Sometidos al Engaño

Sometidos al Engaño

Carta de Mario Lorca

Al ver el comportamiento que tienen todas estas ”pseudo autoridades” que tenemos hoy (pseudo del griego significa falso), es decir nuestras falsas autoridades, partiendo del presidente, como bien se ha comentado este ente(piñera) falso, llego a ser presidente por un conglomerado de derecha escondiendo su verdadera piel de lobo impregnada en la izquierda. Es decir engaño a todo un país y, esto lo ha reflejado en todo su actuar mintiendo en sus acuerdos y promesas realizadas durante la campaña: a los militares los engaño, nos tiene entre la espada y la pared ad-portas de un posible enfrentamiento civil. Ha debilitado el poder de las fuerzas públicas que son las que deben defender a los civiles, ha debilitado las fuerzas militares, junto a bachellet han destruido la cadena de mando militar y de Carabineros poniendo a cargo de estas instituciones a personas inexpertas, manejables y cobardes, las que también obran pensando que serán destituidos de sus funciones de no acatar las órdenes de palacio. Si seguimos en esta perspectiva llegaran a estar a cargo de estas los tenientes, subtenientes o suboficiales mayores.

Tenemos un congreso de payasos. Se dedican a dar show, ignorantes y muy ignorantes. Por eso tienen esa multitud de asesores, de mal hablar, imposibilitados de hacer y crear leyes para nosotros los ciudadanos, a quienes les pagamos millonarios sueldos. Continuamos con un poder judicial, en el que los jueces que se han nombrado son aquellos que ayer estaban en las calles y en las puertas de las universidades donde intentaban estudiar, tirando piedras y cuanto pudieran con bellas palabras a autoridades y Carabineros; díganme qué pueden aportar esos indignos seres a nuestro país. Obvio, nada. Por eso la justicia hoy deja en la calle a delincuentes, traficantes y asesinos mientras la gente de bien, pasada ciertas horas debe ingresar a sus cárceles. Los ministros de las cortes de apelaciones o suprema son otros entes que, debiendo estar por sobre todo color político, se deben a quienes los nombran dejando de lado su rol verdadero: el de impartir una justicia Salomónica con principio en los Valores fundamentales de todo hombre y, con el verdadero valor de lo humanamente divino. Es decir que te inspires en Dios para tus juicios. Pero como estos entes han dejado de lado a Dios, imparten cualquier cosa no ajustada a derecho, podemos ver a los presos militares que están encarcelados por actos supuestos, mientras que todos los asesinos del otro lados están libres. Se les paga, aún sabiendo que muchos de los casos son una mentira e incluso teniendo a asesinos como parlamentarios. Es decir nuestro país se ha convertido en una gran cueva de hienas.

Luego de esta breve introducción, me referiré a este Plebiscito que el Presidente que tenemos ha impulsado, ya que a él no le afectará. En realidad eso es lo que él cree, ya que piensa que la mano larga de la izquierda no lo alcanzará donde se piensa arrancar el día que deje este puesto que gano con engaño. Pienso que ya tiene a parte de su familia en el extranjero. Mi apreciación es que ya que una vez más se está pasando a llevar nuestra Constitución. Esa que quieren borrar, pero que aún está vigente. Creando un plebiscito en condiciones adversas para que las personas no puedan concurrir a votar por que están infectados con el famoso virus. Hay muchos que no irán por miedo a perder la vida. Muchos ancianos. Hay zonas en cuarentena en las que no es posible hacer debates público, los que por la constitución están permitidos. Por todos estos motivos no se debe realizar.

Yo le pido a la ciudadanía que comprendan que lo que están pidiendo estos políticos no es para el beneficio de las personas, los están utilizando una vez más. Les pido dejen de lado los colores políticos, estos miserables son sólo un puñado de basura. Son demonios que se fortalecen con sus debilidades. Por favor despierten chilenos saquen cuenta que desde 1990 a la fecha han pasado 30 años: ¿qué le han dado a los pobres? ¿qué les han dado a ustedes estos delincuentes? Es más ¿qué se han dado ellos? están todos ricos, todos son adinerados.

La Iglesia en los tiempos de la inquisición mato a miles de personas. Todos los muertos por ella en ese tiempo eran personas cultas, sabios que habían aprendido. Pero la iglesia los acusaba de brujos y con tortura los hacía confesar cualquier cosa que ellos querían ¿cuál era el fin? matar y destruir al que conocimiento tenía. Porque de esa forma y manera tenía el control y mantenía al pueblo ignorante. En otras palabras, el pueblo debe ser inculto para ser manejable. Eso es lo que hacen todos estos desgraciados con ustedes. Por favor compatriotas despierten, los quieren llevar al caos más atroz posible. No se dejen engañar.

Los conmino a exigir, todos unidos y sin colores políticos, que se postergue este evento. Digámosle a las autoridades que el pueblo completo, Chile unido -no unos u otros- solicita que el plebiscito sea aplazado. Porque si tenemos más de dos millones de votantes que no podrán asistir por miedo, entonces simplemente no se puede realizar.

Mario Lorca.

Ciudadanos buscan evitar que los políticos expropien para sí los fondos de pensiones

Esta mañana comenzó a viralizarse fuertemente el hashtag #El90TambienEsMio, haciendo referencia a la intención de Senadores de oposición que presentaron en Abril un proyecto de reforma de pensiones que elimina las AFP y “nacionaliza” (expropia) los ahorros que mantienen en el sistema los trabajadores que han cotizado en estas administradoras.

El proyecto ha sido revivido durante los últimos días por los senadores Provoste y Navarro además de otros, aprovechando “el impulso” que ha tenido el tema gracias a la aprobación de la reforma constitucional que permite el retiro del 10% por parte de los cotizantes.

La campaña #El90TambienEsMio se ha transformado no solamente en una tendencia en redes sociales, también parece estar transformándose en un movimiento orgánico transversal pues el lema ha comenzado a ser utilizado en diferentes instancias.

Dentro de estas iniciativas, hoy se dio a conocer el sitio Web www.el90tambienesmio.cl, en el que se invita a firmar una carta ciudadana contra la intención de cualquiera que pretenda expropiar los ahorros de los cotizantes, amparados en nuestra Constitución que impide que ello ocurra. Sin embargo los últimos hechos que han permitido sacar adelante ilegalmente reformas constitucionales, hace ver que es muy probable que a los políticos de oposición, que son mayoría en el Congreso, opten por no acatar la Constitución nuevamente y aprobar este proyecto que les permitiría eliminar las AFP y que el Estado se quede con los fondos, tal como ocurrió en Argentina.

Paralelamente, la Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos envió esta carta a los medios para exponer las bases y objetivos de esta campaña:

Señor Director:

Las últimas semanas pudimos presenciar el arte de la prestidigitación. Nos dijeron, y lo peor, nos convencieron de que teníamos que hacernos más pobres para reparar las evidentes fallas del Gobierno y del Congreso.

Tanto Ejecutivo como Senadores y Diputados, no han dado el ancho en esta crisis sanitaria, económica y la consecuente crisis social, que será mucho más larga que esta eterna cuarentena.

La gran mayoría de los chilenos vivimos de nuestro trabajo diario, fruto de eso ahorramos lo que podemos, ya sea al adquirir un vehículo, una casa o departamento, un negocio, etc.

La semana pasada se consumó que nos hayan quitado una parte de ese trabajo y esfuerzo al colocarnos en el falso dilema de sacar una parte de esos ahorros destinados a nuestra pensión, que tanto trabajo nos costó reunir, o tener que enfrentar la falta de trabajo o ingresos sin ayuda. En qué minuto se nos olvidó que el verdadero problema era que las pensiones son bajas.

¿Cómo es esto? El Gobierno y el Congreso han sido lentos en proveer ayudas. A muchas personas esas ayudas no les han llegado, y a quienes sí les han llegado, ha sido en forma lenta y muy burocrática. También ha quedado en evidencia una preocupante falta de información de la real situación de los chilenos por parte de varios municipios quienes se suponen sí nos conocían.

Esta semana se evidenció la falta total de conexión de la clase política con los chilenos de verdad, nos cerraron la puerta y nos dijeron «rásquese con sus propias uñas, gástese parte de SUS ahorros porque nosotros no nos vamos a apretar el cinturón». Los parlamentarios nos dijeron: nosotros no vamos a bajar el número de parlamentarios ni reducir el número de funcionarios públicos ni el tamaño del asfixiante Estado para pasárselos a los chilenos. NO, YO DIRIGENTE POLÍTICO QUIERO SEGUIR GANANDO LO MISMO, A PESAR DE QUE UDS. LOS CHILENOS ESTÁN GANANDO MENOS O NADA.

La aprobación del retiro del 10% de los fondos para vivir durante la vejez ha marcado un DIVORCIO de la CLASE DIRIGENTE y el PUEBLO DE CHILE.

El problema era y sigue siendo que luego de más de 9 meses de crisis, los chilenos no pueden generar ingresos suficientes, pero en lugar de que el Estado procure con sus recursos, que provienen mayoritariamente de impuestos que pagamos todos, nos han dicho «arrégleselas solos», y lo más grave es que se abrazaron, celebraron, se alegraron, y lo vieron como una victoria. ¿Cómo puede ser una victoria que los que más ganan o siguen teniendo los mismos ingresos retiren el 10% SIN PAGAR IMPUESTOS?

Es en realidad una victoria pírrica porque quedaron claras sus intenciones, ir por todos nuestros ahorros para sus fines políticos. Ahora los chilenos diremos #El90%TambienEs Mio.

Es de esperar que este actuar cese, y de una vez por todas la clase dirigente se ponga en el lugar de las personas, primero, impidiendo que nos obliguen a comernos nuestros propios recursos para compensar medidas que nos impiden trabajar. Segundo, colocando todos los esfuerzos en una rápida recuperación destinada a una masiva generación de empleo para la recontratación y contratación de personas. Tercero, se imponga una severa revisión de costos y beneficios de la legislación que sale del Congreso, especialmente si ella es técnicamente mala y resulta en empobrecer a los chilenos. Y, cuarto, se haga una seria y profunda revisión de los gastos y programas del Estado.

Nuestros impuestos no se pueden seguir dilapidando mientras los problemas sociales se solucionan con nuestros propios ahorros.

Firma:
Mesa Directiva Coordinadora Nacional de Movimientos Ciudadanos

Confrontando la violencia para proteger la libertad

Enrique Romo

Si los chilenos siguen insistiendo que las protestas de octubre pasado fueron justificadas y no violentas, es mejor que comiencen a repensar el asunto. La violencia ha sido el método para conseguir el tan anhelado cambio que algunos buscan, como otros pueden buscar una “volada” con la dulce marihuana.

La verdad es que, (vuelvo a la batalla), no se entiende la importancia de esto hasta que no se compara con lo que pasa en fronteras lejanas. ¿Recuerdan el incidente en que Gonzalo de la Carrera y Fabián Durán fueron violentamente asaltados, terminando el último apuñalado en San Bernardo cuando preparaban un mitin del Rechazo? Pues bien, hace unas horas, en Denver, Colorado, un mitín convocado para apoyar la labor de la policía fue atacado con igual, o incluso superior violencia, a la que tuvo que hacerle frente de la Carrera.

Un miembro de la legislatura de Colorado, un ex-soldado con experiencia de combate, indicó que esta ha sido la peor violencia que le ha tocado enfrentar fuera de una zona de combate y agregaba que había tenido suerte de escapar sin heridas de gravedad, como fuera el caso de muchos de los asistentes al mitín en la plaza pública.

Todo esto es obra de Antifa, con la “amable cooperación” de Black Lives Matter. Este acto de plena brutalidad fue ampliamente ignorado por la prensa, la que incluso se mofaba y ridiculizaba la suerte corrida por estas personas. En un artículo anterior, “Actitudes Suicidas” este comentarista denunciaba la participación de corporaciones multinacionales como Walmart, Apple, Microsoft y otros, que han donado cantidades muy significativas a BLM y lo mismo han hecho las ligas deportivas que han servido de “carteles promocionales” para la causa supuestamente “anti racista” de BLM.

En ese artículo también indicaba que BLM no es protector de los derechos de las comunidades negras y la cantidad de homicidios endógenos en esa comunidad, sobre todo de jóvenes delincuentes, es atroz. Y ha aumentado en 270% en las ultimas semanas dada la actividad insurreccional disfrazada de legitima protesta contra el “racismo sistémico” de la policía. Es pura brutalidad mafiosa, que amenaza a los políticos para que le quiten fondos a la policía y se neutralice su accionar de seguridad ciudadana. ¿Suena esto parecido a lo ya vivido en Chile? Y ¿Cuál es su fin? Ponerle fin al capitalismo e instaurar el socialismo y la “igualdad”.

Sin duda es parte del mismo fenómeno, alimentado por ideologías enfermizas y corruptas, orientado a desbaratar la sociedad que conocemos y apoderarse del mando que usarían con violencia y desdén por la opinión de la ciudadanía, de la manera en que las peores tiranías lo han hecho a lo largo de la historia.

Trump otra vez aparece como el solo político con el coraje de hacerle frente a esta insanidad y enfermedad y esta vez, se tiene que enfrentar con gobernadores, alcaldes y consejos municipales de ultra izquierda que parecen estar de acuerdo con la violencia y la destrucción de sus ciudades: Seattle, Minneapolis, Portland, Chicago, New York, Denver, Los Ángeles; quitándole la legitima protección a los ciudadanos de las mismas, especialmente pequeños comerciantes que ven sus negocios destruidos, quemados o simplemente arruinados por la violencia que espanta a sus clientes (¿Siguen las semejanzas con Chile?).

¿Cuál es la agenda? Neutralizar a la policía, amenazar a las cortes para que sus secuaces sean liberados rápidamente sin considerar la gravedad de las fechorías cometidas, y… usar los DDHH como legitima defensa en contra de la “verdadera legitima defensa” de la sociedad a través de sus cuerpos policiales.

Sin embargo, ante esta insanidad, el Senador por Texas, Ted Cruz, está proponiendo que los ciudadanos puedan demandar a los municipios cómplices de esta violencia, con indemnizaciones de alta monta por daños y prejuicios. Esto no lo hemos visto en el Senado chileno, pero algo así debería ser exigido por la ciudadanía.

Trump no es Pinera. El primero es fuerte en sus convicciones y tiene la piel muy dura. Se mueve contra viento y marea y, no tenemos que amarlo para entender que su enfoque es el correcto si lo que buscamos es preservar la integridad de nuestras sociedades libres.

El retiro del 10% no es sino un ejemplo más de la presión y amenaza de la violencia para violar leyes, constituciones y reglas. Las amenazas han sido funcionales para lograr la parte táctica de “cambiar la Constitución sin cambiar la Constitución”.

Esta una forma fascista -mafiosa de hacer política- es la guerra, que como explicaba von Klausewitz, es una extensión por otros medios de jugar a la política. Ante la guerra, no queda otra opción que enfrentar al enemigo con las armas necesarias, claro está, ¡como una forma de hacer política! Esto ya está sucediendo en EE.UU. y también en Chile. Solo que en Chile, solo un lado lo está practicando.

La guerra y la violencia son vistos como un continuo “liquido”, indiferenciado, por los Orates en jefe de los progresistas -deconstructivistas post modernos- marxistas. Odian lo concreto, como la historia, y quieren borrarla. Odian lo objetivo y, sobre todo, la verdad. Por eso es que lo único que les hará recapacitar es el duro encuentro contra la voluntad de la población decente y trabajadora de los países, que ya están hartos de los caprichos de unos nenes mal criados y con mentalidad asesina.

Carta a Senador Moreira

Senador Iván Moreira:

Me desiluciona su posición frente al asunto del retiro del 10%. Su posición carece de lógica y está totalmente equivocada. El Sistema de pensiones necesita reformas urgentes con la creación de pilares adicionales. Es en eso que debería el Senado de Chile concentrarse. Votar a favor del retiro del 10% resultará en una pérdida neta para los fondos de todos los afiliados y los montos reales serán menores al 10% por la devaluación en progreso.

Yo no me siento protegido por su decisión, al contrario, me siento agredido en mis intereses, así como muchas otras personas. Recapacite su decisión. No se juega a la política en base a sentirse presionado o no. La presión es parte del juego. Acaso Ud. repara en la presión delictual del día antes del voto en la Camara; ¿cómo le llama a eso? Esa es la presión que debería preocuparle, que es la que me preocupa a mi y a miles de chilenos. Los partidos políticos y los políticos están abandonando a la ciudadanía. Es una crisis moral, pero sobre todo de falta absoluta de inteligencia que juega directamente a las manos de la izquierda extrema que no tienen nuestros intereses en mente.

Por favor, reconsidere. Yo voté por Ud. Pero si no cambia su posición no podrá contar con mi voto otra vez.

Enrique Romo
Puerto Varas

Retiro del 10%: Una mesa con tres patas

Sebastián Cristi. 

Es indudable el nivel de urgencia que impone resolver las necesidades que aquejan -ya gravemente- a muchos chilenos. Alimentar a la familia, pagar las cuentas de servicio para que no te corten la luz y el agua en casa. En el caso de la clase media, altamente endeudada, esperar con temor una carta de aviso con la mora en el pago de las tarjetas de crédito que ya están literalmente reventadas, así como las líneas de crédito de los bancos, la cuota del automóvil, el dividendo o el pago del arriendo.

Y es que a estas alturas del año, cuando ya ha transcurrido más de medio 2020, hay más de 600.000 nuevos cesantes en Chile. Primero fue el ataque sin consideración alguna por parte de turbas de delincuentes que destruyeron comercio e industrias a partir del 18 de Octubre de 2019, una fecha que jamás será olvidada por el dramático daño provocado a la democracia de nuestro país, y a las familias que vieron desmoronarse sus sueños, su trabajo y esfuerzo. Luego fue la pandemia. La llegada de un virus que no venía sólo a colocar en riesgo nuestra salud y a provocar miles de lamentables fallecimientos.

Las autoridades no tardaron mucho en confinarnos en casa y detener la actividad productiva para evitar la expansión de los contagios pero ¿Había un plan para sostener a quienes ya estaban cesantes y a las miles de personas que quedarían sin ingresos al no poder trabajar?

En poco más de nueve meses el país ha sufrido tres golpes mortales:

  • Violencia y destrucción a contar de Octubre
  • La llegada del Covid-19 a contar de Marzo
  • La moción inconstitucional del retiro del 10% en Julio

La gran cantidad de personas sin empleo, sin generación de ingresos para cubrir sus necesidades, sigue creciendo día a día. El Gobierno ha intentado, infructuosamente, apoyar a estas personas y sin embargo a todas luces no ha sido capaz de conseguir sus objetivos. El Ingreso Familiar de Emergencia fue una medida que pudo haber ido en el sentido correcto, aunque se cometieron errores que han dejado fuera de ese beneficio a miles de familias que desesperadas se inscribieron en la ficha social que permite acceder a la ayuda estatal, y aun se encuentran en estado “pendiente” en el sistema.

La semana pasada se anunció el plan de apoyo para la clase media, nuevamente segmentando sólo a un pequeño sector del 80% de la ciudadanía que es parte de las personas que trabajando durante toda su vida y generando impuestos, jamás han podido acceder a beneficios del Estado. El plan obviamente busca ayudar económicamente a algunas personas, pero estas tienen que demostrar haber estado ganando entre $ 500.000 y un millón y medio de pesos y acreditar que a partir de Marzo han visto disminuidos sus ingresos en 30% o más. Solo en caso de cumplir con esta condición, las personas pueden acceder  al bono, al mal llamado “préstamo” y a los beneficios para la vivienda y el CAE que el presidente Piñera anunció.

¿Qué pasa con quienes no ganan $ 500.00 o más? Muchos de ellos tampoco han sido ayudados con el IFE, no reciben cajas de mercadería, y no tienen ingresos. Se trata de personas que trabajaban en el mercado informal, o han quedado cesantes antes de Marzo del 2020. Recordemos que a Marzo, ya había 500.000 nuevos cesantes, lo que equivale casi al 5% de la población en Chile.

Si miramos este escenario con una visión técnico-teórica, puede parecer que un 5% de la población es un número insignificante. Sin embargo si miramos hacia la casa del frente, ahí donde vive esa familia que parecía estar bien pero desde hace días no vemos a nadie porque nos encontramos confinados en nuestros hogares, deberíamos preguntarnos si están comiendo, si tienen cubiertas sus necesidades mínimas.

Claro, todos tenemos el deber de hacer algo por la gente que se encuentra en nuestro entorno, en la medida de nuestras propias posibilidades. Pero ¿Es labor nuestra cubrir las necesidades provocadas por una situación de catástrofe en el que el propio Estado ha prohibido a la gente salir a trabajar y generar sus propios ingresos? ¿Podemos como personas cubrir todas las necesidades más urgentes de quienes realmente lo están pasando mal?

La Mesa de Tres Patas

Ante esta dramática realidad, Chile hoy puede ser considerado una mesa de tres patas. Coja y peligrosa al extremo que todo lo que aun se mantiene sobre su cubierta, ante cualquier movimiento puede caer abruptamente y hacerse pedazos.

La primera pata es la oposición. No toda, pero sí esa izquierda revolucionaria, que no quiere a Chile como nación, y que se encuentra peligrosamente enquistada en nuestro Congreso dictando leyes que nos afectan a todos los chilenos. Ellos han sabido leer muy bien las otras dos patas de esta tambaleante mesa y permanentemente les propinan golpes para que una de ellas caiga y, con ello, la estructura completa. La aprobación del 10% de retiro de los ahorros previsionales es uno de esos golpes. Probablemente el más contundente y la mesa ya ha comenzado a tambalear. Con sus manifiestos movimientos y golpes para botar el resto de las patas que sostienen nuestra débil mesa, la izquierda ha demostrado ser la más firme de las tres. Atacan día tras día y con tesón todo lo que permite que quede algo de estabilidad.

Pero eso no es todo: Astillas de las otras dos patas de la mesa se mostraron a gusto con el suave bamboleo provocado a la mesa con estos golpes, y poco a poco han comenzado a moverse pendularmente para ayudar a acelerar con su peso (voto y declaraciones) la caída.

La segunda pata es la Constitución. Una Constitución que ha demostrado funcionar, incluso en momentos como estos, cuando los propios parlamentarios han realizado modificaciones express a la misma carta magna, que aprueban en cuestión de horas al ponerse todos ellos de acuerdo. Esta pata se observa cada día más débil. Hoy es mirada con desprecio no solamente por esa izquierda de la primera pata, sino por parte de quienes se suponía la defenderían para conservar la institucionalidad y, sin embargo hoy votan favorablemente proyectos inconstitucionales.

La tercera pata es el Gobierno. Un Gobierno débil, temeroso, que acciona mediante resultados de las encuestas o, extorsionados por la violencia que alimenta la primera pata de esta mesa, o peor aun, por miedo a ser juzgados en el futuro por instituciones internacionales de Derechos Humanos. Puestas así las piezas del tablero, se entiende más el por qué el presidente Sebastián Piñera se ha acobardado en todos los ámbitos que le competen, incluido el propio respeto a la Constitución que juró defender al momento de asumir su mandato. Ejemplos sobran: indiferencia ante la destrucción del país a contar del 18 de Octubre, permisividad para que se instaure el terrorismo como mandatario en la Araucanía, no vetar leyes inconstitucionales a tiempo permitiendo que se transformen en bombas de tiempo para el futuro de Chile, etc. Una de estas bombas de tiempo es indudablemente la aprobación de este proyecto de retiro del 10%, el que garantiza el desplome completo de la economía del país y su estructura financiera, además de un daño irreparable a las futuras pensiones de los chilenos. No va a vetar la iniciativa, esta va a ser aprobada en el Senado y el propio Piñera firmará la Ley para publicarla. Porque no se arriesgará a que lo linchen públicamente las hordas.

En lugar de proponer planes de ayuda para todos los chilenos, se han cometido muchos errores por la premura ante la constante presión de la primera pata, que otorga 3 o 4 días para diseñar y anunciar medidas. Obviamente estas medidas son desprolijas y dejan siempre afuera a un porcentaje no menor de personas que realmente han sido afectadas tanto por la ineptitud del Gobierno para controlar la violencia en las calles, como por la posterior crisis producto de la pandemia.

El Gobierno, representado por su máximo y aparentemente único exponente, Sebastián Piñera, es la pata más débil de la mesa. La que ha permitido que el equilibrio no exista y ha colocado permanentemente en riesgo a todo el país, a la espera que algún milagro inesperado los salve. La pandemia fue un pequeño milagrito para detener momentáneamente  la violencia, sin embargo es un veranito de San Juan y los delincuentes ya han comenzado a asomar sus armas nuevamente con barricadas, molotovs y ataques a Carabineros y a la propiedad. El descanso existió, pero ya termina.

¿Cuál es la cuarta pata, la que falta?

En Chile falta algo que es propio de aquellos países que han podido sortear bien las crisis: la unidad.

Sin unidad de todos los sectores, incluso por parte de aquellos políticos que lo único que hoy quieren es derribar al Gobierno y a la institucionalidad sin importar las consecuencias para todos los chilenos, el país caerá. El desmoronamiento será de tal magnitud, que el Estado tendrá que hacerse cargo de repartir cajas de alimentos por muchos años, como única ayuda a la creciente masa de cesantes.

La unidad es la única característica de las sociedades sanas que permite que no se fragmente ni se auto-destruya. Sin esta, el futuro de Chile se ha puesto en riesgo para nosotros, y las futuras generaciones serán las que pagarán las más dramáticas consecuencias.

Para que exista unidad, primero debe imperar la responsabilidad. La aprobación del retiro del 10% solo evidencia el afán destructivo de la primera pata (la oposición), la falta de respeto hacia la Constitución que estos mismos personajes debían defender, evidenciando su traición a los chilenos y, el desgobierno que ha sido incapaz de administrar los programas sociales adecuados para evitar que la gente quiera sacar sus propios ahorros previsionales para sobrevivir, en lugar de diseñar y encausar planes de apoyo de forma correcta y transversal.

¿Existirá en Chile algún carpintero capaz de construir esta cuarta pata que necesita nuestra mesa, en medio de este terremoto político, social y económico?

Legítima Defensa ¿Quién impide el derecho?

Enrique Romo

Quizá el problema más grande que los chilenos honestos tienen hoy es no contar con el derecho de defenderse en forma contundente contra ataques que amenacen su integridad física, la de sus familias y vecinos, y su propiedad.

Una cierta perversidad ha buscado c-o-n-f-u-n-d-i-r (de fundir todo junto), es decir mezclar cosas que no son equivalentes y hacerlas equivalentes.

Esto comienza con el hecho que se confunde la protesta como expresión del derecho de expresión (que en ningún caso es absoluto), que se torna violenta con el derecho de expresión. Primero, no se considera que el ocupar una calle ya es una violación del derecho de libre transito de los demás, así como el crear desordenes y generar violencia que es una violación del derecho a una existencia tranquila, segura y pacífica. Cuando el Estado que tiene la obligación de defender los derechos de todos los ciudadanos, no lo hace hay una violación de los derechos humanos por omisión.

La historia perversa de la aplicación de los derecho humanos en este país, demuestra como se protege a los que realizan tanto actos de ocupación de espacios públicos, como actos de violencia, bajo el concepto del derecho a la protesta y de expresión que, en esta perversa versión, no permite una represión robusta y eficaz, porque inmediatamente le da paso a la denuncia de violación de los derechos de aquellos que cometen estos actos, poniendo en total segundo plano a la mayoría de los ciudadanos que deben sufrir la incomodidad, violencia, inseguridad e intimidación, sin que la ley los ampare, sin que el Estado se ponga de pie y desafíe la lectura tan parcial e injusta que los organismos -dichos especializados- en DDHH que favorecen tan claramente a los violentos y usurpadores que por casualidad siempre, eso es, 100% de las veces, son partidarios de políticas radicales de izquierda que creen que es legitimo chantajear y amenazar al gobierno legítimamente electo, e incluso lograr el poder por la fuerza, violando cada uno y todos los artículos de la constitución que rige al país.

Segundo, se confunde la “buena voluntad”, con no neutralizar decididamente actos de violencia que amenazan la integridad y propiedad de ciudadanos en la 9ª Región; por tener de alguna manera, o según alguna interpretación de sendos convenios firmados sin pensar en las consecuencias que tanto la firma de estos convenios como su aplicación, tienen sobre la gran mayoría de los ciudadanos en esa región. Cuando lo que se produce es idéntico a actos de terrorismo o de guerra, solo hay una opción y esa es usar todo el poderío armado del Estado para eliminar tales manifestaciones perjudiciales para personas, propiedad y desarrollo económico y social de la región.

Tercero, en actos de violencia a todas luces delictuales, sin motivación política, el sistema de justicia parece imponer los mismos criterios que en las circunstancias ya descritas más arriba, con el objetivo de reprimir eficazmente estos comportamientos tan dañinos para la comunidad. En todos estos casos se deja ver el fracaso del Estado como garantízador de los derechos de la ciudadanía.

¿Como corregir esta situación?

Lo fundamental es entender que los derechos no pueden ser “absolutos” sino acotados y dependientes de las consecuencias y motivación de los actos que hemos descrito con anterioridad.

Debe ser establecido que la garantía de mantener los derechos personales e individuales -es decir, derechos civiles, que se han dado a llamar derechos humanos, que de nuevo confunden los derechos naturales con lo que hoy son derechos asociados a actividad política militante y a derechos personales leídos como absolutos en el caso de delincuentes- deben ser garantizados por el estado o cualquier institución nacional o internacional, SOLO Y SOLO SÍ la persona que reclama tales derechos y recibe protección a los mismo por parte del Estado, NO VIOLE LA LEY CON SUS ACCIONES CONTRA LOS DERECHOS DE TERCEROS O LA PROPIEDAD DE ESTOS.

Los radicales pondrían el grito en el cielo ante tal propuesta, pero hay que preguntarse ¿existe otra forma de mantener un orden social razonable y ventajosos para todos, sin que el Estado puede actuar sin las limitaciones que observamos en estos días y que ofenden, incomodan y dañan profundamente a la gran mayoría de los ciudadanos de este país?

Las calles no son para ocuparlas arbitrariamente y sin autorización. La propiedad publica o privada, no existe para ser mancillada, destruida o dañada en cualquier forma que sea; y las regiones no existen para ser escenario de rebeliones o insurrecciones violentas y asesinas sin que el Estado intervenga con toda la fuerza de la ley.

Esta es la primera parte de la legitima defensa, es decir la defensa del Estado a favor de sus ciudadanos. La segunda parte, es la de los ciudadanos para ejercerla con el objeto de defender su persona, su familia y su propiedad.

Queda claro que la legitima defensa es interpretada de una manera totalmente desprendida de la realidad de las cosas. Falsas “proporcionalidades” entre contundencia del ataque y contundencia de la defensa parecen jugar un rol muy desventajoso para los ciudadanos honestos.

Si me atacan con un cuchillo y me defiendo con un revolver ¿he usado fuerza excesiva? Esta supuesta proporcionalidad es verdaderamente una perversidad. La interpretación no considera el estado mental y la motivación de lograr el objetivo del delincuente. ¿Importa entonces cómo y con qué uno se defienda y, más aun: ¿importa cuál sea el desenlace resultante en contusiones o heridas serias o incluso en el deceso del atacante?

No, no debería importar. Porque de acuerdo a lo propuesto, el atacante en el momento de actuar, debe perder todos sus derechos. Incluso el derecho a la vida, por lo que sea cual sea el resultado de la escaramuza, el que se defiende no tiene por que comparecer ante tribunales para justificar su acto de defensa, ni aquellos que puedan representar al atacante, herido o muerto, tampoco tienen ningún derecho de extraer compensación o resarcimiento alguno del que se defendía para frustrar el cometido del delincuente.

Este tema ha sido discutido inextenso en Italia y en España, donde la idea de la proporcionalidad de la defensa parece tener (o haber tenido) una importancia critica en la defensa de los que actúan en defensa propia. Mas aun, la evidencia sobre la delincuencia en ciudades americanas demuestra que, en aquellas ciudades y estados donde la segunda enmienda se hace valer y las personas tienen derecho a tener y portar armas, el numero de casos de asalto o robo violento es significativamente inferior a aquellas ciudades o estados donde se imponen limitaciones a la posesión y uso de armas de fuego.

En Chile, el control de armas ha sufrido modificaciones que han limitado el acceso a poseer y portar armas. Esto, sin duda deja a muchas personas en indefensión. Y mas aun, las limitaciones de su uso para legítima defensa, también hace que peligre la vida de personas honestas a favor de los derechos de delincuentes, violentistas o terroristas que no deberían tener validez de acuerdo a lo propuesto en este articulo.

Carta | La monarquía parlamentaria

Señor Director
Mientras la mayoría de la ciudadanía está abducida entre matinales y noticiarios que transmiten repetidamente información sobre la Pandemia las 24 horas del día, en la “cocina” de nuestro Congreso se fraguan discretamente leyes que van a transformar las bases e idiosincrasia que han forjado nuestra sociedad. La tan nombrada retroexcavadora, claramente visualizada a partir del 18/O, no se ha detenido y sigue su labor; aunque algo más silenciosa y con el gentil auspicio de parlamentarios oficialistas y de oposición.

Para una madre y ciudadana de a pie, responsable de ejercer su deber ciudadano y emitir su voto para conseguir ser “representada” en el Congreso por personas más idóneas y preparadas, resulta del todo frustrante constatar que, quienes en sus campañas electorales manifestaron sus idearios y convicciones (precisamente en los cuales confié, votándoles), hoy aprueban leyes que no sólo distan de lo prometido; si no aún peor, van en sentido totalmente opuesto perjudicándome directamente.

El “Proyecto de Ley de Educación Sexual Integral (ESI)” y el de “Garantías y Protección Integral de los Derechos de la Niñez y Adolescencia” que, entre otras materias sensibles, incorpora el polémico concepto de autonomía progresiva, pretende arrebatarme el derecho preferente de educar a mis propios hijos (que no por considerarlos “propios” son “objetos”, como acusó recientemente la Defensora de la Niñez).

Si mis “representantes” aprobaron la Ley del Sename II -que también considera este mismo concepto- ¿por qué he de creer que en estas próximas leyes, donde se establece como principio rector y obligatorio, no votarán en la misma línea? Si ésta es una “democracia”, ¿qué herramientas tengo a mi disposición para exigirles a mis “representantes” que sean al menos coherentes con el programa presentado durante sus campañas? En al actual escenario de confinamiento resulta imposible manifestarse públicamente.

Las cartas, no las leen o se responden casi de manera automática. Intentar comunicarse con ellos por teléfono es imposible; si uno tiene suerte, habla con sus secretarias… Sólo queda esperar 4 u 8 años más para castigarlos con el voto (si es que van a la reelección), mientras tanto, el daño ya está hecho y es imposible revertirlo. Para mí, esto no es una democracia, es una especie de monarquía con múltiples reyezuelos. Y la Pandemia, el escenario perfecto para hacer y deshacer a espaldas de la ciudadanía, que dicho sea de paso, no somos sus súbditos.

Francisca Alvarez T.

Necesito refugio, me persiguen por ser heterosexual

Columna de Izkio Redhat

Esta mañana, para distraerme mientras tomaba mi primer café, abrí el sitio Web de Emol para enterarme de todas esas cosas que poco de interés tienen. Sin embargo hubo una nota que me llamó la atención, y aun no termino de digerirla a pesar que el café se acabó hace largos minutos.

El artículo en cuestión lleva el largo título “Glosario LGTBI: Las palabras y precisiones lingüísticas que debes conocer para hablar sobre diversidad sexual”.

Luego de darle un vistazo por encima y leer los comentarios de lectores que acompañaban a tan “interesante” desarrollo del periodista a cargo de la misma, volví para leer la nota ya completa encontrándome con un diccionario propio, elaborado por la comunidad LGTB+ (las variaciones son infinitas) para imponernos a los heterosexuales la obligación de hablar en su idioma o, ser satanizados por pertenecer a la “heteronorma” de la heterosexualidad. Es decir, ser tratados de intolerantes, retrógrados y violentistas sexuales por ser hombre o mujer.

Todo esto con motivo del gigantesco escenario que se está construyendo en plena Plaza Baquedano para que esas comunidades celebren, en plena pandemia,  el “mes del orgullo LGTB+”. Para quienes no lo saben, la Intendencia de la Región Metropolitana rechazó este acto, sin embargo el Jefe de la Defensa Nacional Región Metropolitana, General de Ejército Carlos Ricotti, autorizó a la Fundación Iguales a llevar a cabo el acto.

No estoy seguro en qué momento ocurrió todo esto. El Gobierno nos tiene a todos confinados en nuestras casas, manteniendo dos metros de distancia entre nosotros cuando tenemos que ir a un supermercado (con salvoconducto), y con mascarillas para evitar ser contagiados, o contagiar. Sin embargo, se da autorización a un colectivo de movimientos sexuales para realizar su acto del “orgullo” en pleno centro de Santiago, donde los trabajadores que levantan la plataforma no portan siquiera mascarillas.

Ok, ya nos estamos acostumbrando. Si no son los gay, trans y otra amplia gama de desviaciones (entiéndase por desviación todo aquello que no se ajusta estrictamente a la norma; Lo aclaro para no ser ametrallado y colgado en la plaza pública), lo han sido los izquierdistas, los políticos populistas y el propio Gobierno que vienen pretendiendo desde hace años normalizar todo aquello que no es normal ni aceptable. Hablo de corrupción principalmente, niños, para que no queden dudas.

Pero regresemos. Ahora es parte de la aceptación obligatoria, conocer el vocabulario LGTB para no ser tildados de homófobos. Porque tengamos claro que hoy los heterosexuales somos vistos como sujetos sospechosos. Hay un gran grupo de activistas en pelota en las calles,  ONG’s, institutos como el INDH y jueces atentos a que no usemos mal una palabra, un concepto. Si criticamos o nos “equivocamos”, ¡A la horca!.

Lo que yo me pregunto, e imagino represento a todos aquellos que no son parte de un colectivo LGTB ¿Por qué se celebra el “mes del orgullo LGTB”? No me cabe duda que si propusiera celebrar el “mes del orgullo heterosexual”, ya tendría que comenzar a buscar refugio en algún país musulmán, uno de esos sultanatos donde estos movimientos y las feministas no critican ni visitan. Porque de tolerantes, los del LGTB no tienen nada cuando se trata de explicar por qué un país entero tiene que bailar a su ritmo, a pesar de no gustarnos esa música.

En fin, esto es parte de los cientos de errores que ha cometido este Gobierno, que se rinde ante las minorías para perjudicar a las mayorías. O en pocas palabras, el país y la ciudadanía les importa una alcayota.

Izkio Redhat

¿Pandemia o totalitarismo? – Columna de Opinión

Columna de Gokulesh Boudon

Columna de Gokulesh Boudon

Para nadie es indiferente lo acontecido con respecto al virus COVID-19 creado en la república comunista China, existe una gran tasa de contagio y ha afectado gravemente nuestras vidas pero ¿es tan letal como los medios nos muestran?

Veamos los hechos: Pandemia del griego pandëmía “reunión del pueblo”:Enfermedad epidémica que se extiende a muchos países y que ataca a casi todos los individuos de una localidad o región”, sin embargo no se menciona que realmente pueda ser letal. Solo se refiere a contagio, como una gripe o incluso la obesidad, y esa sí que es una condición que mata.

Desde EEUU hasta Italia han cuestionado el actuar de la OMS (https://www.youtube.com/watch?v=6mQMXKrL58k ) entidad que se encuentra  en tela de juicio por su estrecha colaboración con China y del cómo ocultaron lo que estaban haciendo en Wuhan( https://www.youtube.com/watch?v=tCMLOV_0P4k ). Incluso han amenazado a Australia si comienza a investigar el origen de ese virus. China, comportándose como mafia, amenaza sin mediar reparos. ¿Qué esconde realmente ese laboratorio y porque los medios no hablan del como se esparció el virus? ¿Por qué tanto silencio?

Debemos considerar que la OMS está a cargo de un político de izquierda, etíope, quien tiene un extenso prontuario ( https://www.youtube.com/watch?v=a7OQ-T0KLtc ). La OMS es la misma organización que promueve el aborto y la ideología de género para el occidente. Conociendo estos detalles ¿por qué Chile debe seguir sus protocolos? ¿es que acaso no tenemos médicos especialistas que puedan crear planes de acción acorde a las diferentes situaciones, en lugar de seguir órdenes de entidades no democráticas (no elegidas por los chilenos)?

A los médicos y científicos que cuestionan sus dictámenes, se les marca de por vida y hasta amenazan con arruinar sus carreras (https://www.bitchute.com/video/6K2k5o5usDHb/).

Señor lector, le hago la siguiente pregunta: cuando fue a votar ¿en alguna parte se mencionaba elegir a la ONU o alguna de sus Ong’s? si la respuesta es NO ¿por qué entonces el gobierno se arrodilla ante esas organizaciones? o es que tener el apellido de “organización internacional” les da la potestad de pasar por encima de nuestras legislaciones o ¿Existe un contrato entre políticos que les otorgaría cargos con jugosos sueldos a los políticos que son luego desechados, a cambio de modificar nuestra institucionalidad? Porque muchos de los políticos y jueces en Chile han demostrado ir por el carril de la corrupción, al no actuar de acuerdo a valores como el amor a la patria.

Desde el segundo gobierno de Michelle Bachelet, hoy alta comisionada de los tan usufructuados DDHH, se ha evidenciado esa falta de valores, apegándose  a la agenda 2030. Se trata de una agenda globalista a la cual el país se encuentra suscrito sin haberle preguntado a ningún chileno de lo que se trataba y las consecuencias de esos tratados. Estados Unidos,  con el presidente Donald Trump, ha cortado el financiamiento a la OMS por el ocultamiento de información y lógicamente los medios no esperaron para atacar sin cuartel al presidente, como perros rabiosos a quienes se les quita el bozal, editan y redactan el discurso globalista para quienes se atreven a defender los valores occidentales como la cristiandad, la familia y la soberanía de las naciones atacando con eufemismos como “racista, facista, misógeno, homófobo, xenófobo”  entre otros términos que no tienen sentido alguno, solo cargados de una hipersensibilidad e irracional sentimentalismo el cual nubla el sano juicio.

Nombres como Bill y Melinda Gates están saliendo a la luz quienes entre durante el año 2019 hicieron un simulacro de pandemia de corona virus (https://d.elhorizonte.mx/internacional/simularon-la-pandemia-2-meses-antes-causa-polemica-evento-201-en-nueva-york/2825341), curiosamente la fecha coincide con el día que el estallido de violencia ocurrió en Chile.

El mismo Bill Gates declara que las vacunas que él financia y reparte son para “bajar la tasa de población mundial”. Tenemos otros informes desde Italia desde donde 2 diputados de ese país demostraron la falsedad de los informes médicos que estuvieron dando vueltas en los medios y alarmando a la población, dónde el 90% de los fallecidos no murieron a causa del virus chino y así como también dieron a conocer como Bill Gates está creando este problema para vender vacunas que supuestamente son para “curar”. Muchos parlamentarios presentes en esas audiencias comenzaron a atacar a los parlamentarios italianos ( https://www.bitchute.com/video/P4qk62jUhO1R/ ; https://www.youtube.com/watch?v=cAyNdvE5X7I).

Mi mente no puede eludir la siguiente pregunta: “Los Gates ¿acaso son médicos? ¿son genetístas? ¿o virólogos?” No he escuchado ni encontrado ninguna evidencia de ello. Entonces ¿por qué se les da tanta pantalla? la respuesta es simple: El 70% de los medios de comunicación están en manos de las élites de archimillonarios como el caso de Ted Turner dueño de CNN. Curiosamente esos medios comulgan con las políticas y estrategias progresistas.

El terror implantado por los medios es la punta de lanza para que gobiernos proclives al globalismo aparezcan como un mesías, ofreciendo la panacea a cambio de eliminar libertades como el libre tránsito o incluso el hecho de salir a caminar a respirar aire puro o, simplemente cambiar de ambiente. Para nadie es grato estar permanente encerrado, como bien lo obliga China a sus ciudadanos controlando hasta a través de celulares lo que se habla o escribe con un sistema de puntos para las “dádivas” del régimen comunista (https://www.youtube.com/watch?v=2xTKihfCzxk).

Esta misma estrategia es la que está implementando el presidente Sebastián Piñera en Chile con su brazo “derecho”. Aunque, seamos claros, se trata de su brazo “izquierdo”: el anestesista Gonzalo Blumel. Ambos nos llevan por el carril para eliminar nuestra vida privada. Esto se evidencia cuando hoy pretenden seguir a cada chileno a través de nuestros celulares para que la cuarentena “sea efectiva” (https://www.latercera.com/nacional/noticia/movilidad-y-celulares-el-tema-que-evalua-el-gobierno-para-contener-los-contagios/VUNKV76YFZGKFNZM2W6HOF7ISE/). 

Las cuarentenas son válidas y necesarias, pero sólo útiles para quienes están contagiados y no para los sanos. Debemos considerar que las cuarentenas masivas NO SON EFECTIVAS. ¿En qué momento este Gobierno comenzó su camino al totalitarismo, o la dictadura? ¿Cuándo se nos preguntó si estaríamos de acuerdo en que nuestra libertad esté maniatada por los políticos?.

Ya nos tienen bombardeados con el mal llamado “distanciamiento social”, que en términos simples significa el alejamiento o aislamiento del prójimo, o a la “nueva normalidad”, intentando imponer su sesgada y retorcida visión de la vida real y aceptar lo que las élites dictan desde la sombras al resto del mundo.

Debemos volver a nuestra vida normal como era antes de octubre del 2019 o incluso antes del primer gobierno de Michelle Bachelet, recuperar nuestra economía, nuestros valores, entender lo que está bien de lo que está mal. Además de los millones de dólares que se desperdician, cuántos chilenos están padeciendo la soledad y la pobreza en sus casas… son miles. 

Es hora de deponer a aquellos que en el Estado y los medios atacan constantemente el orgullo nacional, el amor a la patria y el respeto de los valores que fundaron Chile.

La libertad no es un derecho, es un regalo que debe ser protegido, resguardado y defendido con responsabilidad y, siempre teniendo en cuenta que el enemigo tanto interno como externo quiere eliminar nuestra independencia para gobernarnos a su antojo. Porque odian que no haya “esclavos” que sirvan al Estado o régimen.

Gokulesh Boudon

(las opiniones vertidas por los columnistas no reflejan necesariamente nuestra posición o pensamiento y, corresponden a su entera responsabilidad)

Carta de Enrique Romo reclamando a TVN

CARTA AL DIRECTOR

Señores TVN 24 horas:

Tengo que expresar mi disgusto con el nivel de desinformación y parcialidad que han utilizado en cubrir los eventos en EEUU, luego del terrible asesinato del Señor George Floyd. Su reporteo adolece de una falta significativa de balance periodístico. Hay cientos de lideres de la comunidad negra que ofrecen una versión muy distinta a la imagen que Uds presentan. No solo eso, son negligentes en no presentar el punto de vista de aquellos que han visto sus negocios destruidos y vandalizados (que son muchos), y tampoco han hecho hincapié en el peligro que las manifestaciones tienen en el contexto actual de la epidemia del Covid-19.

Creo que el sesgo editorial es muy grande, la imprecisión en el reporteo es francamente alarmante y lo más importante, pareciera ser que sus profesionales gozaran de poder culpar al presidente Trump de estos hechos, quien ha reaccionado con una actitud de buscar justicia (desplegar al departamento de justicia y al FBI para que investigue a fondo) y de poner orden ante el saqueo y vandalismo observado, que son las cosas que un mandatario está llamado a hacer por obligación constitucional.

Se exhibe en todo esto una ignorancia supina al no entender la naturaleza federal de ese país ni tampoco de ver como la conducción tanto de la pandemia como de los hechos post homicidio Floyd, por parte de los estados dirigidos por gobernadores demócratas, ha sido la mas deficiente e ineficaz, mientras que al mismo tiempo se realzan las voces de oposición como la del Senador Schumer, un senador que si no fuera por su participación negativa y obstruccionista, no tendría nada que aportar. La conducción del gobernador del estado de NY, Andrew Cuomo y la total incompetencia del alcalde de Nueva York, Blasio, son materia de reportaje serio ya que su incompetencia no solo ha hecho que Nueva York sea el “epicentro” de la pandemia, sino también de las manifestaciones mas violentas y vandálicas.

Esto NO es casual, pero Uds. ni siquiera rascan la superficie de este asunto. Por ejemplo ¿sabían que Blasio, al comienzo de la pandemia, disminuyó el numero de trenes del Subway, haciendo que hubiera mas hacinamiento en los mismos y por ende mas posibilidades de contagio, cosa que sucedio? Y ¿dónde estaba entonces el informe de 24hrs? Nowhere! Señores, han sido negligentes y no han hecho su trabajo. Son un organismo de noticias. Pues bien, dennos las noticias de manera mínimamente objetiva, no sesgada.

No tengo esperanzas que Uds. escuchen lo que digo y que lo traten con la consideración que se merece. Desgraciadamente el periodismo que se practica en su casa, como en los medios chilenos en general es la practica política del progresismo, por otros medios, fingiendo seriedad y objetividad. En eso están a la par de los desgraciados medios americanos. Y Uds, están conectados con ellos.

Un ejemplo para esto es citar a Jimmy Fallon, un payaso para todo efecto práctico. Un militante demócrata anti Trump, que no pierde ocasión en una crisis para ser mas sesgado y cínico. No señores, esas NO son fuentes. Por qué no contactar a la sobrina de Martin Luther King, que es una verdadera líder de los derechos civiles y representante de la comunidad negra, o… a intelectuales informados y serios como Thomas Sowell o Victor Davis Hanson, que entienden lo que EEUU es, y por lo que esta pasando… ¿Por que no?

Enrique Romo

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol