Oposición critica irracionalmente medida de ayuda a familias con cajas de alimentos

Oposición critica irracionalmente medida de ayuda a familias con cajas de alimentos

Los representantes de diversas organizaciones de oposición y los presidentes de los partidos políticos de izquierda entre los que se encuentran el PS, el PPD y el PR, no dejaron pasar la oportunidad de criticar al Gobierno por la entrega de 2,5 millones de cajas de alimentos a las familias más vulnerables del país.

Uniéndose al populismo de algunos alcaldes, estas personas optaron por criticar la medida señalando que el anuncio del Presidente de Chile queda solamente en eso: un anuncio comunicacional pero nada efectivo, pues “no se preparó la logística necesaria para atender esta ayuda”, sin considerar que el anuncio se realizó hace apenas unos días y ya se han entregado casi un millón de cajas.

La tendencia de las autoridades de izquierda a descalificar cualquier acción del Gobierno los lleva a mostrarse como personas ávidas por menoscabar cualquier iniciativa que provenga del Ejecutivo, con el solo afán de hacer caer la imagen de Sebastián Piñera ante la ciudadanía, aunque la visión que tiene la misma de estos políticos está bastante desacreditada, justamente por este comportamiento destructivo que en nada ayuda a resolver problemas ni inconvenientes.

Los ciudadanos, o “el pueblo” como ellos los llaman, esperan soluciones y no críticas permanentes desde hace tiempo, mucho antes de la crisis sanitaria. Sin embargo el modo de accionar que han tenido los ha llevado a ostentar sólo un 3% de aprobación de parte de ese mismo “pueblo”, cifra que mostrada así no se ve tan dramática como lo sería si se escribe como realmente debe exponerse: 97% de los chilenos, es decir aproximadamente 17.460.000 chilenos repudia el accionar de los políticos.

Uno de los políticos que más ha llamado la atención durante las últimas 24 horas es el alcalde de Recoleta, Daniel Jadué, a quien al parecer su origen árabe y “sangre azul” (como el mismo lo expresara hace un tiempo en TV) no le permite ver las reales necesidades de su “pueblo”. Ayer en su cuenta de Twitter publicó que todo estaba mal en las cajas porque no contenían toallitas femeninas y que eso era un sesgo de género. Es decir, como fiel comunista que es, superpone la ideología y la paridad de género a las necesidades reales de millones de personas en el país.


Lo que exprese una persona con ese nivel intelectual en realidad no tiene mayor importancia, como sí podría tenerla el grupo de representantes de partidos políticos de izquierda, compuesto por Heraldo Muñoz (PPD), Álvaro Elizalde (PS) y Carlos Maldonado (PR). Todos ellos emitieron el día sábado una declaración pública criticando al primer mandatario por la demora en la entrega de las cajas con alimentos ya que, de acuerdo a su criterio, todas las cajas deberían haber sido entregadas al día de hoy en todo el territorio nacional. Comprendiendo que una situación así sería el ideal porque se podrían atender rápidamente las necesidades de millones de familias,  también hay que entender la imposibilidad de que sea un hecho. Hacer confluir millones de unidades de insumos y armar 2,5 millones de cajas con esos alimentos e ítemes de limpieza no es tarea fácil, aunque así lo quiera hacer ver la izquierda al “pueblo”.

Lo que no comprende esta izquierda desbocada y destructiva es que ese mismo “pueblo” ya los tiene medidos, bajo la lupa, y preparando su expulsión de la política en las siguientes elecciones.

Editor La Vereda

Hoy 27 de Abril Carabineros de Chile cumple 93 años

Del sacrificio somos emblema, Carabineros de la nación…

Esta sección del himno de Carabineros de Chile define de manera perfecta lo que es la labor de miles de hombres y mujeres apostados a lo largo del territorio nacional que han hecho de la vocación de servicio su vida, haciendo patria, velando nuestros sueños, enfrentando situaciones y climas adversos, trabajando más horas de las que trabaja cualquier Chileno, muchas veces sin agua y sin comida. Sin duda Carabineros de Chile es una de las instituciones más sacrificadas de la nación y hoy a 93 años de su nacimiento un 27 de Abril de 1927, cumple un nuevo aniversario la que es una de las instituciones más prestigiosas de este país.

El 27 de abril de 1927, el general Carlos Ibáñez del Campo en su calidad de vicepresidente de Chile, firmó el decreto con fuerza de ley N°2.484, que fusionaba los servicios policiales y carabineros, formando una sola institución llamada “Carabineros de Chile”.

Sin embargo, la labor policial o de resguardo de la seguridad ciudadana, mediante la acción de un personal calificado para dichas tareas, se remonta a los inicios de la conquista española. Fue don Pedro de Valdivia, quien el 25 de abril de 1541 nombró como “Alguacil Mayor” al capitán Juan Gómez de Almagro.

Es interesante transcribir el documento donde se registra esta designación de Juan Gómez de Almagro, cuyo original se conserva en la actualidad en el Archivo Nacional Histórico. Interesante porque en él, el primer gobernador del Reino de Chile especifica las características “personales” que Gómez de Almagro reunía para ser nombrado jefe de la labor policial de los recién llegados y, que hoy, son reivindicadas como los valores exigidos al personal, que pretende ejercer y que se desempeña en las labores en Carabineros:

Extracto de Libro Becerro. Acta del Cabildo de Santiago del 25 de abril de 1541:

“Pedro de Valdivia, teniente de gobernador y capitán general de esta provincia del Nuevo Extremo por cuanto al servicio de Dios y S.M., e al bien universal de su vasallos, conviene haya oficiales y ministros para ejecutar la justicia real en esta ciudad hay necesidad de una persona que ejercite e use el oficio de alguacil mayor, que sea hábil e suficiente, temeroso de su conciencia y celoso del servicio de S.M. Y porque vos, Juan Gómez sois persona de honra, y la habéis sustentado y sustentais después que os conozco, y sé que es muy bien empleado el tal oficio en vos, porque sabréis muy bien servir a S.M…Por tanto, por la presente elijo, nombro y proveo en nombre de S.M., por su alguacil mayor en dicha ciudad de Santiago del Nuevo Extremo…” (1)

Una vez consolidada la organización del Estado nacional, Don Diego Portales siendo Ministro del Interior, formó el “Cuerpo de Vigilantes de Policía”, destinado especialmente al combate de los delitos que por entonces azotaba el centro y sur del país producto de los años de guerras independentistas y de las luchas civiles por la organización política nacional.

Soldado Cívico, 1864. Museo Histórico

El Cuerpo de Vigilantes, se considera en la historia policial de Chile, como la etapa en que se consolidó la institucionalidad del combate contra la delincuencia.

Los primeros años del siglo XX, vieron nacer nuevos órganos policíacos. El 24 de mayo de 1902 nació el Regimiento de Gendarmes y el 5 de febrero de 1906 pasó a llamarse Regimiento de Carabineros y, posteriormente, Cuerpo de Carabineros, que desarrollaba su actividad protectora desde el norte grande hasta Chiloé.

Original decreto con fuerza de ley N°2.484, conservado en el Archivo Nacional Histórico

Así llegó el 27 de abril de 1927 en que se estableció lo siguiente:

“He acordado y decreto:

1° Fusiónese los servicios Policiales y Carabineros, formando con su personal, dependencias, armamentos y demás elementos, una sola institución que llevará el nombre de “Carabineros de Chile”.

2° Estas fuerzas así fusionadas se organizarán en Escuadrones, Cuerpos y Regimientos, cuya distribución, dotaciones, obligaciones y atribuciones se detallarán en los reglamentos que se dictarán al efecto por el Ministerio del Interior…” (2)

De esta forma nace Carabineros de Chile, una institución que hoy cumple 93 años al servicio de la ciudadanía.

Vaya nuestro saludo y mejores augurios desde todo el personal que trabajamos día a día a este lado de La Vereda.

¿Qué actividades, películas o series recomiendas durante la cuarentena?

Invitamos a cada uno de nuestros lectores a compartir ideas para no volverse locos mientras dure la cuarentena que hoy ya tiene a todos los habitantes de nueve comunas del país encerrados en sus casas y también durante el toque de queda para los demás.

Una rutina de ejercicios también es buena recomendación, pero hay que respetarla!

Hay buenas ideas para pasarla bien solos, en familia, y también para los niños, a quienes hay que mantener entretenidos antes de que comiencen a destruir la casa. Bueno, algunos de nosotros también podríamos caer en eso…

Algunos se quieren convertir en youtubers, otros en generadores de memes. En mi casa estamos cortando los cuadros en pedacitos para convertirlos en puzzles!!! Mi vecino jamás ha cantado pero ahora está convencido que es cantante de ópera.

Y si ya piensas que lo has hecho todo, probablemente tengas una buena serie para recomendar a los demás ¿o quizá lo tuyo es la cocina, o un buen libro?

Comenta abajo qué propones para pasar un buen rato solo o en familia, y mira las ideas que otros lectores proponen!

Los políticos chilenos son desadaptados sociales, tienen que irse

Diversos actores de la ciudadanía se encuentran molestos. Y no es para menos, con todo lo que está pasando en el mundo donde en Italia ya mueren más de 600 personas cada día por el Covid-19, y en Chile comienza a crecer el contagio con niveles que preocupan a todos, y además con consecuencias económicas muy difíciles de dimensionar para el país y las personas, parece increíble que estas personas que se han apernado a los sillones del Congreso ganando casi 20 millones mensuales entre dietas y beneficios sigan en discusiones políticas, usando la calculadora en cada decisión, y absolutamente despegados de la dura realidad que vive todo el resto de Chile.

Mientras el Gobierno está “haciendo la pega” enfocado 100% en monitorear y tomar decisiones minuto a minuto de acuerdo a los acontecimientos asociados con la pandemia, las Fuerzas Armadas y Carabineros también enfocados completamente en mantener el orden público y tomar las medidas para impedir que el contagio se expanda más rápidamente, los políticos en el Congreso y los que están a la cabeza de los partidos, prácticamente todos, siguen trabajando en base a la calculadora política viendo cómo obtener beneficio de esta tragedia mundial.

A partir de esta semana todo cambió. No solamente en Chile, sino en el mundo entero. Sin embargo nuestra casta política aun no se entera, y los vemos enfrascados en las mismas discusiones de siempre: que la paridad en las jefaturas regionales para la catástrofe, que si el plebiscito conviene hacerlo ahora o después, que los empresarios se verían beneficiados si entregamos tal condición o quitamos esta otra, que vamos a recaudar menos impuestos si posponemos el IVA o pago de contribuciones, etc.

Los ciudadanos por nuestra parte, estamos preocupados por lo que se viene. Es obvio que tendremos periodos de cuarentena y que debemos respetarlas. Es mucho más que de sentido común que la mayoría del comercio esté cerrando puertas y no se sepa cuándo las van a volver a abrir, o si realmente volverán a abrir algún día. La mayoría de la población comienza a quedarse en sus casas, muchos están quedando o quedarán sin trabajo luego de que este abrupto cambio en la vida de los chilenos comience a pasar la cuenta porque no todas las empresas tienen las espaldas suficientes para soportar dos, tres, cuatro o más meses pagando sueldos y gastos y, como consecuencias a la vuelta de la peor parte ya serán miles de Pymes y pequeños emprendimientos quebrados sin posibilidad alguna de revivir.

Los independientes, desesperados y de brazos cruzados, en las actuales condiciones es imposible “crear” algo, salvo contadas excepciones. La mayoría dejará de recibir ingresos y no podrá pagar a quienes dependen de ellos.

A toda esta realidad ineludible se une la incertidumbre. No saber cuándo terminará todo, y cómo terminará, provoca angustia.

Pero hay algo real: el virus llegó para cambiar nuestras vidas, y la mayoría estamos dispuestos a someternos a dichos cambios porque entendemos que no hay otra salida y debemos incluso aprovechar las oportunidades que nos trae a nuestras vidas. A pesar de todo el descalabro económico que trae aparejado, entendemos que esta es la oportunidad para detener el tren a exceso de velocidad que estaba moviendo la sociedad toda, no solo la chilena.

Por otro lado tenemos a los políticos. Ya al tanto de sus movimientos y comportamientos, podemos considerarlos desadaptados sociales al no alinearse ni actuar en consecuencia con el resto de la sociedad. Mientras el resto de los chilenos mira con preocupación el futuro y espera que los políticos, que son quienes tienen la sartén por el mango, actúen para buscar las soluciones y medidas de mitigación más acertadas, los vemos discutiendo POLÍTICA, esa “ciencia” que sólo favorece a las cúpulas y empobrece a las bases.

Entre ayer y hoy, los políticos en el Congreso y desde los partidos se han dedicado a criticar las medidas del Gobierno para mitigar el avance del Coronavirus, o a denostar las designaciones de los jefes zonales para enfrentar la catástrofe.

Pero “no sólo de coronavirus vive el hombre”, pensarán estos iluminados:  además siguen legislando con leyes express e incluso cambios constitucionales para correr las fechas de todas las elecciones que se vienen por delante. La del plebiscito por ejemplo, la fijaron sin consulta a la ciudadanía (nuevamente) para el 25 de Octubre, y desde ahí viene una sucesión de nuevos procesos eleccionarios que cuestan miles de millones y millones de dólares al país, y que sólo están para satisfacer sus propias ambiciones.

¿A quién le importa realmente el plebiscito en este momento? Sólo a los políticos, porque los ciudadanos entendemos que ahora nos toca bajar la actividad del país, sobrellevar una larga época de pobreza que se nos viene encima, y luego reconstruir la sociedad desde un nuevo punto de vista, más humano.

No podemos seguir dependiendo de este tipo de personas, lamentablemente a Chile le tocó la peor generación de políticos de su historia. Ante la peor pandemia del siglo y que nos toca fuerte y duro, siguen en sus rencillas ideológicas y una vez más, abandonan al “pueblo” al que constantemente acuden para efectuar sus promesas. Nuestro políticos no están a la altura, y a contar de este punto no deberían estar al frente de las decisiones país.

EDITORIAL

 

Estado de Catástrofe y la Crisis de Violencia en Chile

El Chile que conocíamos hasta el 18 de Octubre de 2019 cambió. A contar de una acción iniciada por los estudiantes en Santiago para evadir el Metro por un alza de algunos centavos de dólar, se develó lo que con el paso de las semanas demostró ser un plan mucho más profundo para intentar derrocar el Gobierno de Sebastián Piñera, Presidente democráticamente electo dos años antes.

El saqueo de todo tipo de comercio e incendio de supermercados y farmacias todos los días durante 5 meses de revueltas demostró que uno de los objetivos era interrumpir la cadena de abastecimiento del país, mientras las protestas en las calles mantenían ocupadas la las fuerzas de orden que eran superadas por el impedimento que los organismos de derechos humanos les imponían para que no pudiesen utilizar prácticamente ningún arma sin ser públicamente juzgados como represores y violentos. El Gobierno no ayudaba, de hecho se hacía parte de las denuncias contra los Carabineros presionando para que los dieran de baja aun cuando los casos por los que eran acusados no tenían sustento jurídico y además correspondían en la mayor parte de los casos a defensa propia cuando los efectivos eran atacados con todo tipo de elementos contundentes, disparos de balines, armas de fuego y bombas molotov.

Este era el escenario que se vivía en Chile hasta el día 19 de Marzo, cuando a partir de las cero horas entró en vigencia el estado de excepción constitucional de catástrofe por 90 días.

Bajo este estado de emergencia, altos mandos militares tomaron el control de cada Región del País con el objeto de impedir que el Coronavirus aumente explosivamente la cantidad de contagiados y así evitar que el sistema de salud colapse por la alta de manda. El Estado de Catástrofe exige a los Jefes de Zona que fuercen el cumplimiento de las medidas que han sido emitidas desde el Gobierno. Entre ellas se encuentra la prohibición de reunión para más de 50 personas, por lo que las protestas, manifestaciones y enfrentamientos por parte de grupos violentistas puedan actuar nuevamente en su ataque a Carabineros. Esta vez son los militares quienes tienen el control en las calles.

Hoy la estatua al General Baquedano, que había sido tomada como trofeo durante 5 meses por delincuentes y antisociales, amaneció repintada, limpia y los chilenos esperan que sea un faro, un ejemplo a seguir para recuperar nuestras calles y espacios públicos para toda la ciudadanía.

El Estado de Catástrofe que rige en Chile busca frenar el avance del Covid-19, y pronto los jefes de regiones podrían dictar cuarentenas, cierre total del comercio y otras medidas como toque de queda para forzar a la población a evitar el contagio masivo. Tienes las atribuciones para hacerlo y es muy probable que en muchos casos se tenga que llegar a esos extremos, por el bien de la ciudadanía.

Pero también tiene implicancias económicas graves para el país. Ya antes de que esta crisis sanitaria explotara dentro del territorio, Chile venía sufriendo graves consecuencias económicas debido a la destrucción de casi 100 estaciones del Metro de Santiago, microbuses, pequeños comercios, tiendas de retail, bancos, farmacias, fábricas e industrias. Incendios, saqueos constantes se sucedían día tras día. A pesar de la temporada de vacaciones disminuyeron en intensidad pero no cesaron.

Lo anterior produjo una situación de inestabilidad que creó sobre 500 mil nuevos cesantes atribuidos directamente a la crisis de violencia que se estaba viviendo. Hoy esta situación se ve agravada con la llegada del Coronavirus y el estado de catástrofe que causará serios problemas a los dueños y trabajadores de pequeñas y medianas empresas, donde no hay seguridad que se cuente con la capacidad para mantener los empleos durante un periodo de inactividad total que podría prolongarse por hasta cuatro meses. Hoy Viernes 20 de Marzo se agregó como medida preventiva para evitar la expansión de los contagios, el cierre completo de todos los restaurantes, pubs, cines, teatros y toda actividad (deportiva por ejemplo) en la que se congregue gente, para todo el territorio nacional.

La crisis de violencia y destrucción vivida por el país durante cinco meses ininterrumpidamente, El Coronavirus, y ahora el Estado de Catástrofe, se convierten en un peligroso cóctel para Chile. Ningún país está preparado para soportar y reponerse en buen pie de una mezcla de acontecimientos así de agresivos para la ciudadanía. Significará indudablemente un cambio importante en la vida de todas las personas, y es de esperar que los políticos dejen de lado su pelea de área chica para enfocarse de una vez en lo que realmente importa a todos los chilenos, trabajando por la unión en lugar de hacerlo para mantener dividida a toda la ciudadanía para satisfacer sus propios intereses partidarios.

Chile primero, señores políticos.

Editor La Vereda

EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol