terroristas chilenos adiestrados por ellos. El problema es el Gobierno, temeroso y dubitativo.

Al igual que lo que sucedió hace 7 meses, a partir del 18 de Octubre de 2019, los problemas graves para el país comienzan cuando el Gobierno permite que se inicien los actos violentos que atentan contra la libertad de quienes no los ejercen. En el caso del estallido de violencia, bastaba con aplicar la Ley y detener desde el primer día a todo aquel que participara en saqueos, incendios y ataques contra la propiedad privada, pública y a las fuerzas de orden. Pero no se hizo, se prefirió la vía del “diálogo” y los acuerdos por la paz aun sabiendo que estos jamás se cumplirían porque jamás se debe transar con delincuentes y lumpen. No importa si ese lumpen está en las calles o en el Congreso, en ninguno de los casos se debe transar con quienes han demostrado les importa nada el país, la libertad ni los derechos fundamentales del resto de los chilenos.

Los resultados de ese instinto maternal del Gobierno hacia la izquierda violenta ya todos los conocemos. El país perdió millones de dólares que hoy serían muy bienvenidos para enfrentar las dos crisis que se viven hoy: la sanitaria y la económica.

Hoy, aparecen terroristas declarados en el sur de Chile, y no me cabe duda que el Gobierno actuará de igual forma. Los terroristas lo saben, ya le tomaron el pulso a Sebastián Piñera y a un ministro del Interior familiarmente ligado con la causa mapuche. La diferencia es que a estos guerrilleros no les importa el Covid-19 y ya han comenzado a actuar con atentados contra bienes y personas. Parecen estar bien armados de acuerdo a las fotografías que ellos mismos envían y tampoco les importa asesinar a otros chilenos porque nos consideran invasores. Curioso porque la mayoría de esos terroristas ni siquiera son mapuches. Algunos de ellos, de hecho, son extranjeros provenientes de Francia y otros países europeos, además de cubanos y colombianos enquistados en los campamentos en los que producen droga por toneladas, actividad a la que nadie le ha puesto coto.

El Gobierno debe actuar esta vez, o veremos un Chile cortado en dos. La Constitución que Sebastián Piñera juró defender al momento de su nombramiento lo obliga a detener a estos terroristas, y eso debe hacerse utilizando la fuerza que sólo las FFAA podrán desplegar para terminar de una vez de forma contundente con el terrorismo en el sur de Chile. Ya no es tiempo de negociaciones ni de guiños a políticos de izquierda y delincuentes que no temen asesinar compatriotas para quedarse con lo que no es suyo. Se han entregado miles de hectáreas a las comunidades mapuche, pero estos grupos de asesinos no buscan reivindicar el territorio como dicen, sino apoderarse de un trozo de Chile para continuar con la producción y exportación de drogas sin que las fuerzas de orden puedan siquiera acercarse a los lugares de cultivo y producción.

Si Sebastián Piñera esta vez no actúa con toda la fuerza que le permiten nuestras leyes, él será el único responsable de la expansión del terrorismo en Chile y del secuestro de todas las libertades garantizadas en nuestra Constitución para la gente que vive y trabaja en esas zonas. Y la historia así lo recordará.

Sebastián Cristi

Bachelet: La convidada de piedra

Análisis de reunión virtual con Bachelet
Columna de Izkio Redhat

Columna de Izkio Redhat

Les pido disculpas, esta semana demoré tres días más de lo habitual en escribir mi columna. Pero tengo mi pretexto, además de los “guatones con hambre” en El Bosque, prácticamente no había pasado nada en el país. Hasta que hoy, la infaltable convidada de piedra Michelle Bachelet, organizó algo que los progres gustan nombrar “conversatorio”, lo que equivale a… (los invito a rellenar este espacio abajo en los comentarios)

La “Alta Comisionada” de la ONU organizó y participó durante este jueves en su “conversatorio”, o lo que para la gente normal sería una reunión virtual. La reunión, porque así se llama, fue producida por la fundación que ella misma creó días antes de dejar la presidencia de Chile, y que recibe aportes estatales para su subsistencia. En esta oportunidad durante el “conversatorio” (palabra que ni el corrector de Word reconoce) su fundación “Horizonte Ciudadano” trató diversos temas de contingencia nacional, entre ellos las protestas y desórdenes ocurridos durante la semana en El Bosque y La Pintana.

Respecto de esos incidentes, obvió la información que se dio a conocer más tarde acerca de quiénes estaban tras estas protestas, ya que en las fotografías de los desórdenes aparecían conocidos narcotraficantes pertenecientes a algunas de las bandas más peligrosas de esas zonas de Santiago. Prefiero no decir lo que pienso, pero mis sospechas giran en torno a la relación que los seguidores de Bachelet tienen con esas bandas criminales.

La ex mandataria, la misma que dejó el país convertido en una sucursal ONU, abordó los temas relacionados con el Covid-19 y la pandemia que afecta al planeta, sobre todo aquellos relacionados con la falta de insumos y alimentos para la población, momento en el que recordó los incidentes de El Bosque y La Pintana, ante lo que insistió que “es clave generar mecanismos de protección social importantes. Porque claro, ha habido repartición de canastas de alimentos, pero parece que son escasas comparativamente para la situación”.

Señaló también que el uso de la fuerza para controlar la situación no es la solución, ya que “hemos visto que ha habido demasiado exceso de fuerza como respuesta a todo tipo de movimiento social”, agregando que “como en nuestro país hay una falta de credibilidad de muchas instituciones, es clave sentar a todos los actores y la sociedad civil debe estar ahí. Sea el Colegio Médico o dirigentes sociales importantes”. Esto en su habitual línea por desestabilizar los gobiernos democráticos con intervenciones que buscan crear realidades paralelas en las que los delincuentes y violentistas deben tener mayores derechos y beneficios que los ciudadanos que no delinquen. Para Bachelet, nada es más importante que la libertad de las personas para destruir, saquear y atacar a las autoridades… mientras no sea a ella.

Aprovechando la oportunidad, se refirió a otros temas que reflejan su claro interés por hacer fracasar a los países democráticos para que la izquierda pueda hacerse del poder por medio del desastre económico que ellos mismos promueven y, que genera pobreza y como consecuencia hambre y dependencia del Estado para sobrevivir.

En esa línea, dijo que la pandemia “ha revelado profundas limitaciones en sistemas sanitarios, modelos económicos, respuestas políticas y la fragilidad del sistema internacional”, insistiendo en la necesidad de crear un nuevo sistema económico global, con lo que adhiere al plan 2030 de la ONU. Para reforzar esta idea, señala que”no podemos volver a la normalidad anterior, porque esto ha sido generado por los seres humanos, ya sea por el tipo de producción o por el daño a la naturaleza. Y si eso lo hace el ser humano también lo podemos mejorar. Entonces debemos hacer las cosas mejor, no volvamos al día cero, sino que hagamos la cosas mejor con lo que hemos aprendido”.

Según ella el “nuevo sistema” debe ser “inclusivo y sostenible”, palabras cliché utilizadas por el mundo progre en todo el mundo para referirse al comunismo. Es cosa de ver a España y Venezuela, dos naciones que abrazaron los nuevos términos con tal pasión, que hoy sufren las consecuencias de una izquierda enquistada en sus sistemas económicos y democráticos bailando al ritmo de cada melodía que les envía la ONU. Y Chile, ya está colocándose los zapatos para seguirlos.

Luego la señora Bachelet continúa presionando sobre la idea, insistiendo que el nuevo modelo (que por supuesto está sólo dentro de la mente afiebrada de personajes progre que sólo critican y no aportan una sola idea), debe modelarse sobre bases que eviten “esas desigualdades brutales”, añadiendo que en esto debe contemplarse los derechos humanos, los liderazgos femeninos, carreras presidenciales, protección a las minorías, a los extranjeros, etc.

En resumen: Bachelet durante el Jueves se reunió vía zoom con sus seguidoras fanáticas para reforzar que deben continuar apoyando movimientos que desestabilicen la democracia, al Gobierno y la economía del país para, en el menor tiempo posible, permitir que el país se derrumbe por completo en todas sus instituciones y también en el aspecto económico. De este modo, la izquierda a la que ella pertenece, podrá ofrecer todas las soluciones por medio del asistencialismo, empobreciendo aun más a toda la población y convirtiéndola en clientes directos de un “Estado Benefactor”.

O, en pocas palabras, más de lo mismo de siempre.

Izkio Redhat

“Querellas contra quienes resulten responsables” o, normalización de la violencia

Carta de Gabriel Ormeño M.

Importantes y reconocidos expertos en Economía, Desarrollo Social, Educación, por mencionar algunos, son coincidentes en expresar enorme preocupación por el tema Orden Público, una vez terminadas las medidas excepción vigentes con motivo de la Pandemia que afecta al país y al mundo.

Para algunos de ellos, si la autoridad no tiene capacidad para restablecer el Orden Público, es muy difícil visualizar normalidad en retomar el crecimiento y desarrollo del país.

Con el apoyo, a lo mejor no apreciado en un inicio por diversos sectores políticos, se han ido creando las condiciones para que los subversores del orden, los violentistas, actúen impunemente.

Quienes organizan y dirigen esas ilícitas actividades tienen el convencimiento que son dueños de los espacios públicos, y que nuestra indefensa democracia está atada de manos. Lo ocurrido en El Bosque es una demostración de ello.

Lo anterior, queda en claro con la multiplicidad de acciones de propaganda a través de las RRSS. Más aun después del ataque con explosivos y munición de guerra en Tirúa, donde el personal salvó la vida gracias al blindaje del carro. Allí fueron vulnerados los derechos humanos de pacíficos pobladores, mas aún del personal de Carabineros que actuó, pese a las descalificaciones e impedimentos para el uso legítimo de las armas, a que tienen derecho.

En cualquier país, donde rijan normas civilizadas de convivencia se respeta el Estado de Derecho. El Fiscal habría montado un operativo de captura masivo, aislando sectores, allanando, deteniendo etc. como lo hizo EE.UU. después del atentado en la maratón de Chicago. Acá se interpuso una ridícula querella,  que caerá en manos de Jueces y Fiscales que, en su casi totalidad, actúan impulsados por ideologías que promueven tales actos. Todo esto, al país ya le parece normal. Estamos enfermos como sociedad. Nos convencieron que a la violencia anarquista y marxista de un grupo de descerebrados,  no es lícito oponer suficiente fuerza legítima para defender nuestra institucionalidad y forma de vida.

Para superar la anómala situación que enfrenta el país, Carabineros precisa imperiosamente que se exprese con claridad y energía dentro del marco legal el respaldo jurídico político, así como los medios suficientes para enfrentar la violencia sediciosa ya anunciada y, que se viene ya no en etapa de alteración del orden público, sino que en fase de alzamiento armado, para lo cual necesita imperiosamente el respaldo del Gobierno.

Por todo ello es importante decir que la grave situación que enfrenta el país, supera con largueza la responsabilidad de Carabineros de garantizar el orden y la seguridad pública interior, ya que, por una parte se ha aplaudido las acciones vandálicas y por otra además de quitarle a Carabineros todos los resguardos legales, tales como eliminar del catálogo de delitos el maltrato de obra a Carabineros de Servicio, o las Ofensas, se ha observado una concomitancia entre los subversores del orden y los medios de comunicación.

Se han imputado hechos que luego se demostraron falsos contra personal de la Institución y, a pesar de haber quedado tal falsedad en evidencia en los Tribunales, no hay retracto alguno de aquellos que con tanta facilidad mintieron y vejaron al funcionario policial, y a la Institución toda.

El esfuerzo de conocidos sectores anárquicos y violentistas, con el apoyo de muchos medios de prensa, apunta a desmoralizar a los integrantes de la Institución, siendo víctimas de ello muchas veces sus familias, como también los hijos en los colegios. Si no hay una acción pronta, definida y enérgica, con certeza en el día de mañana todos seremos responsables de haber destruido una Policía con la calidad profesional que hasta hoy ostenta Carabineros de Chile.

Aquí hay responsabilidad del Presidente, sus Ministros y quienes Gobiernan este país.

Gabriel Ormeño Melet

Carabineros: las principales víctimas del “estallido social”.

Carta al Director

El estallido social fue una crisis cuya responsabilidad política, social, administrativa y penal que, si la hubiese, recae en quienes han Gobernado y conducido este país en los últimos años. No es de responsabilidad de Carabineros.

En esa crisis el Gobierno actual no tuvo la voluntad ni la fuerza para apoyar a Carabineros en su difícil misión de resguardar el Orden y la Seguridad Publica. Por el contrario, han intentado salvar de su responsabilidad permanentemente escudándose en los mal entendidos DD.HH. Los hechos de violencia desatada, desde aquellos con precisión militar que en pocos minutos inutilizaron 19 estaciones del metro, hasta los saqueos y vandalismo propio de extremistas, antisociales, y delincuentes muestran que el balance entre facultades y limitaciones es hoy absolutamente inadecuado. En el hecho se ha tratado de igualar o nivelar la violencia ilegítima producto de las protestas con la fuerza y violencia legítimas que debe oponer Carabineros para detener o evitar estos desmanes.

Según Libertad y Desarrollo en su informe del 8 de Mayo, los daños por este estallido que más parece delincuencial, equivalen a $ US. 14.000 millones. Por supuesto de ello poco se habla. Lo más importante en la discusión diaria ha estado centrado en la actuación de Carabineros y la violación a los DD.HH, que poco a poco se ha ido desinflando.

El Gobierno parece temer que permitirle actuar a Carabineros con la eficacia necesaria ante la magnitud del desafío, producirá algún hecho lamentable, a veces inevitable, cuyo costo político no desea enfrentar por lo cual su decisión ha permitido que grupos violentistas sigan destruyendo Chile.

La característica de esta crisis donde ha primado la violencia, el saqueo, los incendios y la destrucción de la propiedad publica y privada, ha sido inédita y no estaba considerada en ningún protocolo. Además el organismo técnico como la ANI no entregó ninguna información ni tampoco se anticipó a los hechos. 

Durante los últimos Gobiernos ha persistido la actitud política de los Legisladores y del Gobierno de eliminar y disminuir facultades para el actuar de Carabineros, basado fundamentalmente en premisas ideológicas y sin ningún estudio técnico. En las reformas que se ha querido someter a Carabineros, ellos han estado ausentes de las Comisiones designadas al efecto, como fue en la Comisión designada al principio de este Gobierno que finalmente propuso con las 150 medidas para mejorar la seguridad. Por el contrario ha estado constituida por enemigos reconocidos del accionar de Carabineros. Esto también ocurrió con el proyecto que se conoce para la Reforma.

Este Gobierno, en especial el Presidente Piñera, ha hecho uso y abuso de la palabra “crisis”. Nunca la circunscribió a hechos puntuales, sino por el contrario la generalizó, en circunstancias que la parte operativa y la mas importante de Carabineros jamás estuvo en crisis y una clara demostración de ello es la actuación en el estallido social y ahora en el apoyo para el control de la pandemia.

Si Carabineros hubiese contado con las facultades y atribuciones que hoy tardíamente quieren restablecer, otro habría sido el resultado destructor de esta grave crisis. Históricamente nunca Carabineros ha contado con los recursos suficientes para cumplir con eficacia la misión que el Estado le ha encomendado. Hoy día debe salir al servicio con la misma tenida que usó a diario, la misma que se encuentra impregnada de gas y transpiración Los cuarteles no cuentan con las instalaciones adecuadas, algunos con mas de 100 años de antigüedad y, muchos son casas privadas adaptadas para cuarteles. Demostración de ello es que estructuras importantes para el adecuado funcionamiento se han construido con los escasos recursos de sus propios miembros.

Ambos Hospitales, la Escuela de Carabineros, el Edificio Norambuena donde funciona la Jefatura d e Zona y muchos otros servicios, por citar solo algunos casos, son ejemplo claro de estos hechos. Por ello hoy día, recurrir a expresiones como “llamaremos a asesores extranjeros” para reformar y modernizar a Carabineros no es más que eludir responsabilidades, ya que verdaderamente lo que se necesita en este momento son recursos. Más Lanzaaguas, más carros tácticos, más equipo para control de multitudes, más equipo personal, cuarteles dignos, drones de alta resolución, más recursos para capacitación y reentrenamiento, etc.

Respecto a FF.EE, en la Zona Metropolitana de un total de 15.000  Carabineros App.,  que cumplen funciones operativas,  1.200 cumplen funciones de Orden Público en Fuerzas especiales, debidamente certificados y con capacitación permanente y sistemática (Esta dotación es para una demanda regular y la capacidad de oferta es en ese contexto de normalidad), por lo tanto en este caso más que haber estado sobrepasados, Carabineros fue sobre-demandado y sobre exigido por una situación excepcional donde debieron reforzar con más de 7.000  Carabineros en funciones de control de orden público, sin contar con la capacitación actualizada ni certificados para esta demanda extraordinaria. Para estos casos existe la facultad del Presidente para enfrentar estas situaciones con distintos medios en una situación excepcional. Esta facultad sólo se aplicó durante los primeros días de la crisis social y política, transfiriendo el peso de esta situación sólo a Carabineros, en un escenario donde el margen de error es mínimo, el control de daño complejo y, la probabilidad de equivocarse es alta por los componentes y niveles de violencia del conflicto.

Para que en un país funcione un Estado de Derecho que proporcione garantías a todos los ciudadanos, es primordial contar con Organizaciones Policiales que dispongan de recursos suficientes, potenciadas, y medios y estructura para dar fiel cumplimiento a su misión con eficacia y, además disponer de los suficientes recursos para poder lograr la capacitación y reentrenamiento dentro de márgenes normales, evitando por ejemplo la suspensión de clases lo que hasta la fecha no ha ocurrido.

Además de lo difícil que ha sido para Carabineros controlar estas graves alteraciones al público también han aparecidos factores externos como la persecución que han hecho los Fiscales para someter a proceso a varios uniformados. La actuación de los miembros del INDH que más que cumplir su misión, los acosan con sus actuaciones, los pronunciamientos de la Subsecretaria de DD.HH del Ministerio de Justicia y, finalmente la actuación diaria de los medios de difusión social -en especial la TV- que en lugar de cooperar a terminar con esta crisis, exacerbaba los ánimos exhibiendo imágenes trucadas o parciales, tratando de mostrar en forma repetida la actuación de Carabineros exponiendo su imagen como agresores y condenándolos en juicio publico sin respetar el debido proceso ni menos el principio de inocencia.

Es lógico que toda Institución debe MODERNIZARSE, pero debe hacerse con sentido lógico, con sus integrantes, conservando su esencia, su cultura y sus grandes fortalezas, que la han hecho siempre grande, querida y respetada por la comunidad.

El Alto Mando de Carabineros reúne las condiciones de capacidad y conocimientos para dirigir tan importante institución y la crítica a una presunta falta de experiencia en el generalato, es responsabilidad  de quienes irresponsablemente enviaron a retiro a una cincuentena de generales en sólo un año.

Carabineros de Chile, estamos ciertos, cuenta con el reconocimiento y respaldo de la inmensa mayoría de los chilenos que sólo buscan la grandeza de nuestra patria, su desarrollo cada vez con más fuerza, y aspirando a que la paz y la justicia sean el centro de los anhelos. 

Gabriel Ormeño Melet

SANTIAGO, 17 de MAYO 2020.

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol