¿Cambiaron los hábitos de consumo inmobiliario producto del COVID─19?

Quienes trabajan en el sector inmobiliario están de acuerdo en algo: la pandemia del COVID─19 cambió varios hábitos de consumo en el mercado inmobiliario nacional.

 

Así lo explica el destacado experto inmobiliario Enzo Langer, quien señaló que, en general, las personas ahora evitan vivir cerca del centro de las ciudades y en espacios demasiado reducidos, aun cuando deban invertir más tiempo en los traslados, desde el hogar, a sus casas.

“La pandemia revalorizó la vida familiar, el silencio y el aire libre. Eso, sumado a la preocupación por no contagiarse de coronavirus, hizo que nuestros clientes se replantearan sus prioridades, a la hora de buscar el inmueble que necesitaban”, comentó Enzo Langer.

Anuncio

 

Por lo mismo, en la actualidad, los proyectos inmobiliarios más solicitados en su empresa son aquellos que consideran viviendas más amplias, y en terrenos alejados del radio urbano.

 

¿Qué significa esto?

Según Enzo Langer, este cambio en los hábitos de consumo de los futuros propietarios fue advertido en primera instancia en Europa y China que experimentaron la primera ola de la epidemia de COVID─19 meses antes que los chilenos.

 

Comentó que en esos países, los habitantes, preocupados por las altas tasas de contagio en el centro de las urbes, optaron por emigrar hacia el oriente y el poniente de las ciudades, e incluso, a otras localidades. “En nuestro país ese es un fenómeno que vemos a diario con los clientes. El interés por las viviendas en Providencia y Santiago centro, por ejemplo, bajó cerca del 30 %. La gente ahora prefiere comunas más alejadas del centro, e incluso fuera de Santiago” enfatizó el experto.

 

Diversificar propuesta

Asimismo, Enzo Langer comentó que debido a la crisis propiciada por el COVID─19, las empresas inmobiliarias en general se han visto obligadas a diversificar sus propuestas de negocios, ofreciendo a sus clientes tarifas más flexibles y mayores facilidades de pago.

 

En este sentido, el experto resaltó que estas medidas fueron de gran ayuda para enfrentar la caída en la demanda. “No es algo menor. Según un estudio de Yapo, entre enero y marzo de este año, los precios de los inmuebles en el gran Santiago registraron una caída de hasta un 44 % producto de la pandemia. Ese es un dato que no se puede obviar a la hora de planificar negocios”, aseguró Langer.

 

Datos que respaldan esta tendencia

Además, señaló que esta información se condice con el último reporte de la Cámara Chilena de la Construcción, que aseguró que la venta de viviendas, entre abril de 2019 y abril 2020, descendió en un 66,4 %.

 

“Si lo piensas detenidamente, es un fenómeno lógico, dadas las condiciones extremas en las que estamos viviendo. Tradicionalmente, en el rubro inmobiliario eran las visitas a las salas de venta, las que generaban rápidamente los cierres de negocio. Todo ello debió mutar hacia lo digital, y hay que reconocer que a las empresas inmobiliarias nos falta modernizarnos más en esa área. Estamos avanzando, pero a una velocidad menor de la que nos gustaría”, expresó Enzo Langer.

 

¿Qué se espera para los próximos meses?

Sobre los vaivenes del mercado inmobiliario en los siguientes meses, Enzo Langer comentó que no se pueden hacer predicciones, pero la actual tendencia “nos invita a repensar nuestros proyectos y darles un sello mayor de compromiso con el desarrollo sostenible, económico y social”.

 

A su juicio, sólo de esta forma el mercado alcanzará una meseta y podría iniciar su camino a la recuperación.

Comparte, difunde!
(nos reservamos el derecho de moderar los comentarios. Todo comentario expresado con respeto es muy bienvenido)
EnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsEspañol